Autor: ;Pérez, Salvador. 
   Autonomía canaria: no hay consenso en el artículo 143     
 
 El Día.    07/02/1980.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 54. 

12 POLITICA EL DIA, jueves 7 de febrero de 1980

Autonomía Canaria: No hay consenso en el artículo 143

La sala del Club «La Prensa» del diario EL DIA se hizo pequeña. Asistencia de gran número de personas

del espectro político canario. El tema bien lo merecía por su plena actualidad: la autonomía canaria, a

debate, con la participación de seis fuerzas políticas (UCD, PSC-PSOE, PCC, Cd, Pnc y Frc) y un político

independiente, José Joaquín Díaz de Aguilar. A última hora un cambio: la presencia del socialista

Antonio Martinón, que reemplazaba a Alberto de Armas, al que le fue imposible asistir por sus tareas en

el Senado. El debate siempre se mantuvo a gran altura. No sólo por su interés intrínseco, sino por la

cordialidad, buenas maneras y sentido del diálogo que existió por parte de todos los participantes y

público asistente. Detalles éstos no contrarios a los buenos puntillazos y alusiones que se hicieron en

diversos pasajes y que dieron el tono exacto a un debate clarificador y que discurrió por los cauces

esperados, con una Ucd —por aquello de ser el partido en el Gobierno y la iniciadora del cambio del Í51

al 143 recibiendo los palos, tanto por su derecha como por su izquierda.

En primer lugar, el subdirector de EL DÍA, Ricardo Acirón —que actuó como moderador— hizo la

presentación, señalando la mecanica del debate y precisando «que un tema de esta envergadura

necesitaba de la mayor información y que estaba abierto para futuros días, después de los (¡arna

vales». Dijo que la invitación a las fuerzas no autonomía tas no tenía objeto, pues aquí no se trataba de

definir lo que es la autonomía o si la preautonomía fue un fracaso, sino partir de la realidad actual con

todas sus consecuencias.

A continuación cada uno de los participantes en la mesa hizo una exposición de cinco minutos,

empezando por Juan Julio Fernandez en breves palabras- y terminando en la también ucedista María

Dolores Pelayo. Un resumen de dichas intervenciones lo encontrará el lector en estas mismas páginas.

María Dolores Pelayo: «La autonomía no es ninguna meta».— «La conducción del proceso de

transformación de un Estado fuertemente centralista a un Esta do de las Comunidades Autónomas ha de

entenderse bajo dos principios y cuatro objetivos. Bajo el principio de la racionalidad y el de la economía.

Y los cuatro objetivos a cubrir son: autonomías no sólo para la Comunidad Autónoma, sino autonomía

dentro de la propia Comunidad Autónoma; solidaridad entre las regiones que integran el Estado;

equilibrio territorial de la Comunidad Autónoma y eficiencia de dicha Comunidad. Los dos principios y

los cuatro objetivos se cumplen, en el caso de Canarias, accediendo a la autonomía por la vía del artículo

143. En Ucd somos conscientes de que Canarias precisa autonomía y una autonomía plena. El

Archipiélago debe contar con Asamblea Legislativa, Gobierno Regional y Tribunal de Justicia. Pero

tenemos que decir bien claro que la autonomía no es en sí ninguna meta, sino un medio para resolver

nuestros problemas. Y, por tanto, la consecución de la autonomía no debemos plantearla como una

especie de asalto al poder».

J.C. MAURICIO: «CON UNA AUTONOMÍA DESDE ARRIBA, NOS IRÍAMOS DE LA JUNTA»

Y comenzó José Carlos Mauricio, en una de sus muchas intervenciones durante la noche, señalando «que

la izquierda autonomista e incluso la no autonomista, como es el caso de la Upc, deberían luchar para que

Ucd no se saliese con la suya, con el artículo 143. Estamos preparando una moción a presentar en el

Ayuntamiento de Las Palmas para que se ratifique por el artículo 151 y esperamos que allí Upc se moje y

no se abstenga. Y es que preferimos esperar cinco años para contar con una autonomía de verdad, que

ésta que nos quieren dar. Si así fuese nos iríamos de todas las instituciones, Junta de Canarias incluida, e

invitamos a hacer lo mismo a la Upe en los organismos donde esto representada».

Amonio Martinón dijo que los socialistas habían optar por el artículo 151. Y remar: «Si esto no se

consigue el partido no ha decidido la postura en las instituciones en donde se encuentra».

María Dolores Pelayo contestó por alusiones al señor Mauricio, señalando «que no es cierto que intenten

ir a la autonomía sólo por el 143. Pensamos que también se puede conjugar con el 151. Esa es nuestra

opinión y por supuesto hemos meditado las consecuencias de la postura que hemos adoptado».

Intervino José Carlos Mauricio, diciendo que «Ucd no ha pensado en el futuro de Canarias. Y que habla

de un verbo rotundo: re conducir. Eso no es legal, pues el plazo para ello terminó en diciembre y venía

desde el 22 de junio de 1979. El 143 es inaplicable en Canarias».

Intervino nuestro subdirector, Ricardo Acirón, para manifestar que pedía, por favor, que las alusiones fue-

ran menos y más breves, para que el público presente pudiera participar.

José Vicente de León, grancanario, de UCd, afirmó que la postura de su partido es clara en este tema. Y

preguntó: «Se ha dicho que por el 143 se producirán consecuencias gravísimas. ¿No es más grave estar

sin autonomía ?

MARTINÓN, ROTUNDO: «SI AL 151»

Intervino del público el doctor Victoriano Ríos: «La autonomía no empieza en ser otorgada sino ganada.

Si Ucd no está dispuesta a convocar un referéndum, sí deben hacerlo las otras fuerzas políticas.

Preguntaré fundamentalmente al Psoe: ¿Están dispuestos a poner toda la carne en el asador por el artículo

151?¿sí o no?

Contestación rápida y rotunda del señor Martinón en un solo monosílabo: «sí».

MARÍA DOLORES PELAYO: «RACIONALIDAD Y ECONOMÍA EN MOMENTOS DE CRISIS»

Juan Pedro Dávila preguntó a la señora Pelayo que le explicase lo dicho en su exposición sobre la

racionalidad y la economía de las autonomías. Contestó la diputado por Tenerife: «En primer lugar

quisiera decir a Victoriano Ríos, que no existen las 3/4 partes de los ayuntamientos que han dicho sí al

151, pues otros sólo han hablado de autonomía plena. Respecto a las preguntas del señor Dávila debo

manifestar que deseamos que el Estado pueda funcionar y que un país no aguanta —con la actual crisis

económica— una consulta electoral cada mes hasta el 83. Respecto a la economía, puedo decir que las

autonomías son caras porque conllevan mucha burocracia y no puede olvidarse el momento financiero».

José Joaquín Díaz de Aguilar contestó a otra pregunta del señor Dávila, sobre los aspectos internacionales

Antonio Martinón Cejas: «Que Ucd se aclare».—

«Quiero recordar el que los socialistas canarios, antes de que la Constitución marcara unas vías, hemos

venido defendiendo la autonomía en Canarias. Ya una vez aprobada y vigente la Constitución, optamos y

seguimos optando por la vía del artículo 151. Allí se expresa con claridad todo lo que las Islas pueden

alcanzar. Y, además, de ello, entendemos que Canarias ha de estar presente cuando el Estado actúe en

asuntos internacionales que pudieran tener alguna incidencia en el área. No va a ser sencillo ni fácil

conseguir la autonomía por el 151 sin el apoyo de la Ucd. Por otro lado, hemos quedado estupefactos, al

oír al partido del Gobierno que la alternativa al 151 es el artículo 143. En definitiva, no sabemos cuál es la

propuesta clara y concreta que propone Ucd, dado que a nuestro juicio no existe alternativa al 151 para

alcanzar una plena autonomía lo antes posible. Así que Ucd ha de decir, bien claro, que contenido le da al

artículo 143 de la Constitución. Y si está dispuesta o no a que haya aquí unos poderes autonómicos. Y

capacidad para actuar en asuntos internacionales en la autonomía: «Si hay que definir nuestra identidad

política, ésta sería especialmente a través de nuestra situación geopolítica. El nivel autonómico debe tener

no sólo participación —no sólo aparato de comedia— sino intervenciones y veto en las decisiones

internacionales que afecten a Canarias. Y si a algunos les da miedo esto, que se compren un perro».

Alfredo Mederos dijo «que ha cambiado el giro de la autonomía. Ahora, en menos de 15 días, Ucd nos va

a ofrecer un Estatuto que no ha hecho en muchos meses». Y preguntó a Ucd: «¿Están dispuestos a admitir

en ese Estatuto, que exista una circunscripción insular de donde salgan elegidos la mitad y otra

circunscripción regional para evitar las luchas entre provincias, aparte de renunciar al filtro caciquil de los

partidos judiciales?». Respondió María Dolores Pelayo: «En la representación en corporaciones no

hablemos. Cuando nos sentemos en las negociaciones nos manifestaremos en su momento». Replicó el

consejero socialista del Cabildo, señor Mederos: «No se me ha respondido».

José Joaquín Díaz de Aguilar: «La titular del derecho es la región».— «El derecho a la autonomía nace

por el artículo 2° de la Constitución, en el que se reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las

nacionalidades y regiones que integran la Nación española. La titularidad de ese derecho es de cada

región o nacionalidad. De modo que quienes han de decidir en cuanto a la autonomía para el Archipiélago

son los políticos canarios elegidos por el pueblo. El comité de Ucd ha hecho un fraude a la ley porque se

quiere ahora alterar lo que ya un 97 por ciento de los ayuntamientos canarios han decidido ya: asumir la

vía del articulo 151 para lograr la autonomía. El Poder Central debería haber sido el más celoso guardador

de la ley y, en cambio, nos ofrece ahora la triste realidad de no respetar la voluntad expresada por

Canarias. Hasta estos días últimos, a ningún político isleño lo oí pronunciarse a favor del artículo 143.

Incluso el propio presidente de la Junta de Canarias, poco antes de las decisiones de Madrid, se siguió

pronunciando por el 151. Conste que no he sido sorprendido. Lo advirtió el profesor Gumersindo

Trujillo».

José Carlos Mauricio: «Sólo hay una vía, la del 151».— «Sólo hay una vía para acceder a la autonomía: la

del artículo 151 de la Constitución. No estamos, pues, ante un problema de ritmo: es más, a través del

artículo 143 se podría llegar antes que por medio del artículo 151, que es más lento. La diferencia está en

que las instituciones autonómicas a conseguir no son iguales, lo uno es descentralización, lo otro

verdadera autonomía política. Por lo que se ve, para algunos lo peligroso no está en asumir competencias:

el peligro radica en consultar al pueblo. Y así los arreglos de determinados partidos políticos suponen la

muerte de la autonomía de Canarias. El artículo 143, además, deja un vacio institucional, no deja claro

que el Parlamento regional sea constitucional. Y el tema de fondo es que, mientras Canarias no cuenta

con autonomía, ha de decidirse cual es nuestra postura ante la integración en el Mercado Común, el

eventual ingreso en la Otan, soluciones a la crisis económica y una serie de medidas en política exterior

que pueden afectarnos directamente... Por muy mayoritaria que sea Ucd, no ha de imponer el 143, al que

decimos rió».

BERNARDOCABRERA: «SE ESTA HUYENDO DEL REFRENDO DEL PUEBLO»

Bernardo Cabrera dijo «que no se comprende la racionalidad de Ucd, si no se va a acudir a referéndum.

Se está huyendo de constituir un poder político refrendado por el pueblo, sino que venga de arriba. Lo que

pasa es que se nos quiere privar del artículo 151, párrafo 1, para que no plebiscite el pueblo canario, en in-

ferioridad con otras nacionalidades».

Francisco Alvarez manifestó «que difícilmente se entienden aquí las razones de Estado de Ucd, pues lo

que ha pasado es que se han confundido los problemas del Estado con los del partido. Y la vocación de

Ucd no es articular un Estado autonómico, sino hacer un proyecto político monocolor y no ir a ningún

referéndum. Se han creado tensiones innecesarias como el caso de Andalucía. Y esto si es

irracionalidad)):

JUAN JULIO FERNANDEZ: «EL PROCEDIMIENTO ES SECUNDARIO»

Juan Julio Fernández: «Por supuesto que sabemos que estos intereses del Estado —que son ciertos—

tienen un coste político para el partido. Y lo asumimos. Lo fundamental es aquí la autonomía, porque el

procedimiento es secundario, No se puede mitificar el 143 ó el 151 y no estoy de acuerdo con que se

hable del primero con un sentido peyoritario».

J.C. MAURICIO: «NO A LA AUTONOMÍA OTORGADA»

José Carlos Mauricio: «Olvidar el protagonismo popular, hacer una autonomía por arriba sería

catastrófico. La clave sería apoyar y refrendar el plebiscito. La autonomía no se puede plantar encima de

un ropero, sino que debe estar inmersa en la propia tierra canaria. Hay que resaltar que con el 151 la

autonomía entra dentro del plano constitucional y para quitarla exige un nuevo referéndum. No son mis

palabras, sino del ministro Clavero. Aquí lo que se quiere, con el apoyo de Cd, es darnos una autonomía

otorgada, impuesta, construida, relegada y a ritmo razonable, con miedo de consultar al pueblo. Aquí se

olvida que la autonomía es un problema de Estado y que se ha roto al pacto autonómico canario. En

Baleares no se han pronunciado aún sobre cuál o tal artículo. Claro que allí fue Josep Meliá y aquí vino

Martín Villa y parece que su poder de persuasión es mayor».

J.J. DIAZ DE AGUILAR: «NO A LA AUTONOMÍA VERTICAL»

El señor Díaz de Aguilar precisó: «Con rigor se puede decir que con el 143 se puede llegar a la mismas o

más metas. Es una cuestión de procedimiento. Lo que no se puede camuflar es que con el 151 se llevaba

un camino de reconocimiento de la afirmación regional y es que la autonomía no puede llegar

verticalmente, casi con un prototipo para todas. Preocupa la capacidad de los políticos canarios de Ucd.

No cabe pensar otra cosa. Han sido dócilmente dominados por el ex ministro del Interior».

JOSÉ VICENTE DE LEÓN: «PRISA POR HACERLO BIEN»

José Vicente de León, de Cd.: «Aquí debe haber prisa por hacerlo bien. La autonomía debe ser analizada

con objetividad y no con demagogia».

Alvaro Morera, del público, preguntó a Ucd si las otras fuerzas políticas conocían el calendario

autonómico de Ucd. Juan Julio Fernández y María Dolores Pelayo dudaron un segundo y José Carlos

Mauricio, como se refería a otras fuerzas de la Junta de Canarias, intervino: «El 4 de octubre del 79

Bergasa comunicó al presidente Suárez y al ministro de Administración Territorial, que el procedimiento

por el artículo 151 había sido cumplimentado. Ucd ahora quiere no ir al espíritu sino a la letra, bus cando

cosquillas y sin estudiar las leyes, pues ahora dicen que quieren traerse el expediente de Madrid para

refrendar el 151. Cuando saben que todos los ayuntamientos de Las Palmas ya lo afirmaron y aquí en

Tenerife faltan sólo 6 ó 7 que dijeron lo de autonomía plena».

JUAN JULIO FERNANDEZ: «HEMOS

ACTUADO

REFLEXIVAMENTE Y NO POLITICAMENTE

Juan Julio Fernández: «Niego rotundamente esa posibilidad de traer el expediente. Reconozco que

pudo haber un mal funcionamiento del partido, pero en la actualidad dócilmente. Martín Villa vino

porque se lo pedimos, ya que fue ponente en la Ejecutiva Nacional sobre este tema y queríamos conocer

sus impresiones. Asumimos —repito— el coste político de nuestros errores. En un sentido pragmático

decimos que el hecho diferencial canario esté claro, pero cuando se está en un partido nacional y

democrático hay ventajas e inconvenientes. En el tema de la Otan ya se ha visto que ha habido

disensiones por nuestra parte. Baleares está en su libertad de opinar como desee».

MARTINON: «¿CUÁL ES EL CONTENIDO DEL ESTATUTO?»

Antonio Martinón: Aquí no se trata de convencer al contrario. Ucd se define por una serie de cosas; en el

caso del Cabildo se corre el peligro de constituir una Mancomunidad, idea contra la que no estamos, o si

Ucd está dispuesta a tener voz en cuestiones internacionales Todo esto viene a cuento para preguntar:

¿Cuál es el contenido del Estatuto de Ucd?».

Contestó Juan Julio Fernández: «Las directrices las debe tomar un calendarle que tienen todos los órganos

del partido. Hacemos un llamamiento a las otras fuerzas, pero no podemos precisar por ahora. Eso sí:

hemos marcado la línea divisoria donde cuenten la Asamblea Legislativa, un Consejo de Gobierno

emanado de dicha Asamblea y Tribunales de Justicia a nivel regional».

Miguel Ángel Magdaleno, del público, preguntó al señor Mauricio qué podían opinar los comunistas con

tan pmxis votos y que aclarase eso de un pacto con Upc, en su idea de las instituciones canarias. Contestó

el comunista grancanario: «Nosotros defendemos nuestro 4.6 nuestros 29.600 votos. Hemos sido

coherentes y llevamos una linea recta no oscilante, pues ofrecemos la misma solución que el año 69. No

hemos cambiado ni una milésima nuestras ideas. Y eso sí: proponemos al Psoe, Upc, Asamblea de

Vecinos, Asamblea Majorera y otras fuerzas de la izquierda el tomar una postura firme y cosecuente».

MARÍA DOLORES PELAYO: «¿POR QUÉ NO LE DECIMOS AL PUEBLO?«

Intervino María Dolores Pelayo haciendo preguntas: «¿Por qué no le decimos también al pueblo,

que en la Constitución está el 143 y el 151 y que en la práctica materialmente no va a haber diferencias

sino en el papel? ¿Por qué no le decimos al pueblo que pasar de un Estado centralista a otro territorial

cuesta esfuerzo? ¿Por qué no le decimos al pueblo que también el artículo 143 es constitucional y no

es cierto que no se pueda ir por su camino? ¿Por qué no se dice al pueblo que también en Italia se ha

tardado mucho para configurar un Esta-do autonómico?».

Eusebio Llarena, del público afirmó «que la mafia de Sicilia se hizo con el podi • Aquí no queremos

esos

BERNARDO CABRERA: «UN FRAUDE A CANARIAS

Bernardo Cabrera: «Con el 151 se creó una política para Cataluña, País Vasco y Galicia.Esto lo ha dicho

Martín Villa ¿Por qué no se dice, entonces, que esto ha sido un fraude para la nacionalidad canaria?»

Un señor del público preguntó a la señora Pelayo «que si en el papel y en la práctica los dos artículos son

iguales, ¿no soora uno de los dos?». Contestó la parlamentaria tinerfeña «que con el 151 no hay que ir a la

ampliación de transferencia, pero con el 143 sí. En la práctica van a suponer lo mismo. Lo que tardará

más será el tiempo, 6 ó 7 años».

Muchos de los asistentes se asustaron con tan largo plazo. Replicó María Dolo-, res Pelayo: «En Italia

estuvieron 20».

Juan Julio Fernández apoyó para afirmar sus tesis, con opiniones del ucedista Osear A Izaga y del

catedrático Gumersindo Trujillo, en reciente entrevista en EL DÍA, en unos párrafos que leyó

literalmente. Y terminó con una frase de Roosevelt: «La exigencia democrática no permite 3a urgencia

legislativa».

Antonio Martinón lamentó que Ucd no.se hubiera definido y que siguiera con los criterios de Madrid y

aprovechando lo coyuntural en Canarias. Y finalizó: «No ha quedado clara la voluntad autonómica de

Ucd».

José Joaquín Díaz de Aguilar manifestó finalmente: «La diputado Pelayo dice que por qué no le

decimos al pueblo esto y lo otro. Y yo respondo: ya le hemos preguntado al pueblo, a través de sus

ayuntamientos y ha respondido inequívocamente por una autonomía por el artículo 151 de la

Constitución».

Ricardo Acirón terminó el largo debate, que se prolongó cerca de dos horas y media, y agradeció la

presencia de participantes y público, invitando a proseguir en el mismo tema para después de los

Carnavales.

Juan Julio Fernández «La iniciativa es única».— «La iniciativa del artículo 143. Luego, hay dos

procedimientos de accesos a la situación autonómica: los señalados por los artículos 151 y 143. Los

miembros canarios de Ucd hemos analizado las razones aportadas por el Comité Ejecutivo y por el

Consejo Político de nuestro partido. Y nuestra decisión de optar por el artículo 143 ha sido una decisión

reflexiva. El ritmo es más sosegado, el nivel de competencias a ejercer en Canarias y por Canarias es

análogo al que contiene el artículo 151. Para nosotros, la autonomia, el mayor techo de autonomía que

consagra la Constitución, es irrenunciable. Pero, a la vez somos conscientes del peligro que encierra para

la Nación una carrera desentramada la celebración de comicios cada veinte días o un mes, etc. La

discusión de la autonomía en comisiones mixtas, hubiera sido más favorable a Ucd: también somos

conscientes de ello. En la nota que hemos ofrecido, tras la celebración del comité regional, llamamos a las

demás fuerzas políticas a que compartan el articule; ] 43 y nos ratificamos en ello».

José Emelio Garcia Gómez: «Una autonomía posible, la del 143».- «En el Frente Regional Canario nos

hemos pronunciado por una autonomía posible. Antes hemos estudiado en profundidad las dos vías. Y

somos partidarios de optar por el artículo 143 y demás concordantes de la Constitución porque no

podemos acceder a la autonomía en Canarias con la rapidez y vértigo que impone, dos meses, el artículo

151. También porque la competencia de transferencias deben asumirse poco a poco, de acuerdo con

nuestras necesidades y posibilidades, sin perjuicio de incluirlas todas en el texto. No tendremos, desde

otra perspectiva, una autonomía mejor con una Junta de Canarias mastodóntica, inutilizada y muy

gravada con una burocracia inmensa y atiborrada de funciones. Igualmente, nosotros somos partidarios de

la intervención de los Cabildos en la redacción del texto estatutario primero y en la potenciación después

de corporaciones insulares y locales, que deberán disfrutar de mayores competencias y atribuciones,

creándose un órgano coordinador para todas las Islas. La cuestión no es nueva y es consecuencia de una

grave incongruencia recogida en !a Constitución».

José Vicente de León: «Meditar y después decidir».— «Yo estoy de acuerdo en que la autonomía no

constituye una meta en sí. Y si no se plantea bien, no resolvería los problemas sino que los agravaría.

Nosotros aspiramos a una autonomía de máximo nivel y por eso han de analizarse las dos vías fría,

calculada y caso matemáticamente; ha de establecerse la diferencia que existe entre los dos artículos,

luego medir nuestras fuerzas y tener en cuenta la realidad de Canarias. Coalición Democrática aún no nos

hemos reunido para decir sobre el tema. La diferencia mayor entre los artículos 151 y 143 está en el

artículo 152 que contempla las instituciones de gobierno, legislativa y judicial. El artículo 143 no

enumera esas instituciones pero es flexible y admite perfectamente la adaptación a las peculiaridades de

nuestra región. Cabe una descentralización administrativa y también política. Y tengamos muy en cuenta

que lo verdaderamente importante es la meta. Porque, por lo que respecta al cauce para lograr la

autonomía, ambos son válidos: es válido el 151 y es válido el 143. Nosotros no rechazamos ninguno de

los dos».

Bernardo Cabrera Ramírez: «Una autonomia sin consulta».— «Entendemos a Canarias como una

nacionalidad, territorio separado, fragmentado... Ante la autonomía, ahora Ucd nos alega razones que

hubo de tener en cuenta pero ya a la hora de redactar la Constitución. La vía hacia la autonomía que ahora

propone, el artículo 143, viene a representar para nosotros un fraude constitucional. La disposición

transitoria segunda, por otro lado, ya reconoce una diferenciación. Aquí no hemos sido plebiscitados y se

nos va a dar una autonomía sin consultar al pueblo canario, sin tener en cuenta la opinión del pueblo

isleño. He hablado de fraude constitucional en base al hurto del párrafo primero del artículo 151. Y no se

nos da alternativa porque ¡10 existe. Podemos hablar también de una contradicción con el artículo 14 de

la Constitución:

cuando se dice que los españoles somos iguales ante la Ley, ¿cabe comprender sólo a individuos o

también a pueblos? Las supuestas «razones de Estado» alegadas por Ucd se reducen a que, por el 151 se

deshace la funcionalidad de! Estado y no es así y que está representando esa vía un problema para Ucd es

la verdadera razón.

 

< Volver