Prevee un triunfo de los moderados en las elecciones libres. 
 Don Felipe González, a favor de una alianza de centro-izaquierda     
 
 Informaciones.    21/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PREVÉ UN TRIUNFO DE LOS MODERADOS EN LAS ELECCIONES LIBRES

Don Felipe González, a favor de una alianza de centro-izquierda

MADRID, 21 (INFORMACIONES).

Don Felipe González, secretario general del P.S.O.E., precisó ayer noche en una cena-coloquio, dentro de

la VII Semana Económica Internacional del grupo «Mundo», que la alternativa que se podría plantear en

unas futuras elecciones libres en nuestro país será «moderadamente conservadora o moderadamente de

izquierdas, donde sólo cabría una alianza centro-derecha o una alianza centro-izquierda». Agregó: «Dios

nos libre de una alianza donde Fraga fuera el centro.»

Siguiendo en el tono prospectivo, el líder socialista dijo que podría darse «una alianza de centro-izquierda

con la democrácia cristiana, los socialistas... y no sé hasta dónde se podría ampliar el espectro».

Don Iñigo Cavero, dirigente del Partido Popular Democrático, fue el ponente de la cena-coloquio, donde

aseguró que «la actual crisis económica va a exigir a un Gobierno cuya única actividad debería ser la de

gestionar la creación de una Asamblea legislativa, la de tomar decisiones de carácter económico que

deberían haberse pospuesto para después de las primeras elecciones democráticas».

El dirigente democristiano no aceptó la categoría de centro para la Democracia Cristiana, de la que dijo

«se encuentra en el centro, pero tiene vocación de izquierdas». El señor González subrayó que el «error

del Gobierno es negociar la democracia con el «bunker», con los antidemócratas. La posible incidencia

de la celebración del Congreso socialista en la reforma es sólo una excusa del Gobierno».

La opinión del dirigente socialista es que la actitud del Gobierno «pueda obligarnos a la división de los

españoles en dos bloques —cosa que no queremos—, entre lo que podría ser la Alianza Popular, por un

lado, y los demócratas por otro». Al mismo tiempo piensa que «desgraciadamente hay que reconocer que

es necesario construir en España un sistema capitalista de corte occidental», pero que al mismo tiempo

que en una «sociedad capitalista es lógico que exista la medida de flexibilidad en el empleo, que es en

realidad despido libre, ha de contrarrestarse con el derecho a la huelga y los Sindicatos libres y

horizontales. El Gobierno ha tomado la medida del despido libre, presionado por sectores económicos que

no ven los efectos que esta medida va a tener a medio plazo. Si se da prioridad a la lucha contra la

inflación sobre la del pleno empleo, se cometen errores como el que acaba de hacer el Gobierno con esa

medida».

(Información sobre las conferencias de la Jornada de ayer en pág. 11.)

 

< Volver