El conflicto de la pesca. 
 Decepción en Canarias por las declaraciones del presidente     
 
 ABC.    18/08/1983.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

JUEVES 18-8-83

Decepción en Canarias por las declaraciones del presidente

Arrecife (Lanzarote)

«Las palabras del presidente del Gobierno, Felipe González, no representan nada para nosotros, porque no

son más que la expresión de buenas intenciones», dijo Domingo Delgado, secretario de la Cofradía

Lanzaro-teña de San Ginés.

Domingo Delgado fue rotundo en sus declaraciones y añadió que «si no se levantan las zonas de

seguridad que impone Marruecos será la muerte para Lanzarote y Fuerteventura; será condenar a un

pueblo al hambre».

El Acuerdo pesquero con Marruecos afecta en el archipiélago canario a más de trescientos barcos, además

de la industria conservera, lo que supone varios miles de personas dependientes de los ingresos que

produce el sector y muchas familias en trance de penuria: El secretario de la Cofradía de San Ginés

afirmó que «por muy bonito y muy bordado que esté este Acuerdo, será la muerte para estas dos islas».

«Si las ventanas de seguridad no se abren —continuó diciendo—, los treinta y cinco barcos de la flota

sardinal no podrán faenar y apenas podrán hacerlo los artesanales, y eso se lo hemos dicho al Gobierno

autónomo y a las autoridades del Gobierno central.»

La reacción de los sindicatos

En el sector, especialmente entre los sindicatos, ha causado sorpresa la afirmación del presidente

González de no saber contra quién se convoca la huelga general en Lanzarote.

La situación de las negociaciones significa, en opinión de CC OO (Comisiones Obreras), borrar del mapa

la ciudad de Arrecife, por lo que se intenta llamar la atención de la Administración con la huelga. Esta

central sindical considera que el Gobierno central no entiende la situación lanzaroteña y el Gobierno

canario «pasa olímpicamente del tema».

La UGT de Lanzarote, por su parte, afirma que la huelga no va dirigida a conseguir que el Gobierno no

firme el Acuerdo, sino que es una denuncia de la situación en la que vive la isla.

La firma urgente del Acuerdo y que la reducción de la flota afecte lo mínimo posible son las esperanzas

que mantiene la central sindical socialista.

Hilario Estévez, presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores, se sor-prende de que «estos

señores sean de izquierdas y que hoy vean extraña la actitud de huelga, que es la expresión del pueblo».

En relación con el Acuerdo pesquero, Hilario Estévez cree que la situación se está deteriorando cada vez

más: «Siempre pensamos bien, pero tarde y à última hora.»

Los canarios esperan poco de la capacidad negociadora del Gobierno y están molestos también porque no

se les ha ido informando claramente de la situación, de forma que ahora se encuentran ante una situación

de hechos consumados.

 

< Volver