Autor: Rey Pitti, Enrique. 
   Bloqueado el proyecto para Canarias     
 
 El País.    28/12/1978.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Bloqueado el proyecto para Canarias

ENRIQUE REY PITTI, Tenerife

El proceso para el establecimiento de un régimen preautonómico en el archipiélago canario se encuentra

paralizado por la oposición radical del senador de UCD por la isla de La Palma, Acenk Galván, al

proyecto elaborado por la Asamblea de Parlamentarios y que ya contaba con la aceptación de las

principales fuerzas políticas, asi como por el de las reticencias formuladas por el Cabildo Insular de Gran

Canaria.

El senador palmero se muestra opuesto a toda fórmula de reparto de representaciones en el organismo

preautonómico, que no sea, según su criterio, de absoluta paridad entre las siete islas, ya que

considera que será asi la única forma de que las islas llamadas menores no sean manejadas y

discriminadas por las dos mayores. En el proyecto de la Asamblea de Parlamentarios se adjudicaban siete

escaños a Tenerife y a Gran Canaria, cuatro a las de La Palma y Lanzarote, tres a Fuerteventura, dos á la

Gomera y una a Hierro, buscando un equilibrio entre las representaciones de ambas provincias por un

lado y de los bloques de islas mayores y menores.

Él senador Gal van cuente con el incondicional apoyo de todos los partidos políticos de la isla de La

Palma, incluidos el PSOE, PSP y PCE, que han aceptado el esquema propuesto, lo que ha producido una

imagen de indisciplina en las organizaciones políticas, especialmente la UCD. «Yo no soy senador de

UCD, sino de la isla de La Palma», ha declarado Acenk Calvan cuando se le interpelaba sobre su postura

discordante con la mantenida por su partido político. En este mismo sentido se han manifestado los

líderes de las agrupaciones insulares de los distintos partidos palmeros, que no aceptan los criterios de sus

respectivas ejecutivas regionales de cara a la distribución de escaños en el organismo preautonómico.

El otro problema que ha surgido en estos últimos días es la postura del Cabildo Insular de Gran Canaria

contra el deseo de los parlamentarios de ser los únicos negociadores.

 

< Volver