Aclamaciones en la intervención de los delegados extranjeros     
 
 Ya.    07/12/1976.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Aclamaciones en la intervención de los delegados extranjeros

«Comienza un nuevo capítulo en la historia política de España» (Willy Brandt)

«Ahora hay que ganar la batalla por la democracia» «Olof Palme»

«La palabra socialista ha roto el silencio impuesto por la dictadura» (Nenni)

«Sois los socialistas del mundo» (Mitterrand)

Especial solidaridad para las delegaciones de Chile y Frente Polisario

La presencia e intervenciones de los "delegados fraternales" animaron la larga sesión inaugural del

Congreso. Los mejores aplausos y aclamaciones fueron para el presidente de la Internacional Socialista,

presidente de la SPD y ex primer ministro de Alemania Federal, Willy Brandt, asi como para el presidente

del Partido Socialista Italiano y militante en su día de las Brigadas Internacionales, Pietro Nenni, que,

debido a los achaques de sus ochenta y cinco años, entró en el salón de sesiones ayudado por dos

compañeros. Sus nombres fueron coreados al unismo por los asistentes, mientras que el ex primer

ministro y presidente del SAP sueco, Olof Palme, acaparaba en otra zona de la sala la atención de los

redactores gráficos y cadenas de televisión.

Son demasiado grandes mi alegría y satisfacción—comenzó diciendo en castellano el presidente de la

Internacional Socialista—al ver aparecer de nuevo en plena luz pública, después de cuarenta y cuatro

años, al partido de Pablo Iglesias. El que lleguemos a reunimos finalmente aquí nos hace concebir la

esperanza de que se comprenda que sin la participación de un gran partido socialista, sin el PSOE, no se

alcanzará una paz duradera en lo político y en lo social, que tanto anhela la mayoría de los españoles. Por

eso no me parece exagerado que la opinión pública española y europea considere este Congreso como un

acontecimiento histórico. Con este Congreso empieza un nuevo capítulo de la historia política de España.

Comienza a hacerse realidad concreta el proceso de democratización de España. Tenéis la histórica y

grave responsabilidad de colaborar, sin traumas, sin rencores, en la construcción de una España

democrática como parte integrante e irrenunciable de una comunidad de Estados europeos. Europa os

espera.

PALME. — También en un correcto castellano el presidente del SAP, Olof Palme—impecable traje azul,

corbata haciendo juego y amplia sonrisa—, pronunció su salutación al Congreso y se refirió al PSOE

como partido "que ha mantenido, incluso en los años más duros de la tiranía, una vida de partido intensa y

democrática". "Para los socialistas democráticos —s e ñ a 1 ó—la democracia es una cuestión de dignidad

humana. Dignidad humana es la existencia de libertades políticas, el derecho a expresar libremente su

opinión, el derecho a criticar y a defender su opinión, la inexistencia de presos políticos. Dignidad

humana significa derecho a la salud y al trabajo, a la educación y a la seguridad social. Dignidad humana

es el derecho y la posibilidad real de cada individuo de poder conformar e1 futuro junte con otros

hombres. Esos derechos, los derechos democráticos, no pueden ser patrimonio exclusivo de una clase

social. Tienen que ser patrimonio de todo el pueblo. Ahora hay que ganar la batalla de la democracia."

El dirigente sueco terminó sus palabras con vivas a "España libre y democrática", al PSOE y al

"socialismo, la libertad y la democracia", que fueron contestados al unisono por los asistentes. A las dos

de la tarde, Olof Palme abandonaba discretamente el salón, camino de su país. Una hora después llegaba,

procedente de Paris, el secretario general del Partido Socialista Francés, François Mitterrand.

FOOT.—Ya en la sesión de tarde, el líder y ministro británico, Michael Foot, manifestó que la

celebración del Congreso "ni siquiera se preveía hace dos o tres años; que el socialismo no podía cometer

los errores de los años treinta y que deseaba la victoria del socialismo en España".

SULE (del Partido Radical chileno).—Señaló que la defensa de los derechos humanos es un imperativo

categórico para los socialistas del mundo entero y que la "solidaridad del PSOE para con el pueblo

chileno ha salvado centenares de vidas".

ANDROSCH HANS.— A continuación intervino el vicecanciller, vicepresidente del Partido

Soctaldemócrata austríaco y ministro de Finanzas, Androsch Hans, quien dijo que los socialistas

austríacos se sentían orgullosos en su participación en. las Brigadas Internacionales que defendieron a la

República Española, y se refirió también a que "vuestra capacidad de sacrificio en estos cuarenta años ha

llevado a España a la libertad y a la democracia".

NENNI.—Tras haber intervenido el delegado del Partido Socialista Belga, Leburton; el representante del

Partido Socialista Portugués, Salgado Zenha; el representante del Partido Acción Democrática de

Venezuela, Enrique Tejera París; el presidente del Partido Socialista de Holanda, Ina van den Heuvei; el

delegado Israel y el presidente de la Liga Francesa de los Derechos del Hombre, Daniel Mayer, tomó la

palabra el presidente del Partido Socialista Italiano, Pietro Nenni, quien dijo: "Gravita en mi ánimo el

recuerdo de lo que fue aquel Madrid en 193637, el Madrid del "no pasarán". La palabra socialista ha

continuado siempre rompiendo el silencio impuesto por la dictadura. EL franquismo sin Franco busca la

continuidad del poder autoritario mediante una fachada enjalbegada sobre un sistema que, en sustancia,

continúa siendo el mismo. El Congreso dirá cómo entendéis el superar semejante designio."

MITTERRAND.—Cerró el turno de oradores, que se habla abierto a. las cuatro de la tarde, el secretario

general del Partido Socialista Francés, François Mitterand, cuyo nombre fue coreado repetidamente por

los asistentes, "Siempre—dijo—fue construida la libertad a base de esfuerzo. No hay socialismo si no en

libertad. El socialismo es el grado supremo de la libertad. Cuando la libertad retrocede en el mundo,

avanza en España. Vosotros sois los socialistas del mundo."

Las delegaciones que suscitaron mayor emoción entre los asistentes fueron las de Chile y Frente

Polisario. Los socialistas presentes volcaron su solidaridad hacia el secretario general del Partido

Socialista Chileno, Carlos Altamirano, y hacia las cinco personas —entre ellas, una mujer—que

integraban la delegación del Frente Polisario. "Chile vencerá" y "Polisario, amigo, el pueblo está contigo"

fueron eslógan es coreados repetidamente. Por otra parte, es de señalar que la intervención del líder

socialista israelí provocó un imprevisto incidente, al abandonar la sala ostentosamente los representantes

de los países árabes, en medio de grandes aplausos de los congresistas.

 

< Volver