Willy Brandt, a los españoles. 
 La experencia de mi país no hace recomendable una democracia con muchos partidos     
 
 ABC.    04/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. SÁBADO 4 DE DICIEMBRE DE 1976.

WILLY BRANDT, A LOS ESPAÑOLES:

«LA EXPERIENCIA DE MI PAÍS NO HACE RECOMENDABLE UNA DEMOCRACIA CON

MUCHOS PARTIDOS»

Bonn. 3 (Efe.) Las relaciones de España con Alemania federal, con las instituciones europeas y la O. T. A

N., así como el socialismo español y la situación internacional, fueron los temas abordados por Willy

Brandt en una entrevista exclusiva concedida al delegado de Efe en este país.

Dijo que de una España democrática depende el futuro de sus relaciones con la Alianza Atlántica y con la

C. E. E., y que la unión de los socialistas españoles es de exclusiva competencia española, aunque

recomendó, indirectamente, un sistema de pocos partidos.

Afirmó de entrada Willy Brandt, que viaja a Madrid para asistir al Congreso del «Partido Socia lista

Obrero E s p a ñ o 1» «con un sentimiento de curiosidad y de fuerte amistad hacia un pueblo y un país que

tan eran papel desempeñaron en la historia europea».

Aunque el ex canciller recuerda que en los últimos años estuvo dos veces privadamente en Málaga y

Fuerteventura, Willy Brandt dijo que ésta es propiamente su primera visita a España, que emprende "con

curiosidad por lo que allí pasa y con sinceros sentimientos de amistad".

RELACIONES HISPANOALEMANAS.— En respuesta a una cuestión sobre el estado actual de las

relaciones oficiales hispano-alemanas, Brandt afirmó que «no son ciertamente malas», en tanto que las

económicas son "muy buenas". Señaló que los contactes políticos podrían estrecharse más aún. Pero ello

depende, precisó, del estrechamiento de las relaciones de España con las instituciones europeas, una vez

concluido el proceso democratizador, que derivará, a su vez, en una intensificación de las relaciones

bilaterales.

LA O. T. A. N—Sobre la actitud oficial española respecto a la O. T. A. N., Willy Brandt juzgó que tendrá

que ser «España, su Gobierno y su Parlamento» quienes decidan eventuales nuevas formas de

cooperación, que tiene ahora indirectamente a través de su Tratado con Estados Unidos.

Expresó seguidamente su confianza ea que, en el transcurso —o como resultado de su proceso de

democratización, España pueda ingresar en la Asamblea del Consejo de Europa y llegue también a «una

cooperación más estrecha» con la Comunidad Económica Europea.

«Pero repito —precisó no se trata de algo que podamos servir a España —por muy deseable que sea para

nosotros—, sino que esperamos a ver lo que la misma España desea.»

SOCIALISMO. -- Sube las relaciones del partido que preside (S. P. D.) con el amplio espectro socialista

español, Willy Brandt reitera que el único interlocutor válido para el S. P. D. es el «P. S. O. E.», por el

hecho de su adscripción a la Internacional Socialista.

Pero ello no excluye —precisó Brandt— «contactos e intercambios de opinión y de informaciones» con

otros partidos o grupos. La fusión o reagrupamiento de las diversas tendencias es, en su opinión, asunto

de competencia exclusiva de los españoles.

«Sin embargo —añadió Brandt—, la experiencia en mi país, tras la dictadura y la guerra, no hace

recomendable una democracia con muchos partidos, sino que al proceso democratizador conviene una

cifra relativamente pequeña de partidos.»

SEGÚN UNA REVISTA NORTEAMERICANA SUAREZ NEUTRALIZO UNA MANIOBRA PARA

BLOQUEAR EL PROYECTO DE REFORMA

Washington, 3. (Efe.) Una maniobra de ultra derecha, encaminada a bloquear el paso do la ley de

Reforma Política en las Cortes Españolas y provocar un golpe militar fue neutralizada recientemente por

el Gobierno español, según el veterano periodista norteamericano Tad Szulc.

En un artículo aparecido en la revista «The New Republic», el referido comentarista asegura que el jefe

del Gobierno, don Adolfo Suárez, tuvo una respuesta instantánea ante estos hechos y dejó correr la voz de

que el Gobierno no estaba dispuesto a admitir ninguna enmienda importante a la ley, que, de no ser

aprobada, podría abrir el proceso para que la Corona disolviera las Cortes.

Según el periodista, que afirma haber recogido su información de una fuente «de la más alta autoridad»

durante un reciente viaja a Madrid, los autores de la maniobra pretendían provocar una quiebra en la

Bolsa con el fin de crear un estado de pánico económico en el país que hiciera inevitable un golpe militar,

paralelamente amenazaban con bloquear la aprobación de la ley de Reforma Política en las Cortes.

Tras señalar que la acción enérgica e inmediata del Gobierno logró desmantelar la operación, que no

consideró oportuno hacerla pública por el momento. Szulc termina afirmando que las Fuerzas Armadas

españolas permanecen totalmente leales al Rey.

 

< Volver