Autor: Basterra, Francisco G.. 
   De una fonda de la calle Tetuán al Melía Castilla     
 
 Diario 16.    04/12/1976.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Historia del PSOE

De una fonda de la calle Tetuán al Meliá Castilla

Francisco G. Basterra

MADRID, 4 (D16). Dieciséis tipógrafos, uno de ellos Pablo Iglesias; dos obreros Joyeros, un marmolista

y cinco intelectuales, entre ellos el módico Jaime Vera, fundaron el Partido Socialista Obrero Español

(PSOE) el 2 de mayo de 1879, en mía fonda de la madrileña calle de Tetuán.

El PSOE, que mañana inicia su primer congreso celebrado en España desde el final de la guerra civil,

nació como expresión orgánica del marxismo en el seno del movimiento obrero, según su programa,

aprobado el 20 de julio de 1879 en una taberna de la calle de la Visitación, de Madrid.

Dicho programa declara como su aspiración: "La abolición de clases, o sea, la emancipación completa de

loa trabajadoras; la transformación de la propiedad individual en propiedad social o de la sociedad entera;

la posesión del Poder político por la clase trabajadora."

En 1886 aparece "El Socialista", órgano de Prensa del PSOE, como semanario, convirtiéndose en diario

en 1913. Dos años más tarde, en 1888, un congreso obrero convocado por la Federación Tipográfica y

organizaciones. obreras catalanas dio origen al sindicato UGT (Unión General de Trabajadores),

considerado desde entonces como la central sindical del PSOE.

El primer congreso constitutivo del Partido Socialista Obrero Español se celebró en Barcelona en el mes

de agosto de 1888, aprobándose el programa que perdura hoy, en base al original de 1879.

En 1903, Tomás Meabe con jóvenes socialistas de Bilbao fundan las Juventudes Socialistas.

Pablo Iglesia», diputado

En 1910, el PSOE consigue llevar como diputado al Parlamento a su fundador, Pablo Iglesias, candidato

de 1a conjunción republicano-socialista.

En 1917, el PSOE y la UGT creyeron que se daban las condiciones objetivas para la revolución; realizan

la huelga revolucionaria de agosto, que no logró derribar a la monarquía de Alfonso XIII, pero dejó herida

a la institución.

El triunfo de la revolución soviética sacudió al PSOE, provocándose un vivo debate en su interior entre

partidarios de la III Internacional y partidarios de reorganizar la II Internacional. Dos representantes del

partido acudieron a Moscú, donde se entrevistaron con Lenin.

A su regreso, en el Congreso abierto en Madrid el 9 de abril de 1921, un grupo minoritario de miembros

de la Comisión Ejecutiva, partidarios de la III Internacional, se separaron del PSOE para constituir el

Partido Comunista Obrero. Las agrupaciones de Asturias y Vizcaya constituían el núcleo más fuerte del

nuevo partido.

Durante la Dictadura de Primo de Rivera (19231929), el PSOE y la UGT prefirieron evitar el

enfrentamiento directo con el nuevo régimen y llegó a colaborar con el mismo. Largo Caballero llegó a

aceptar un puesto en el Consejo de Estado.

A la caída de la Dictadura, una conjunción republicano-socialista posibilitó la llegada la II República

mediante el triunfo en las elecciones municipales del l de abril de 1931.

Tras las elecciones a Cortes, los socialistas se encuentran en posición de minoría parlamentarla y entran

en el Gobierno. En las elecciones de noviembre de 1933 triunfa la derecha. Comienza el bienio radical

cedista y salen los socialistas del Gobierno.

Revolución de Asturias

Comienza a ganar fuerza la tendencia izquierdista en el PSOE; se redacta un programa radicalizado y se

adoptan medidas para reparar un movimiento revolucionario, que culmina con la revolución de octubre,

que durante dos semanas triunfó en Asturias.

Indalecio Prieto propuso a continuación, por primera vez en España, la táctica del frente popular que es

formado con los comunistas y triunfa en las elecciones de febrero de 1936.

Cuarenta días después de iniciada la guerra civil, Francisco Largo Caballero preside un Gobierno con

participación comunista. Los mismos comunistas forzaron en 1937 la dimisión de Largo Caballero, que

fue sustituido en la presidencia del Consejo de Ministros por el doctor Juan Negrín, también miembro del

PSOE.

Bajo el franquismo, y desde el exilio del PSOE, lanza en un principio la Junta Española de Liberación con

las fuerzas republicanas, excepto el PCE.

En 1947, el PSOE propugna, esta vez con participación comunista, la Alianza Nacional de Fuerzas

Democráticas.

El XII Congreso del exilio (XXV de los celebrados), en Toulouse, en 1972, supone la consolidación del

partido en el ulterior en detrimento de la fuerza política de los exiliados. Es el fin político del secretario

general hasta entonces, Rodolfo Llopis.

En noviembre de 1974, en Surennes (afueras de París), el último congreso del PSOE en el exilio elige

como primer secretarlo del partido a Felipe González.

 

< Volver