Negociar la democracia con quienes la quieren. 
 Es el único camino (Felipe González)     
 
 Arriba.    27/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Negociar la democracia con quienes la quieren

«ES EL ÚNICO CAMINO»

(FELIPE GONZÁLEZ)

MADRID. (De nuestra Redacción.) — «El gran error del Gobierno es creer que la democracia se puede

negociar con los que no la quieren, cuando en realidad el único camino sería negociarla con los que

realmente la quieren», dice el líder del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, en unas

declaraciones a la agencia Logos. En relación con el tema de las posibles alianzas electorales con los

comunistas, el líder del PSOE manifestó que en un planteamiento teórico no se debe excluir esta

posibilidad, ya que el progreso de una sociedad depende de la fortaleza de la izquierda. No obstante —

añadió—, «a nivel práctico nadie desconoce las dificultades que podrían existir hoy en la actual coyuntura

española. En los primeros momentos de la consolidación de la democracia a nadie se le oculta las

dificultades que podría haber para una alianza socialista-comunista, que podría poner en peligro la

estabilidad de un proceso democrático, dado el comportamiento reaccionario y golpista de la derecha

durante un siglo».

Consultado sobre las afirmaciones que hace unos dias realizó el secretario general del PSOE histórico

sobre que el PCE pretende absorber al PSOE renovado para hacer un solo partido, Felipe González

puntualizó que «esa es una tesis que ha sacado el diario «El Alcázar» y que se corresponde más o menos

con la misma ideología».

Sobre el supuesto de un fracaso del proyecto de ley de Reforma Constitucional en las Cortes, Felipe

González dice que «el Gobierno, ante un posible fracaso ante unas Cortes o frente a unas Cortes no

representativas, no tiene más remedio que pasar por encima de las instituciones y negociar con las fuerzas

políticas y democráticas. No hay otra alternativa política para el país».

En cuanto a las declaraciones del Vicepresidente para Asuntos de la Defensa, el líder del PSOE dice que

para un país como el nuestro las declaraciones son buenas, pero que para un país democrático serían

conservadoras y reaccionarias. Más adelante, Felipe González, refiriéndose a las movilizaciones de

masas, afirma que las fuerzas políticas democráticas no pueden renunciar a la presión popular pacifica

sobre la estructura autocrática del poder. «Eso es lo que les da credibilidad y una cierta patente para poder

negociar. No puede demostrar su fuerza de ninguna otra manera. Por consiguiente, creo que la

movilización de masas es necesaria.»

Por último, preguntado sobre si las Cortes aprobarán el proyecto de Reforma Constitucional, Felipe

González dice: «En estos cuarenta años las Cortes han aprobado lo que quería el Gobierno. Quizá ahora

hayan cambiado. No ha cambiado su origen ni su legitimación, pero quizá haya cambiado su actitud.»

 

< Volver