Declaraciones de Marcelino Oreja. 
 Mantener relaciones muy cordiales con Argel y Marruecos     
 
 ABC.    17/02/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DECLARACIONES DE MARCELINO OREJA

"MANTENER RELACIONES MUY CORDIALES CON ARGEL Y MARRUECOS

«España quiere mantener relaciones muy cordiales con Argel y con Marruecos. Quiero que haya una

estabilidad en el Magreb, porque esto beneficia a España y a toda la zona», ha declarado don Marcelino

Oreja, ministro de Asuntos Exteriores, en una reunión mantenida esta mañana con los periodistas.

Sobre el viaje del embajador de España en Argelia para entrevistarse con el director de política exterior de

este país, el ministro manifestó que el embajador fue a exponer la política del Gobierno español en estos

momentos.

«Actualmente—añadió— hay una situación de cierta paralización, pero en todo momento se ha dejado

claro que España quiere mantener buenas relaciones con Argelia.

Respecto al tema de Gibraltar dijo que en marzo se volverán a reanudar las conversaciones con Gran

Bretaña, y en cuanto al acuerdo tripartito de Madrid sobre el Sahara dijo que: «El Parlamento español

conoce, perfectamente, la declaración de Madrid y las actas de las conversaciones porque yo las entregué.

No hay nada secreto en ése acuerdo.»

ÁFRICA.—Se refirió también a la reunión de la Organización de la Unidad Africana (O. U. A.) en

Trípoli, y dijo que: «España no tolera ninguna Injerencia en sus asuntos Internos, y por esto, ha rechazado

rotundamente, mediante una carta, la creación de una comisión de encuesta en el seno de la citada

Organización sobre la africanidad de Canarias. El tema de África es un importante -añadió—, y ha sido

un tema muy distante de la acción exterior española. Ahora pretendemos acercar nuestra acción exterior

porque África tiene para España un gran interés económico y político.»

También se tocó el tema del reciente nombramiento del señor Calvo-Sotelo como ministro de Relaciones

con Europa. «Con este nombramiento —dijo— el Ministerio de Asuntos Exteriores no se trocea. Hay que

distinguir entre las relaciones con las Comunidades Europeas (Mercado Común, Ceca y Euratom) y las

que se mantienen con las Cancillerías. Las primeras relaciones serán establecidas por el nuevo ministro a

través de un órgano de coordinación, del cual formaran parte los representantes de todos los Ministerios

afectados por el tema.»

MERCADO COMÚN.—Expuso asimismo el señor Oreja la necesidad imperiosa que existía de nombrar

un «Mister Europa», y que en junio del pasado año, ya había conversado con los responsables de las

Comunidades sobre este nombramiento: Agregó que no se ha designado un secretarlo de Estado porque

en España no está clarificado con exactitud cuáles son sus competencias, por lo cual se optó por una

persona con categoría de ministró. El señor Oreja aclaró en varias ocasiones que se había nombrado un

ministro, pero no creado un Ministerio.

Añadió asimismo que «no se han quitado competencias a Asuntos Exteriores, y yo no estoy echando

chispas por lo de Calvo-Sotelo, como se ha dicho por ahí».

En cuanto al Ingreso de España en el Mercado Común, dijo el señor Oreja que, a pesar de las dificultades

por las que atraviesa la organización «para España no hay otra alternativa que ingresar, lo cual no quiere

decir que se hayan de excluir sus relaciones con Hispanoamérica, los países del Mediterráneo y con la E.

F. T. A.»

 

< Volver