Autor: M. A.. 
 Felipe González enjucia el aplazamiento del congreso del PSOE. 
 El Gobierno quiere que psemos por la ventanilla     
 
 Informaciones.    20/10/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

FELIPE GONZÁLEZ ENJUICIA EL APLAZAMIENTO DEL CONGRESO DEL P.S.O.E.

«El Gobierno quiere que pasemos por la ventanilla»

MADRID, 20 (INFORMACIONES por M. Á. I.).

SEGÚN don Felipe González, «el deseo del Gobierno de que el P,S.O.E. se legalice y pase por ventanilla

subyace en el transfundo de su actitud al no autorizarnos a celebrar el congreso». Esto declaró ayer el

secretario general del Partido Socialista Obrero Español en el transcurso de una reunión con varios

periodistas

En dicha reunión, que tuvo carácter informal, el señor González —a quien acompañaban los señores

Yúnez, Gomez Llorente y Turrion (este último en representación del P, S. O. E., histórico)— dio lectura,

en primer lugar a un comunicado de la, Comisión Ejecutiva del P.S.O.E.. en el que se dice entre otras

cosas:

«Con fecha 18 de octubre, y recibido en el día de hoy, el Gobierno Civil de Madrid responde al escrito

presentado, negandose a resolver sobre la comunicación recibida, en base a defectos formales, que a su

juicio, debían ser subsanados.

La Comision ejecutiva entiende que la negativa a conceder la autorizacion para la celebración del con

greso es una actitud discriminatoria respecto del partido, que no solo perjudica gravemente a éste, sino

que, a nuestro juicio, dificulta seriamente el necesario clima de libertad de reunión y expresión, para

facilitar el desarrollo de las fuerzas políticas y por consiguiente, la alternativa democrática.

Ante la actitud gubernamental, que interpretamos como obstaculizadora para la realización de nuestro

congreso, la C. E. manifiesta su firme voluntad de que éste se celebre en el interior de España,

considerando que ello no sólo beneficia al normal desenvolvimiento de una fuerza política democrática y

representativa como la nuestra, sino que contribuye a normalizar, al menos de hecho, la vida democrática

del país. Sólo en las circunstancias de que el Poder político establecido adoptara una actitud de absoluta

negativa a la celebración del XXVII Congreso del Partido Socialista Obrero Español, que se corres

pendería con épocas que cree nos en trance de superación, decidiríamos la celebración del congreso fuera

de nuestras fronteras.

La Ejecutiva del partido convocará reunión extraordinaria y urgente del Comité Nacional, y propondrá a

éste la insistencia en la celebración del congreso en el interior de nuestro país.

Creemos necesario llamar la atención sobre la actitud contradictoria y de incoherencia política que

mantiene el Poder ejecutivo, que parece negar las propias intenciones liberalizadoras que declara.

Asimismo, insistimos en que nuestro partido, que no sólo posee vocación de legalidad sino que se

encuentra en la ilegalidad por una imposición conocida de todos, no acepta, en ningún caso, una

legalización en términos coactivos. El Poder sólo debe limitarse a reconocer y respetar la existencia de

partidos políticos sin pretender intromisión alguna en sus decisiones v actitudes políticas.»

PROBLEMA POLITICO NO JURÍDICO.

Posteriormente, y respondiendo a las preguntas de los periodistas, don Felipe González dijo que el

P.S.O.E. reiteraría ante el Gobierno su decisión de celebrar el Congreso en España «De cualquier modo

—dijo—, si estuvieramos en una, democracia exigiríamos responsabilidades al Gobierno por los

perjuicios que nos causa su actitud, pero como no es así, el P.S.O.E. está inerme ante la negativa del

Poder.

«Respecto a la posibilidad de recurrir contra la decisión del Gobierno en un plazo de quince días, no

hemos tomado todavía ninguna decisión, pero tenemos absolutamente claro que el problema no es

jurídico, como pretende hacerse ver en la nota oficial, sino exclusivamente político... El Gobierno no?

pide una acreditación jurídica, que es técnicamente imposible, porque ello supondria cuestionar nuestra

legalidad y someterla previamente al veredicto del Gobierno pasando por ventanilla. Nosotros no

recurriremos nunca a eso y de este modo la cuestión deriva en un circulo vicioso del que es imposible

salir. Para ei Gobierno la identificación Jurídica pasa previamente por la legalización que nosotros no

admitimos, porque sería tanto como reconocer la situación de ilegalidad que nos fue impuesta y durante la

cual el P.S.O.E siguió existiendo hasta hoy.» El señor González subrayó ta discriminación que 1a no

autorización del Congreso del P.S.O.E suponía en relación con la celebración de otros Congresos de

diversos partidos (como el P.S.P. e Izquierda Democrática) que tampoco se han legalizado y que han

celebrado reuniones después de que entrar» en vigor la ley de Asociaciones.

Se refirió seguidamente a las conversaciones mantenidas con el Gobierno. (Hemos podido saber que en la

noche anterior a la difusión de la prohibición gubernativa se celebró una reunión.a la que asistieron los

señores Martin Villa y Rosón, y por parte del P.S.O.E., don Luis Yáñez y don Luis Gómez Llorente.)

Subrayó su impresión,de que en la actitud del Gobierno habrían intervenido diversos ´factores; una

intención coactiva. para lograr que el , P S.O.E pase por .ventanilla; 1a inoportunidad (a juicio del

Gobierno de que el Congreso del P.S.0.E. celebrara.. su congreso en las mismas fechas en que en las

Cortes se debata el proyectó de Reforma Política, con el riesgo de que dicha coinciencia hiciera peligrar

la suerte del proyecto con una radicalización del «bunker», y finalmente, «La presión que han ejercido

sobre el Gobierno ciertas alianzas políticas que se sienten amenazadas por la presencia de las

formaciones políticas democráticas de cara a una confrontación electoral.

PUNTO DE MÁXIMA TENSIÓN

Don Felipe González calificó la decisión del Gobierno de «grave error político», señalando que «la

inferencia es una torpeza que se vuelve contra el Gobierno», y poniendo de manifiesto que se había

creado una situación de máxima tensión en las re[ aciones con el Poder.

En los círculos políticos se cree que el P.S.O.E tratará de celebrar el Congreso dentro de los próximos

cuarenta días. Por lo que respecta a la actitud del Gobierno, y ademas de las motivaciones ya citadas, se

sabe que la dimensión internacional d e 1 Congreso del P.S.O.E., que evidenciaría la presencia política de

un partido no legal en dimensiones masivas, habría sido otro de los factores que el Gobierno ha tenido en

cuenta para no permitir la celebración del Congreso.

RESPUESTA DEL GOBIERNO CIVIL

Las razones jurídicas invocadas por el Gobierno Civil madrileño, son:

«En el escrito de notificación se hace referencia al Partido Socialista Obrero Español, lo que significaría

que los solicitantes actuarían en nombre de una persona jurídica, sin que en tal caso conste que sean sus

repreaentantet legales o estatutarios, como exige ei artículo 4.°, pauto 3.°, del aportado d) de la ley

reguladora del Derecho de Reunión Política.

«No figuran debidamente cumplimentados los requisitos que establece el apartado c) del punto 2.º del

artículo 4.° de dicha ley, en tanto en cuanto no se determinan las distintas intervenciones e n relación a los

temas a tratar que demandan una mayor precisión.

«En consecuencia, no procede resolver sobre, el escrito hasta que sean subsanados estos defectos.»

Contra esta decisión se puede interponer recurso de alzada en el plazo de quince días.

 

< Volver