Autor: Martín, Carmelo. 
 Canarias. 
 Condenados cuatro presuntos militares del MPAIAC     
 
 El País.    29/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CANARIAS

Condenados cuatro presuntos militantes del MPAIAC

CARMELO MARTIN, Tenerife

En medio de una especial vigilancia policial se celebró ante la Sala de la Audiencia Nacional, desplazada

por primera vez a Santa Cruz de Tenerife, el juicio por la causa instruida contra cuatro presuntos

militantes del Movimiento para la Autodeterminación, y la Independencia del Archipiélago Canario

(MPAIAC). La vista fue seguida por un numeroso público sin que se produjera ningún incidente. Un

sindicato de corte nacionalista, la Confederación Canaria de Trabajadores (CCT), al que pertenecen tres

de los acusados, había convocado, mediante octavillas, el acto de la vista. La sentencia hecha pública

ayer, condena a tres de los acusados a treinta meses, un año y cinco años de prisión, respectivamente, por

e1 delito de estragos, y declara absueltos a los cuatro por el de tenencia de explosivos.

Los inculpados —Luis Miguel Ramos, Juaa Antonio Rodríguez, Teodosio Pérez y Ramon

Montesdesoa— negaron responsabilidad en los hechos que les fueron imputados (colocación de artefactos

y tenencia de explosivos) alegando haber firmado sus declaraciones policiales bajo presión y tortura. Uno

de los acusados mostró certificaciones médicas en relación con las mismas.

Detenidos en 1978

Habían sido detenidos en 1976 coincidiendo con el atentado contra Antonio Caballo, máximo dirigente de

MPAIACc en Argel, y en vísperas de una importante visita de Adolfo Suárez a Canarias, dentro de una

amplia operación poli-cial para la desarticulación del citado movimiento. Una de las acciones por las que

ahora han sido juzgados fue la explosión de un artefacto junto a la residencia de verano, en La Laguna, el

capitán general de Canarias, hace tres años. El fiscal había rebajado su solicitud de penas, que al final

oscilaron entre uno y dieciséis años de prisión. Por su parte los aboga-dos defensores habían reclamado la

libre absolución de los acusados, al considerar que los cargos contra ellos no han sido probados y que en

el sumario se observa, en su opinión, muchas anomalías.

 

< Volver