Autor: García-Mateache, J. M.. 
 XXVII Congreso del PSOE. 
 Los grandes del socialismo en Madrid  :   
 Seguiremos luchando por la libertad, afirmó Felipe González. 
 Hoja del Lunes.    06/12/1976.  Página: 5. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

XXVII CONGRESO DEL PSOE (RENOVADO)

LOS GRANDES DEL SOCIALISMO, EN MADRID

"EUROPA NECESITA A ESPAÑA" (Willy Brandt)

"EL GOBIERNO SUAREZ HA AUMENTADO SU CREDIBILILAD" (Felipe González)

El hotel Meliá Castilla y sus alrededores eran ayer una fiesta socialista, en la que se habían dado cita

cerca de tres mil personas, decenas de periodistas, embajadores y delegaciones de muchos países,

presididos por los grandes líderes del socialismo. El alemán Willy Brandt, el francés Mitterrand, el sueco

Olof Palme —sólo unas horas en Madrid y una cálida intervención—, el italiano Pietro Nenni—con su

discurso apostillado por el canto, puño en alto, de "La Internacional"—, al británico Michael Foot, el

chileno Anselmo Sule, el portugués Salgado Zenha, el venezolano Enrique Tejera, la holandesa Ina van

der Heuvel y tantos otros líderes socialistas internacionales que tomaron parte activa, junto a los

dirigentes españoles, en la sesión inaugural de este XXVII Congreso del Partido Socialista Obrero

Español (renovado), que ayer comenzó en Madrid y se clausurará el próximo miércoles.

Una perfecta organización y servicio de prensa, con trescientas personas, ha permitido que todo marchase

sobre ruedas. En el capítulo de incidencias, sólo una, el abandono de la sala "Dos Castillas", del hotel, por

parte de los representantes de las delegaciones invitadas de la Organización para la liberación de Palestina

(OLP) del Frente Polisario y del Frente Nacional de Liberación Argelino cuando correspondió intervenir

al representante del partido laborista de Israel, Izhak Ben Aharon. Los delegados árabes volvieron a

ocupar sus sitios cuando terminó la intervención.

"Con este Congreso comienza a hacerse realidad política concreta el proceso de democratización de

España", dijo Willy Brandt, y añadió que "Europa necesita a España y España necesita a Europa". Fue la

primera intervención tras los saludos de bienvenida. Después vendrían las palabras de los demás invitados

extranjeros y las del propio secretario general del PSOE, Felipe González, quien afirmó que "el Gobierno

Suárez ha aumentado su credibilidad" y propuso un "pacto constitucional" a los partidos democráticos de

la oposición.

"Seguiremos luchando por la libertad", afirmó Felipe González

Olof Palme sólo estuvo unas horas en la capital

MADRID, 5. (HOJA DEL LUNES). -- "Europa os necesita", dijo ayer Willy Brandt, presidente del

Partido Socialdemócrata alemán y presidente de la Segunda Internacional Socialista, minutos después de

que, a las diez de la mañana y en el salón "Dos Castillas" del madrileño hotel Meliá Castilla, comenzase

el XXVII Congreso del Partido Socialista Obrero Español, sector renovado, primero que se celebra en

España desde hace cuarenta y cuatro años.

La apertura del Congreso, que se clausurará pasado mañana, fue multitudinaria. Más de tres mil personas

siguieron las sesiones de este primer día de actos. Cubriendo la información, más de 150 periodistas

acreditados. La televisión de varios países recoge las imágenes de este Congreso, que reúne en sí una

brillantez nada común y una perfecta organización a cargo del gabinete de prensa y de cerca de 500

componentes del servicio de orden.

El salón central del Congreso, con capacidad para dos mil personas, estaba presidido por una gran

pancarta en la que se leía: "Socialismo es libertad XXVII Congreso PSOE". Asimismo, el salón estaba

circundado por las fotografías de los más destacados dirigentes socialistas, con la de Pablo Iglesias en

lugar preferente.

En la mesa presidencial se sentaron, entre otros, Felipe González, Alfonso Guerra, Guillermo Galeote,

Manuel Turrión, Enrique Múgica, Alfonso Fernández, Luis Yáñez y Nicolás Redondo. La atestada sala

estaba dividida en sectores que acogían a las diferentes delegaciones, invitados extranjeros, prensa,

embajadores, etcétera.

JUNTA PRESIDENCIAL

Después de unas palabras de salutación a los congresistas a cargo de Eduardo Ferrera, miembro del

Comité provincial de Madrid del Partido, se leyó el dictamen de la ponencia de la comisión de

credenciales para dar cuenta de las delegaciones presentes. En ese momento se pasó a nombrar la Junta

presidencial del Congreso, que quedó constituida de la siguiente forma: presidente, Ramón Rubial;

vicepresidente, Gregorio Peces Barba; vicesecretario de actas, Sócratas Gómez y Matías Camacho;

primer secretario de notas, José López López; segundo secretario de actas, Emilio Bargón. Al producirse

este último nombramiento, el Congreso, puesto en pie, aclamó al nombrado, ya que es disminuido físico.

Seguidamente, y a propuesta de un congresista, se guardó un minuto de silencio por todos los muertos en

lucha por la libertad. Este fue uno de los momentos más emotivos de la apertura y las lágrimas afluyeron

a los ojos de muchos de los asistentes.

Una vez compuesta la mesa presidencial, y a invitación del presidente, subió al estrado de oradores el

presidente del partido socialdemócrata alemán y recientemente elegido presidente de la Segunda

Internacional socialista, Willy Brandt, quien fue recibido con una enorme ovación. El señor Brandt

inauguró el desfile de personalidades extranjeras, que en sus intervenciones ocuparon toda la jornada.

PRESENCIA INTERNACIONAL.

Entre dos de estas intervenciones se dio cuenta de la lista de asistentes de las agrupaciones

internacionales, que representaban a los partidos socialistas de los siguientes países: Alemania, Argentina,

Austria, Bélgica, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Gran Bretaña, Irlanda,

Israel, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Suecia, Suiza, Venezuela, Rumania, República

Dominicana, Turquía, Uruguay, Yugoslavia, Argelia, Cuba, Guinea Ecuatorial, Méjico y Panamá.

También asisten miembros del Parlamento Europeo, Internacional de Juventudes Socialistas, Frente

Polisario y Organización para la Liberación de Palestina. Se recibieron telegramas de adhesión de Japón y

Marruecos.

Los representantes más aplaudidos por los congresistas fueron los da Chile, Frente Polisario, Partido

Socialista Italiano (Nenni) y Organización para la Liberación de Palestina.

En todo momento se respiró en e1 salón de sesiones un ambiente de alegría. Viejos socialistas se

mezclaban con los jóvenes militantes, dando la sensación de una masiva reunión de amigos que han

pasado demasiado tiempo sin verse. En dos ocasiones se entonó "La Internacional", que fue cantada por

todos los congresistas puestos en pie y con el puño en alto.

BRANDT: EUROPA-ESPAÑA

La primera intervención no fue, como se esperaba, la de Felipe González, primer secretario del PSOE. En

su lugar tomó la palabra el nuevo presidente de la Segunda Internacional Socialista, Willy Brant, quien

comenzó su intervención saludando, en nombre de su partido, a los congresistas presentes. "Sin el PSOE

continuó el señor Brandt no se alcanzará una paz duradera en lo político y en lo social, tal como la desean

todos los españoles." Hizo después un recorrido por la historia de su partido y por los avalares políticos

por los que atravesó el mundo a causa del régimen nazi.

Después el señor Brandt dijo que "en nombre de un millón de socialdemócratas de mi país y de millones

de amigos en el extranjero os deseo valor para superar las tareas que os esperan". Al término de su

alocución, que efectuó integra en castellano, el presidente de la Segunda Internacional Socialista

manifestó que "Europa necesita a España" y que la espera, y que "en el difícil camino hacia la democracia

podéis contar con nuestra inquebrantable solidaridad".

PALME: LUCHA POR LA LIBERTAD

Después de Willy Brandt subió al estrado el presidente del Partido Socialista Sueco, Olof Palme, quien

escuchó corear su apellido por los congresistas. Palme, en la línea habitual de dureza que le caracteriza,

dijo que "por fin estamos celebrando este congreso abiertamente y con el orgullo de saberos un partido

que a pesar de la tiranía ha sabido seguir luchando por la libertad" "Nos alegramos— continuó—de estar

en terreno libre y liberado por las fuerzas imparables de la democracia."

Refiriéndose después al PSOE dijo que "al partido de Pablo Iglesias no se le podrá detener en su camino.

Es un paso irreversible, y es que los pueblos no pueden vivir sin democracia. La democracia es una

cuestión de dignidad humana, es la posibilidad real de cada individuo de poder conformar su futuro junto

a otros hombros. El presidente del SAP sueco dijo que cuando se hablaba de democracia no se refería a la

España oficial, sino a la España real. El señor Palme, que, del mismo modo que Willy Brandt, hizo su

intervención en castellano fue constantemente interrumpido por los aplausos del público. Terminó

diciendo que "el PSOE, tiene un gran pasado, y estoy convencido que en el futuro será más grande".

GONZÁLEZ: NEGOCIAR EL TRANSITO

La intervención siguiente fue la más larga y la más esperada. Corrió a cargo de Felipe González, quien

comenzó su discurso agradeciendo la presencia en el Congreso a Willy Brandt, Pietro Nenni, Olof Palme,

a quienes calificó como "luchadores infatigables por la paz mundial y la libertad". Después, y refiriéndose

al PSOE, dijo: "Nuestra tarea es seguir luchando por la libertad." "El PSOE está dispuesto—dijo—a

negociar con el Gobierno el proceso de tránsito a la democracia, pero no puede negociar los objetivos

democráticos. Como fórmula para resolver el proceso constituyente de una manera posible con otros

grupos el PSOE propone un compromiso constitucional con objeto de aunar las fuerzas de la oposición

para garantizar la liquidación de los residuos autocráticos." Felipe González afirmó que "si el Gobierno

no se empeñara en conservar esos residuos autocráticos nuestra respuesta al referéndum hubiera sido muy

otra".

Finalmente, el secretario general del PSOE pidió a los militantes del partido un estricto cumplimiento de

la disciplina interna y reafirmó la creencia del socialismo democrático en el sufragio universal como

expresión de la voluntad popular.

En otro momento de su intervención, Felipe González dijo que con la ley de Reforma Política el

"Gobierno Suárez ha aumentado su credibilidad".

NENNI: VACIO POLÍTICO

La sesión de la tarde se inició pasadas las cinco del mismo modo que la de la mañana, es decir, con la

lectura del segunda dictamen de la Comisión de Credenciales que dio fe de la asistencia de más

delegaciones. En ese momento se dio a conocer la presencia de la representación de la Organización para

la Liberación de Palestina, que fue acogida con grandes muestras de solidaridad.

A continuación tomó la palabra para saludar al Congreso Pietro Nenni, presidente del Partido Socialista

Italiano, quien, después de transmitir un fraternal saludo al Congreso en nombre del PSI, se refirió a los

acontecimientos en España durante y después de la guerra civil, y dijo: "Están detrás de vosotros cuarenta

años de clandestinidad política, de cárcel, de exilio y, para algunos, de vacío político, pero la palabra

socialista no ha dejado de romper nunca el silencio impuesto por la dictadura.´´ Nenni fue ovacionado en

varias ocasiones a lo largo de su alocución. Al final de la misma y de manos del primer, secretario del

PSOE le fue entregada una efigie de Pablo Iglesias. Previamente Pietro Nenni había hecho entrega al

presidente del Congrego, Ramón Rubial, y a Felipe González de sendos ejemplares de su obra "España".

Mientras se retiraba todo el público puesto en pie y con el puño en alto entonó "La Internacional".

FOOT: LOS ERRORES DEL AÑO 30

Después de la intervención de Pietro Nenni, tomó el relevo en dirigir la palabra a los asistentes el ministro

inglés y jefe del Partido Laborista, Michael Foot. El señor Foot habló en inglés, y su discurso fue

traducido, párrafo a párrafo, al castellano. Dijo —entre otras cosas que, "a pesar de no saber hablar el

castellano como Felipe González, yo hablo la lengua del socialismo democrático". Después se extendió

en analizar la estrategia de los movimientos izquierdistas, rogando por que "no se cometiesen los mismos

errores de los años treinta".

MITERRAND: FRANQUEAR LOS PIRINEOS

Intervinieron a continuación los representantes de los Partidos Socialistas de Austria, Bélgica, Venezuela,

Portugal y Holanda, representada por la secretaria del Partido Socialista Holandés, Ina Vanden Heuvel,

quien a su llegada ayer a Madrid declaró que era la segunda vez que venía a España, y que

indudablemente el Congreso del socialismo en España no significa una verdadera permanencia de la

democracia en España, pero sí que el país va dando pasos a esa democracia, la cual quedará completada

cuando existan sindicatos libres, libertad de prensa y de reunión y los partidos políticos estén legalizados.

Se produjo a continuación la intervención del representante del Partido Laborista de Israel, y en ese

momento la delegación de la Organización para la Liberación de Palestina abandonó la sala,

acompañados por los representantes del Frente Pollsario y del Frente Nacional de Liberación Argelino,

que volvieron a la sala cuando finalizó el discurso de Izhak Ben Aharon.

Después intervino Miterrand, que recibió una gran ovación. El socialista francés dijo que "todavía hay

Pirineos, pero si queréis podemos franquearlos por el camino de las ideas comunes". En sus palabras

destacó la solidariadad del socialismo francés con el español y la certeza de que España puede volver a

Europa de 1a mano de la libertad y el socialismo.

El Congreso continuará hoy sus sesiones, que se abrirán a los nueve de la mañana. La jornada se

desarrollará con la exposición de las ponencias preparadas por los asambleistas.

PALME REGRESO A SUECIA

Sobre las 2,30 de la tarda de ayer salió por vía aérea hacia su país el presidente del Partido Socialista

Sueco, Olof Palme, que llegó el sábado a Madrid para intervenir en el Congreso.

J. M. García Mateache

 

< Volver