Felipe González, a Il Giornale. 
 A Carrillo le gustaría ser secretario general del PSOE     
 
 Informaciones.    07/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

FELIPE GONZALEZ, A «IL GIORNALE"

«A Carrillo le gustaría ser secretario general del P.S.O.E.»

ROMA, 7 (INFORMACIONES, por José Luis Muñíz).- En una entrevista de Frane

Barbieri, publicada

en el diario milanés «Il Giornale», el secretario del P.S.O.E., don Felipe

González, señala que «también

en España los socialistas y los comunista» se han distanciado, porque éstos

conciben un modelo de

sociedad de corte no tanto marxista cuanto leninista, crean una estructura e

instrumentos para la conquista

del Poder, que genéricamente se denomina centralismo democrático. Es éste un

modelo político e

ideológico que contrasta con el nuestro».

«El eurocomunismo -agrega el señor González- atraviesa una crisis de

credibilidad, debido a que los

comunistas no han alcanzado el punto decisivo de flexibilidad y revisión. Para

mí -añade el secretario

del P.S.O.E.- este punto está en la adaptación de la estructura antidemocrática

del partido al nuevo

modelo democrático de sociedad. El modelo del Partido Comunista es un modelo

para la conquista del

Poder con métodos tales que le garanticen el dominio absoluto y la

irreversibilidad de la conquista del

Poder, excluyendo cualquier otra alternativa ideológica.»

Mas adelante, el señor González dice: «El .Partido Comunista español lleva los

signos característicos de

la personalidad de su secretario. Carrillo, que ha pasado de un partido

socialista, revolucionario, pero con

rasgos libertarios, a una estructura comunista tremendamente rígida, para llegar

ahora al eurocomunismo;

en estos momentos ha superado con mucho a los italianos, mientras que no hace

más de diez anos estaba

muy distanciado de ellos. El electorado, sin embargo, no ha conseguido

comprender los proyectos de

Carrillo y le ha dado al P.C.E. los mismos votos que le habría otorgado si

hubiera seguido siendo

stalinista.»

«Si la distancia entre socialistas y comunistas que se ha marcado en las últimas

elecciones -prosigue el

señor González- se repitieran en las próximas, las sindicales, se romperá el

esquema vigente en el sur

europeo, y España se asemejará más a los modelos nórdicos. Esto condiciona la

táctica de Carrillo, de

forma que ahora está, a mi juicio, pactando con el ala derecha de la U.C.D.,

basándose en la fórmula del

compromiso histórico italiano». «A Carrillo le gustaría ser secretario general

del P.S.O.E. De la misma

forma que hace cuarenta años le parecía políticamente Justo pasar del Partido

Socialista Obrero Español

al Partido Comunista de España, hoy le interesaría dirigir nuestro partido.»

Sobre las declaraciones del señor Carrillo con respecto al carácter «diletante»

de la dirección del P.S.O.E.,

don Felipe González dice: «Ciertamente. Carrillo será más profesional que yo en

política. De otra forma,

no se explicaría como se mantiene desde hace veinte años al frente del Partido

Comunista, habiendo sido

socialista primero, stalinista furibundo después, y finalmente eurocomunista."

 

< Volver