Autor: Moreno, Amado. 
 Mañana regresa Gutiérrez Mellado a Madrid. 
 La superbase militar, probablemente en Gran Canaria     
 
 Informaciones.    08/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

MAÑANA REGRESA GUTIERREZ MELLADO A MADRID

LA SUPERBASE MILITAR, PROBABLEMENTE EN GRAN CANARIA

LAS PALMAS, 8 (INFORMACIONES, por Amado Moreno).

Alas diez de esta mañana ha partido, por vía aérea, hacia Fuerteventura el vicepresidente del Gobierno y

ministro de Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, acompañado de las primeras autoridades

militares de la región. En el puerto del Rosario ha visitado el cuartel Don Juan de Austria de la Legión.

Posteriormente, también por vía aérea, continuó hacia Lanzarote, isla en la que girará visitas a los

acuartelamientos militares. Desde allí continuará rumbo a Madrid mañana por la mañana, finalizando de

este modo su prolongada estancia en las islas Canarias.

«¿ Usted qué cree?, contestó Gutiérrez Mellado, irónicamente, mientras esbozaba una más que

significativa sonrisa a la pregunta: ¿La base naval será construida en Gran Canaria?. El «¿usted qué

cree?» de Gutierre? Mellado fue más que suficiente: todos sabíamos que equivalía a un «sí, por

supuesto».

Gutiérrez Mellado había salido con si capitán general de Canarias, Prada Canillas y las primeras

autoridades militares de la provincia desde Las Palmas, sobre las diez de la mañana para visitar la base

aérea de Gando y desde allí subir a la batería de artillería, que está ubicada sobre el más elevado mirador

natural de la zona. Allí escuchó las explicaciones de los técnicos sobre las condiciones de la zona

comprendida entre Punta de las Monjas y Roque de Arinaga, marco en el que será construida la zona

aeromarítima de Canarias, por la que tanto suspiran los vecinos de Aguimes y pueblos aledaños, por las

posibilidades de empleo, que ofrece a los parados del sector.

Tras recibir explicaciones y otear desde las alturas el magnífico panorama de uno de los lugares más

bellos de Gran Canaria, Gutiérrez Mellado aceptó la invitación de los periodistas para contestar a unas

preguntas. «Yo no tengo nada importante que decir —opuso —, pero si ustedes se empeñan...»

Y comenzó el «tiroteo»: —¿Hay solución definitiva para la ubicación de la base aero-naval de Canarias?

—Estamos haciendo un profundo estudio del tema. Esa es la razón por la que estoy aquí.

—Pero..., ¿Gran Canaria o Tenerife?

—Insisto en que estamos en la fase de estudios. Ya saben ustedes que en estas cosas interviene al final

mucha gente. Las soluciones están orientadas. Pero aún quedan cosas por dilucidar. Hay que tener en

cuenta que no estamos en competencia. Es el sistema de defensa del archipiélago lo que estamos

estudiando. Por eso tenemos que observar todas las posibilidades que concurren en cada uno de los

lugares. Yo no pienso en función de una u otra isla. Eso da igual.

—¿Cuándo, se conocerá la decisión final?

—Procurare que se de a conocer lo antes posible. Todo está en marcha en estos momentos. En realidad es

preciso, considerar que la defensa la entendemos a todas las islas, y que, por tanto, se colocarán elementos

de la misma en las diferentes islas. Una parte de la base está aquí y otras en otras islas. El sistema de

alerta y control, por ejemplo, tiene qué alcanzar a todo el archipiélago.

—Pero se quiere saber si el centro principal de operaciones está o no en Gran Canaria. Aquí interesa el

tema porque la base absorbería mano de obra que ahora está en paro...

—No podemos pensar en puestos de trabajo, sino en las necesidades de la defensa de la zona y luego, si

logramos cubrir simultáneamente otros problemas, mejor. Pero nuestro objetivo es pensar en la defensa

del archipiélago.

—La construcción de la base aeronaval, ¿significará que las instalaciones de la zona marítima de Las

Palmas desaparecerán en beneficio de la expansión de la ciudad?

—Nosotros estamos queriendo salimos de las poblaciones. Lo que pasa es que tropezamos con problemas

económicos. Siempre que hay acuerdo con los Ayuntamientos, estamos dispuestos a marcharnos de los

cascos urbanos.

—¿Cuándo comenzarán las obras de la nueva base y cuánto durarán?

—Ya están en marcha los preparativos de carácter técnico para su construcción. Pero esto exige tiempo.

El plazo previsto para su ejecución está comprendido entre los cuatro y los siete años. Pretendemos que la

obra que se realice sirva para el año 2000. Tratamos de efectuar una obra con futuro. En todo caso, no

dependen de mí estas cuestiones.

El «¿usted que cree?» con el que Gutiérrez Mellado contestó la ultima y definitiva pregunta hizo pensar a

todos los presentes —que además le habíamos escuchado comentarios muy favorables para aquella zona

geográfica— que la base aero-naval será construida entre Punta de las Monjas y.Roque de Arinaga,

dentro del Municipio de Aguimes.

8 de febrero de 1978

 

< Volver