Canarias contra reloj     
 
 Informaciones.    02/06/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INFORMACIONES

Canarias, contra reloj

EL Consejo de ministros de hoy va a aprobar, al parecer, las primeras medidas prometidas con carácter de

gran urgencia cuando el presidente Suárez visitó el archipiélago canario. Recordemos que ese viaje se

realizó el pasado mes de abril.

Las medidas de apoyo a la deprimida economía canaria que hoy se aprueben no van a constituir, según

todos los indicios, un paquete global del tipo del que se anunció en abril, sino tan sólo una parte de ese

amplio y ambicioso conjunto, que iría completándose en sucesivas reuniones del Gabinete. Se ha perdida

mucho tiempo, y va a demorarse aún más, mediante esta aprobación por entregas de las medidas

coyunturales y a más largo plazo, el inicio de una labor seria de saneamiento de la situación general

canaria, situación que se ha degradado aún más desde el mes de abril.

Parante esta larga espera, también se han torcido los acontecimientos en el ámbito internacional. Indicios

diversos, algunos muy claros, como las secas declaraciones de dirigentes de África occidental, parecen

indicar que la tesis colonialista, por descabellada que sea, obtendrá en Jartum un apoyo, quizá no

entusiasta ni unánime, pero sí suficiente como para que se plantee la cuestión ante la Cuarta Comisión de

las Naciones Unidas y, en cierta medida, se conceda una respetabilidad internacional como movimiento

liberador a la banda terrorista de Antonio Cubillo.

Muy tardía, demasiado tardía ha sido la gestión de don Marcelino Oreja en África. Muy tardía va a

resultar la concesión de ayuda estatal al archipiélago. Los parches de última hora, la indolente

improvisación que en este país se practica, se han vuelto gravemente en contra de España. Ahora hay que

ir contra reloj y con inciertas perspectivas en el tema de Canarias, que puede valer a este país el más serio

disgusto internacional en lo que va de siglo; y no olvidamos ni el caso de Marruecos ni el, bien reciente,

del Sahara.

 

< Volver