Autor: Cruz Ruiz, Juan. 
 Declaraciones de Fernando Sagaseta, diputado electo de la coalición. 
 Unión del Pueblo Canario pedirá solidaridad contra la presencia de la OTAN en las islas     
 
 El País.    09/03/1979.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

Declaraciones de Fernando Sagaseta, diputado electo de la coalicción

Unión del Pueblo Canario pedirá solidaridad contra la presencia de la OTAN en las islas

Fernando Sagaseta, diputado electa de la coalición nacionalista canaria Unión del Pueblo Canario,

declaró ayer a EL PAÍS que el principal problema al que se enfrenta la tierra que le ha elegido es el que

plantea la posibilidad de ingreso de España en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN),

«que convertiría a las islas en una plataforma de agresión frente a África».

Unión del Pueblo Canario, coalición que nació en febrero de 1977 para presentarse a las primeras

legislativas en cuarenta años, pedirá a los distintos pueblos de la Península su solidaridad «para evitar que

en el archipiélago ocurra lo mismo que ha pasado en Rota o en Torrejón de Ardoz, donde la presencia de

tropas extranjeras es un continuo motivo de preocupación popular».

JUAN CRUZ

El señor Sagaseta, 51 años, abogado, varias veces detenido y encarcelado por su militància política,

primero en el PGE y luego en movimientos de carácter nacionalista, ya se presentó a las anteriores

elecciones generales. Entonces, su coalición, formada por el partido Pueblo Canario Unido y otras fuerzas

de izquierdas de Canarias; quedó como la tercera fuerza política insular. Ahora el lugar ha sido el mismo,

con la variante de que la mencionada coalición, que también se presentó por la provincia de Tenerife,

duplicó el número de votos, obtuvo un escaño y se halló a punto de consolidarse como la segunda

potencia electoral del archipiélago. De hecho, en la capital Gran Canaria fue la segunda, con el 20% de

votos.

Fernando Sagaseta hará uso de su escaño en el Parlamento, que para él será un instrumento de lucha. En

este sentido, no entiende muy bien por qué Herri Batasuna, la coalición vasca cuya reivindicación

autodeterminista compane Unión del Pueblo Canario, decide no enviar a Madrid a sus diputados y

Senadores electos. «Desde mi punto de vista, esa decisión;me parece negativa. En el Parlamento se

pueden hace cosas y, en realidad, lo han hecho los vascos, en especial Francisco Letamendía. Lo que

nosotros no haremos, ni mucho menos, será situar nuestra vida política del futuro exclusivamente en el

Parlamento. Usaremos éste como una cámara de resonancia, como un instrumento de lucha, pero nuestro

compromiso es con Canarias en las islas.»

Programa nacionalista de contenido socialista

En unas declaraciones recientes, el señor Sagaseta afirmó que el nacionalismo que representa su coalición

había alcanzado «un avance de madurez que creo nos coloca en mejores condiciones que a otras

nacionalidades). Fernando Sagaseta, precisando su juicio, dice hoy: «Nosotros, los sectores populares

canarios, tenemos la ventaja de que hemos podido plantear un programa nacionalista de contenido

socialista, mientras que en el País Vasco ha sido el PNV, de carácter burgués, como el nacionalismo

catalán de Cambó, el primer portador, en la historia, no hoy, del sentimiento nacional vasco. La gran

burguesía no puede ser la portadora histórica de las reivindicaciones de las capas populares en la época

del imperialismo. Por eso el nacionalismo burgués crea prejuicios y divisiones graves en los pueblos.»

Fernando Sagaseta, que se enorgullece de que haya independentistas en su coalición, considera que «la

libertad de Canarias no tiene que pasar necesariamente por la creación de un Estado nuevo, por la

independencia. La libertad consiste en asumir conscientemente la realidad objetiva. Nuestra coalición, y

el partido Pueblo Canario Unido, es un organismo frentista, no monolítico, en el que coexisten

nacionalistas, independentistas y federalistas de las más diversas ideologías. Está claro que el mundo

avanza hacia una federación mundial, salvo que el imperialismo decida poner en funcionamiento la

bomba atómica. Re-pito: la formación de un Estado no es una constante forzosa del nacionalismo: puede

existir en España-, perfectamente, un Estado plurinacional. Esa es la tesis que yo defiendo

particularmente».

No a la lucha armada

La libertad de un pueblo tampoco pasa necesariamente por la lucha armada, viene a decir el señor

Sagaseta. «Nosotros aceptamos el juego democrático y creemos que hay que llevar hasta sus últimas

consecuencias las posibilidades de desarrollo pacífico de los pueblos. Por supuesto, nadie puede descontar

la violencia, que es una constante histórica de los pue-blos mientras existan clases sociales.»

AI diputado electo Fernando Sagaseta le molesta tener que desmentir que su coalición y, por

consiguiente, su partido tengan algo que ver con el MPAIAC. «No queremos descalificar al MPAIAC,

pero estimamos que su grado de racionalidad no es el adecuado cara este momento de Canarias.»

Con respecto a la discusión sobre la identidad africana de Canarias, el señor Sagaseta señala que el

archipiélago se halla geográficamente enclavado en el area de Africa, pero que cultural y políticamente se

encuentra en una encrucijada, en la búsqueda de su propia identidad.

Con la la identidad canaria, dice-el señor Sagaseta, la presencia de la OTAN supondría una grave

agresión. «Una de las luchas fundamentales del archipiélago es y será contra la intromisión militar

exterior en nuestra tierra. La intromisión económica ya existe. Si no lo evitamos, la implantación de la

OTAN impediría que nos convirtiéramos en una plataforma de paz, nos perdería como pueblo y destruiría

nuestra posibilidad de desarrollo económico y comercial hacia África y hacia otros pueblos. Por otro lado,

nos colocaría en la misma posición que pueblos americanos, como Wichita, que ya han sido desalojados

por temor a los efectos de cualquier escape nuclear.

 

< Volver