Beneficiada por su estatuto económico especial. 
 Canarias, la preautonomía más rica     
 
 El País.    12/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

REGIONES País Valenciano, Aragón y Canarias, territorios preautonómicos

Beneficiada por su estatuto económico especial

Canarias, la preautonomía más rica

Con gran alegría se acogió al mediodía de ayer la noticia de la aprobación, en el día de ayer, por el

Gobierno del decreto-ley que reconoce el autogobierno provisional del archipiélago. En los medios

políticos había dudas de que esta noticia pudiera producirse hoy ante el apresuramiento con que el

expediente llegó al Consejo de Ministros. De hecho, el ministro para las Regiones tuvo que abandonar la

reunión del Gabinete a media mañana para efectuar algunos cambios de tipo técnico en lo que se refiere a

las competencias económicas que se le reconocen a la Junta de Canarias. Lo que todo el mundo sabe es

que si no fuera por el proyectado viaje del presidente Suárez hoy no habría preautonomía.

Por el decreto-ley ayer aprobado se establece la Junta de Canarias como entidad que asume de forma

provisional hasta la entrada en vigor del estatuto de autonomía, una importante serie de

competencias. Los fines para los que se establece la Junta son la representación y gobierno de los

intereses generales del archipiélago; la coordinación de los entes locales canarios; la promoción del

desarrollo regional equilibrado, y el estudio y propuesta de aquellas modificaciones normativas

conducentes a dotar a Canarias de un ordenamiento adecuado a su singularidad.

Para realización de objetivos y ejecución de los proyectos, la Junta de Canarias centralizará las

competencias de la Junta Interprovincial de Arbitrios Insulares (JIAI) y la Junta Económica

Interprovincial de Canarias (JEIC), que constituyen la base del régimen económico especial del

archipiélago y le convierten en el mejor dotado económicamente

La Junta de Canarias funcionará en asamblea y en consejo, y estará compuesta en esta primera fase por

veintiocho miembros,designados por los parlamentarios elegidos en las pasadas elecciones generales, más

un representante de cada uno de los siete cabildos. Después de las elecciones municipales, los

representantes de los partidos serán solamente quince frente a los veintiuno de los cabildos, tres por cada

isla. En todo momento habrá tres extraparlamentàries (AP, PSP y PCE).

El largo camino que se ha recorrido hasta la preautonomía ha estado plagado de intransigencias, que

venían de dos frentes: por parte de los cabildos, que se resistían a perder el control sobre sus importantes

recursos. Pero la proximidad más o menos cierta de las elecciones municipales y su presencia en la Junta

les hizo recapacitar.

Mucho más duradera fue la ofensiva de Acenk Galván y otros senadores de las islas menores, que querían

no quedar en desventaja ante las islas mayores.

 

< Volver