Autor: Navarro, Julia. 
   El PSOE será fiel a su programa máximo (afirmó Felipe González)     
 
 Pueblo.    09/12/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Ayer se clausuró el XXVII Congreso del Partido Socialista

"EL P.S.O.E SERA FIEL A SU PROGRAMA MÁXIMO"

(AFIRMÓ FELIPE GONZÁLEZ)

En la clausura hablaron un representante del Polisario, Altamirano (del socialismo chileno) y los

representantes de Yugoslavia y de Rumania

Al final, y puño en alto, los congresistas cantaron unidos "La Internacional"

MADRID. (PUEBLO, por Julia NAVARRO.)— Veinticuatro horas duró la sesión plenaria en que se

terminaron de aprobar todas las ponencias presentadas al XXVII Congreso del Partido Socialista Obrero

Español. Hasta las tres de la tarde de ayer la clausura no se hizo oficial, y hasta las siete no se conoció la

lista exacta de la Ejecutiva del P.S.O.E.. La Comisión Ejecutiva queda formada por Ramón Rubial como

presidente; Felipe González, como secretario general; Alfonso Guerra ocupa la secretaría de

organización; Luis Yáñez, en Relaciones Internacionales; Javier Solana, en Servicio de Prensa e

Información; Guillermo Galeote, de Propaganda; Luis Gómez Llorente, en Formación; Relaciones

Políticas, Enrique Muria; Relaciones Sindicales, Eduardo López Albizu; en Juventudes, José María

Benegas; en Emigración ocupa la secretaría José Luis Albiñana; Carmen Garcua, en Administración.

Como vocales han resultado elegidos Nicolás Redondo, José María Cigarrán, José María Triginer, Luis

Fajardo, Miguel Boyer, Rafael Ballesteros y Antonio García Miralles.

Entre los delegados extranjeros que participaron en la clausura del XXVII Congreso del Partido Socialista

Obrero Español, habló Carlos Altamirano, secretario general del Partido Socialista Chileno. Fue

frecuentemente aplaudido por la sala, y varias veces se gritó: «Se siente, se siente, Allende está presente.»

A continuación tomó la palabra un representante del Frente Polisario, que hizo un llamamiento «a la

conciencia de todos los demócratas del mundo para que apoyen la justa lucha del pueblo saharaui por su

independencia.»

También hablaron el secretario de la Internacional Socialista, del representante del Frente de Liberación

de Argelia y el senador mejicano Salvador Alvarado.

La presidencia de la mesa del congreso saludó a las representaciones de la Liga Comunista

Revolucionaria de Yugoslavia, Partido Comunista de Rumania, y representante de Coordinación

Democrática, cuya presencia fue acogida con gritos de «unidad, unidad». Se leyeron adhesiones de un

grupo de numerosísimos intelectuales y artistas, antre los que figuraban Salinas, Buero Vallejo, Bardem,

Lola Gaos, Marsillach, Aurora Bautista, Concha Velasco, Sara Montiel, Ana Belén, Víctor Manuel, etc.

El representante del Partido Comunista Cubano habló de la lucha del progresismo contra el imperialismo

y el capitalismo, y transmitió al congreso el saludo fraternal del pueblo de Cuba. Intervino Heidi (La

Roja), de la Internacional Juventudes Socialistas, que cosechó grandes aplausos. A continuación se leyó

una carta enviada por el Partido Comunista de España, firmada por su secretario general, Santiago

Carrillo. Después de la lectura, gran parte de los congresistas y de las Juventudes Socialistas, con el

puño en alto, gritaron varias veces «unidad».

También intervino Miguel Ángel del Pino, de las Juventudes Socialistas, y a continuación, Nicolás

Redondo, secretario general de U. G. T. Nicolás Redondo señaló que P. S. O. E. y U.G.T. tienen un

objetivo común, que es la emancipación de la clase trabajadora y la creación de una sociedad socialista.

Afirmó que U.G.T. no iba a aceptar el actual proyecto de Reforma Sindical, y que «hacen más las

movilizaciones de masas que todas las negociaciones con el Poder, aunque éstas no puedan ser

desechadas». Señaló también que la libertad sindical es incuestionable e innegociable. Señaló que la

unidad sindical es posible en una situación de democracia y libertad, y que la U.G.T. no está dispuesta a

pacto alguno con la burguesía en las actuales circunstancias. Recordó que P.S.O.E. y U. G. T. fueron

fundados por la misma persona: Pablo Iglesias.

A continuación intervino Felipe González, reelegido secretario general del P.S. O.E., que arrancó grandes

aplausos. Destacó el gran paso de haber unido en una sola familia a los dos sectores del P. S. O. E., y que

para ellos no era una cuestión de numero, sino por cuestión de moral socialista, de respeto a la tradición

del partido, de homenaje a Pablo Iglesias. Afirmó que el P.S.O.E. va a ser fiel a su programa máximo,

diciendo «que nadie se llame a engaños, porque el P.S.O.E. nunca renunciaría a su programa de conquista

de una sociedad en la que la explotación del hombre por el hombre desaparezca, en que el sistema

capitalista sea sustituido por el sistema socialista.»

Dijo también que la democracia interna había reinado en el congreso y había sido un ejemplo. Asimismo,

señaló que el Congreso había ofrecido al país alternativas en el campo político, económico, social y

sindical, así como un programa de transición. Recalcó que los socialistas deben estar preparados para

defender sus conquistas y la necesidad de mantener un esfuerzo de coherencia político permanente.

Felipe González aseguró que el P. S. O. E. va a mantener celosamente su independencia, y están

dispuestos a ir a un proceso unitario con otras fuerzas socialistas, siempre que éstas respeten el juego

democrático.

Por último, dijo que el congreso del P. S. O. E. «es un paso más en la lucha por la libertad y el socialismo,

porque el socialismo es y seguirá siendo: libertad». Estas últimas palabras fueron acogidas con grandes

aplausos y con todos los asistentes puestos en pie. Felipe González tuvo con ese discurso una de sus

intervenciones más brillantes. Al final se cantó repetidamente «La Internacional» con todos los presentes

con el puño en alto.

Por la tarde, en homenaje al aniversario de la muerte de Pablo Iglesias, Felipe González y la mayor parte

de la Ejecutiva del P. S. O. E. estuvo en el cementerio civil de Madrid. Se congregaron elevado número

de militantes y se cantó «La Internacional».

RUEDA DE PRENSA

Por la tarde se celebró una rueda de Prensa con la nueva Ejecutiva, la mayor parte reafirmada en sus

cargos y con ligeras variaciones. El cansancio era la nota más destacada de los socialistas y de los

periodistas presentes. Felipe González contestó a las preguntas de los informadores y recalcó que en el

P.S.O.E. no existen tendencias organizadas, que la linea del partido es la de un partido socialista que

lucha por la transformación de la sociedad capitalista en socialista. Respecto al referéndum, dijo que sea

cual sea el resultado, aunque, naturalmente, es previsiblemente afirmativo, fortalecería a la posición

adoptada por todas las fuerzas democráticas da la oposición. En cuanto a la no asistencia de Mario Soares

al congreso explicó que la información que tenia le aseguraba que no tenia nada que ver este hecho con

las conversaciones de Soares con Suárez.

También dijo que en el congreso no había ganado ninguna linea, excepto la socialista.

Carmen, la mujer de Felipe González, durante la clausura del XXVII Congreso del Partido Socialista

Obrero Español, donde ha acudido y trabajado como una militante más. (Foto SANTISO)

Claveles rojos en la tumba de Pablo Iglesias, en el aniversario de su muerte. Miembros del P.S.O.E. que

ayer clausuró su Congreso, acudieron al cementerio civil Madrid, a rendir homenaje a su fundador. (Foto

LLORENTE)

 

< Volver