Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
 Fraga Iribarne, en Roma. 
 Alianza Popular, dispuesta a cualquier coalición     
 
 Ya.    18/05/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

INFORMACIÓN DEL EXTRANJERO

Fraga Iribarne, en Roma

ALIANZA POPULAR, DISPUESTA A CUALQUIER COALICIÓN

No se puede prever un grupo mayorttario en el próximo Parlamento - Tendrá que haber coaliciones -

Alianza Popular no es un partido confesional - Queremos servir a la Iglesia y no servirnos de ella 0

Coincido con Carrillo en que somos su enemigo número uno,

dijo Fraga en rueda de prensa

ROMA

(De nuestro corresponsal, Miguel Ángel Velasco.)

-¿Cuántos votos tendrá Alianza Popular en las próximas elecciones?, lo han preguntado, naturalmente,

al señor Fraga Iribarne en la conferencia de prensa que ha celebrado en la Asociación de la Prensa

Extranjera, y Fraga ha respondido:

Nosotros rechazamos entrar en el tráfíco de sondeos y cábalas que se hacen, pero ciertamente serán más

del cuatro por ciento que nos dan algunos y menos del sesenta quie nos dan otros. Lo importante es que

luchamos por una idea válida, que esperamos las elecciones y aceptaremos los resultados. Más adelante

concretaría su visión "general" de la situación así: Yo entiendo que la Izquierda se repartirá un treinta por

ciento, un diez los comunistas y un diez, respectivamente, los socialistas avanzados y los moderados,

Creo que un cinco por ciento será de la extrema derecha y luego queda un sesenta y cinco para e1 centro,

que veremos cómo se reparte.Sea lo que sea, Alianza Popular está, preparada para coaliciones con

cualquier grupo legal, si bien no considero realista pensar en el PCE, con cualquier grupo que respete

las reglas del juego.

Es evidente que las batallas electorales se hacen fundamentalmente dentro de un país, pero-aunque el

señor Fraga no lo ha dicho- es evidente que descuidar la opinión internacional puede ser un fallo a

pagar caro, y, consciente de ello, el profesor Fraga se ha presentado a la opinión pública en Roma y es el

primer líder español que lo hace tras la convocatoria de las elecciones. Sus respuestas a las treinta y

tantas preguntas que le han sido formuladas pueden sintetizarse así:

Unidad

Alianza Popular cuenta con una suficiente garantía de unidad también después de las elecciones. El

problema regional es uno de los más difíciles pero pienso que tras las elecciones se podrá hacer un gran

trabajo. Todos esperamos que los socialistas hayan aprendido la lección de su época revolucionaria, que

les costó cuarenta años. Tierno Galván dijo en Vigo que si ganábamos las elecciones algunos no valdría,

pero rectifico. Es un socialista marxista.

Carrillo es un viejo estalinista que, tras predicar veinta años revolución, se ha convencido de que

conviene ahora la táctica del eurocomunismo. Ningún país con Gobierno comunista gobierna

eurocomunistamente. Felipe González me parece un joven inteligente y flexible, con futuro en

la política española. Franco era conservador y autoritario, no fascista ideológico. Su juicio lo hará la

historia. La estrategia del primer Gobierno da la Monarquía era la de tratar de que los partidos no fueran

tantos. No se puede prever un grupo mayoritario en el próximo Parlamento; tendrá que haber coaliciones.

Tendrán poder constituyente, sin duda, pero nuestra postura es que no se trata de un debata nacional al

estilo Cortes de Cádiz. sino que se haga caso en seguida a los problemas políticos y sociales, a la vez que

a los políticos.

Mayoría de católicos

Alianza Popular no es partido confesional, aunque somon grupos con mayoría de católicos, pero que

queremos servir a la Iglesia y no servirnos de ella. No estamos a favor de la confesionalidad, pero sí del

respeto a un hecho sociológico: que el 90 por 100 de los españoles son católicos. No aprobamos la

oportunidad de la legalización

del PCE ni de la candidatura Suárez, que aceptamos. El modelo económico occidental es superior al

soviético, pero situaciones de privilegio son injustificables.

La cesión de derechs del conde de Barcelona ha sido un acto da gran generosidad, agradecido por todos y

muy oportuno. La monarquía tiene en España una seria posibilidad de éxito en bien de todo el país.

Entendemos la Monarquía

como una forma de estado más qus de gobierno, árbitro, moderadorf integrador. La diferencia entre el

primer Gobierno de la Monarquía y el actual es de grado. Los dos no son inmovilistas ni rupturistas. La

violencia en el País Vasco es lamentable. El Gobierno debe hacer respetar la ley, y al juzgar a la Policía

es sabido que hay dos pesos y dos medidas según quien juzgue. Por una sola vez estoy de acuerdo con

Carrillo en que Alianza Popular es su enemigo número uno.

El señor Fraga hizo distribuir nueve folios en los que hace una declaración sobre la situación en España.

En ellos se lee que España se encuentra frente a su segunda gran oportunidad en lo que va de siglo. La

democracia le hemos preparado nosotros. Nadie nos la ha regalado.

 

< Volver