Tierno Galván y Felipe González hablan sobre la unidad socialista     
 
 Ya.    09/11/1976.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

09/11/1976

Tierno Galván y Felipe González hablan sobre la unidad socialista

"Me es muy difícil decir si Felipe González está a mi izquierda o a mi derecha" (Tierno Galván)

"Existe la posibilidad de hacer un reto de unidad de los socialistas" (Felipe González)

Casi al mismo tiempo han aparecido en dos periódicos distintos sendas entrevistas con Tierno Galván y

con Felipe González. Hemos querido entresacar aquellas frases en las que los dos líderes socialistas

enjuician la labor del otro y las posibilidades de unificación de sus partidos.

El profesor Tierno Galván opina en el suplemento dominical de "Arriba" sobre si está a la izquierda de

Felipe González:

—¡Eso es muy relativo. Es muy relativo porque, si he de decirle a usted la verdad, no sé dónde está Felipe

González. Y, por lo tanto, me es muy difícil si está a la izquierda o a la derecha. He hablado con él varias

veces. Es un muchacho inteligente y que me parece muy capaz de definirse, de autodefinirse, pero como

han sido conversaciones con carácter concreto, y no hemos entrado en supuestos ideológicos..., no le

puedo a usted decir nada. Lo que sí puedo decirle es que la última vez que nos vimos en Portugal estuvo

sumamente..., sumamente..., sumamente flexible en este sentido, y él aceptaba los supuestos ideológicos

que yo propusiera, él los aceptaba, en principio, como buenos. Siempre, claro, que un Congreso los

afirmase, los aceptaba como buenos. Y siendo así, he de admitir que no puede estar ni a mi derecha ni a

mi izquierda, sino en la misma línea.

—Entonces, ¿qué es lo que separa a esos dos grandes bloques del socialismo español: esa "o" del PSOE?

—No lo creo... Yo creo que lo que realmente nos separa es un proceso de identidad. Que los Partidos

toman identidad. Eso es natural. Y han ido tomando identidad... El PSOE renovado tiene ya su propia

identidad; en parte, por identificación con los supuestos del PSOE histórico; en parte, por su propio

proceso ideológico... Nosotros tenemos nuestra propia identidad por nuestra ideología tercermundista, por

nuestro convencimiento de que el proceso ideológico pasa por una revolución cultural; por nuestra

elaboración de la revolución cultural como paralela a la revolución política y a la transformación

económica, y por la transformación de ciertos supuestos del marxismo clásico. Porque si en mi opinión, y

así lo dije en Portugal —y yo creo que se acabará aceptando, para bien de todos—, es que tendríamos que

seguir tres momentos definidos: un comité de enlace, que sirviese para reunir personas afines para

conocerse, para ir preparando los materiales de trabajos; rápidamente, una comisión que se encargaría de

coordinar estratégica y tácticamente los esfuerzos de los dos partidos para dar ya documentos conjuntos,

para tener ya conferencias de prensa conjuntas, para procurar que la base tuviese una conexión real de

unos y de otros..., y, una vez que esto estuviese configurado, pasar a un proceso psicológico de crear y

defender nuevos símbolos, para evitar toda absorción, que no tendría sentido, y para procurar que fuese

una fusión, y no una absorción. Una fusión real. Y después, un Congreso—en esto no se invertiría mucho

tiempo—, un Congreso que no fuera de discordia, sino un Congreso de unidad.

 

< Volver