Kodjo, en Canarias     
 
 Diario 16.    08/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Kodjo, en Canarias

Para la inmensa mayoría de los canarios la españolidad de las islas es un hecho indiscutible y desde la

perspectiva peninsular —sea cual sea el pelaje político del observador— los movimientos

independentistas del estilo del MPAIAC no pasan de ser un exótico chiste de mal gusto.

Sólo la dinámica abierta en el norte de África, consecuencia del torpe desenlace de nuestra presencia en el

Sahara, explica que la OUA haya tomado cartas en el asunto de Canarias, produciéndose así la

internacionalización de un conflicto inexistente.

Hubo un momento en que nuestro Gobierno pareció a punto de perder los nervios, coincidiendo con el

nunca aclarado atentado contra el esperpéntico Cubillo, pero esa fase parece por fortuna superada.

Frente a la irracionalidad con que se propugna el africanismo de una población cultural e históricamente

europea, la democracia debe oponer la racionalidad de quien nada tiene que ocultar.

De ahí que consideremos oportuna la visita del secretario de la OUA, señor Kodjo, invitado por el

Gobierno español a conocer cualquier parte de nuestro territorio por la que sienta algún interés.

Es posible que su paso por Canarias no sustituya dentro de la estricta legalidad procedimental al

inadmisible viaje de la Comisión de Encuesta propuesto por el Comité de Liberación de la OUA. Pero va

a hacerlo innecesario, a nada que el señor Kodjo haga honor a su fama de hombre ecuánime y serio.

Es probable, pues, que con su informe este absurdo contencioso quede definitivamente zanjado.

 

< Volver