Autor: Moreno, Amado. 
   Canarias acusa el golpe de los africanos  :   
 Duros ataques al Gobierno y a la Oposición. 
 Informaciones.    27/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CANARIAS ACUSA EL GOLPE DE LOS AFRICANOS

DUROS ATAQUES AL GOBIERNO Y A LA OPOSICIÓN

LAS PALMAS, 27 (INFORMACIONES, por Amado Moreno).

PESE a que el pasado taño el Consejo de ministros africanos, reunido en Libreville (Gabon), adoptó un

acuerdo similar al que acaba de tomar en Trípoli, en el sentido de reconocer la africanidad de las Canarias

y, por tanto, el derecho de las islas a la independencia, propugnado por cubillo desde la capital argelina, la

decisión de los ministros africanos ha causado un profundo impacto en la opinión publica del

archipiélago, según reflejan en su primera página los seis periódicos de mayor difusión que se editan en

Tenerife y Las Palmas.

Los editoriales no sólo condenan la resolución del Consejo de ministros de la O.U.A., sino que además

hacen una severa crítica a la política exterior española, culpando de la misma a un tiempo al Gobierno y, a

la oposición. Los ataques más virulentos han sido realizados por la Prensa de Tenerife, isla en la que

precisamente se ha intensificado la actividad del M.P.A.I.A.C., mediante la colocación de artefactos

explosivos en edificios públicos. El sábado último fueron desactivados dos supuesto» artefactos por

artificieros de la Policía, que habían sido colocados en la ciudad de La Laguna y en la capital tinerfeña.

Días atrás —recordemos— un policía resultó gravemente herido al desactivar uno de estos artefactos

reivindicados por el grupo de Cubillo; grupo que aunque es minoritario en el contexto demográfico de la

población, empieza a suscitar cierta preocupación en todos los sectores de la vida isleña, una vez

comprobada la ineficacia de la diplomacia española para anular la gestión del líder independentista en el

seno de la O.U.A.

Los partidos políticos locales apenas han tenido tiempo de reunirse para reaccionar ante la resolución del

Consejo de ministros de la O.U.A., ya que la noticia de la misma fue avanzada por el vespertino «Diario

de Las Palmas» en su edición del sábado. Sin embargo, al siguiente día, el resto de la Prensa insular

replicó con editoriales bastante duros, como se comprobará a continuación. Ayer, el periódico «La

Provincia», en su editorial, que ocupó toda una página de la portada de su suplemento en color,

correspondiente a 1 domingo (al parecer, esperaba esa resolución de la O.U.A. desde hace varios días),

dice, entre otras cosas: «Nuestra decepción de españoles se transforma dinámicamente en exigencia a los

demás españoles: tenemos derecho a exigir que todos sepan que desde hace años se desangra Canarias en

una crisis profunda de producción y de hombres, que no somos esporas mudas y parásitas de unos rocas

en el Atlántico, sino seres conscientes de su historia y responsables de su presente, a quienes se ha negado

tenazmente la voz y el voto en momentos cruciales de su existencia.»

Por su parte, el «Diario de Avisos» en un editorial que inserta en su primera página bajo el título de «La

Hora de la acción» señala que la decisión del Consejo ministerial de la O.D.A. viene a cerrar el ciclo del

mayor disparate en la historia de Canarias y a abrir un futuro lleno de incógnitas y peligros, al dar

respaldo oficial a las locuras del M.P.A.I.A.C. y sus seguidores. El periódico tinerfeño critica a

continuación la política confusa e incoherente del Gobierno, que ha permitido —en opinión del

periódico— el nacimiento y desarrollo del separatismo. Culpa también a la oposición porque «jugando a

atacar al Gobierno ha contribuido a crear una imagen exterior falsa y que, encima, en el caso de algunos

partidos se permite todavía la burla hacia Canarias de estar presentes en algún lugar del desierto con el

Frente Polisario y los argelinos, siendo estos últimos los que han apoyado al máximo las teorías de ayuda

al M.P.A.I.A.C.

Por su parte, el periódico «Él Día», que posee la mayor tirada de los que se editan en la provincia

tinerfeña, titula en su primera página que «ante la insensata decisión de la O.U.A., es preciso romper con

África».

El periódico califica de «desacertadísima» la política exterior del Gobierno y de la oposición: «Ahora el

líder del P.S.O.E. sabrá hasta qué punto se rió en sus narices el «socialista» Bumedian. ¿En qué ha

quedado la política tercermundista de don Felipe?, se pregunta el rotativo tinerfeño en su editorial. Que es

tiempo ya de terminar con las teatrales «condenas» del Congreso, el Senado, las Corporaciones, etc.,

indicando que una política firme, enérgica, rotunda, es la que debe aflorar: «Nada nos liga al continente

negro. Ni siquiera esa Guinea desagradecida y dictatorial que estuvo chupando todo lo que pudo del

presupuesto español hasta que "quijotescamente" le dimos la independencia...»

 

< Volver