Autor: Colchero Sainz, José Virgilio. 
 El congreso del PSOE, según Brandt. 
 Si no se celebra en Madrid, sufrirá retraso la democratización     
 
 Ya.    05/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El congreso del PSOE, según Brandt

Si no se celebra en Madrid, sufriría retraso la democratización

(Del enviado especial de la agencia Lagos, José V. Colchero.)

El líder del partido socialdemócrata alemán, Willy Brandt, "patriarca" de la Socialdemocracia europea y

forjador de la Ostpolitik que acabó con la guerra fría en Europa, asumirá—aún no es oficial, pero es

prácticamente seguro—la presidencia de la Internacional Socialista en la conferencia que esa

organización va a celebrar en Ginebra a finales de noviembre.

Willy Brandt, que en su larga carrera política ha seguido con especial interés las cuestiones españolas, nos

hizo a principios de semana, en Lisboa, donde ha sido huésped de Mario Soares en el congreso del

Partido Socialista Portugués, las siguientes declaraciones:

—¿Piensa, señor Brandt, asistir al congreso del PSOE del 5 al 9 de diciembre? ¿Cree qué asistirán

también otros presidentes de partidos europeos?

—Primero quiero decir que espero que este congreso se llegue a realizar en las fechas anunciadas, Claro

que confío estar en Madrid durante algunos de los días señalados (probablemente dos). Estoy seguro de

que acudirán también gran parte de los dirigentes socialdemócratas europeos.

LA NO CELEBRACIÓN, UN RETRASO

—Si el Congreso no se pudiera celebrar en Madrid, ,¿influiría ello en las relaciones de España con

Alemania y con los demás países de la Europa occidental?

—Yo parto del supuesto de que sí podrá celebrarse en Madrid, pues ello supondría un paso importante en

el camino de la democratización de España. Si el Congreso no pudiera celebrarse en Madrid se

consideraría en Alemania y en otras partes como un retraso en el proceso de democratización. Pero eso

son cosas que debe juzgar el mismo pueblo español; nosotros nunca nos injeriríamos en cuestiones

internas del pueblo español.

—Usted me dijo en marzo, al concluir la "cumbre" de Oporto, que se preveía una colaboración estrecha

con España, como se hizo para ayudar a Portugal, tanto a nivel de partido como de Gobierno

en la Europa occidental. ¿Ha llegado el momento de intensificar esa cooperación con España? ¿Se ha

pensado en la posibilidad de crear un comité con este fin, como se hizo entonces para apoyar a la

democracia en Portugal?

No se pueden comparar las dos situaciones, pues el Comité de Ayuda a Portugal se constituyó en un

momeonto de una seria amenaza: la de una nueva dictadura, esa vez de distinto signo. En España, las

perspectivas son absolutamente distintas. De todas maneras yo le puedo asegurar que estoy dispuesto a

crear un comité especial en cualquier momento, aunque, claro, no sería ninguna copia del que se creó para

Portugal. Dependerá de lo que necesiten nuestros amigos españoles.

ESPAÑA, PUENTE DE EUROPA CON IBEROAMÉRICA

—A finales de este mes se va a celebrar una nueva reunión de la Internacional Socialista, esta vez en

Ginebra, y parece que usted va a protagonizar un papel especial en el relanzamiento de esa organización.

¿Cómo afectará esto a España?

—Espero que en las relaciones con los grupos afines de Iberoamérica puedan los socialistas españoles

desempeñar un papel importante como puente entre la Europa occidental y Sudamérica. En la pasada

primavera en Caracas y ahora en la reunión de trabajo que acabamos de celebrar en Lisboa, con motivo

del Congreso del PS portugués, hemos hablado con nuestros amigos iberoamericanos. En todos estos

contactos España puede ayudarnos mucho. Y no quiero decir que pueda hacerlo sólo por el idioma

común, sino por sus lazos históricos y culturales. Es un papel en el que nadie le podría sustituir. Esta

reunión de Ginebra va a ser importante, como apunta usted, pues queremos robustecer las estructuras de

la organización. En Lisboa acabo de mantener conversaciones con líderes socialdemócrates y socialistas,

incluido Felipe González, con objeto de preparar la reunión de Ginebra.

 

< Volver