Autor: García-Mateache, J. M.. 
 Juan Antonio Barragán, secretario general de Juventudes Socialistas. 
 Suárez utilizó a Martín Villa para prohiibir nuestro Congreso  :   
 En él hubo discrepancias, no divisiones. 
 Hoja del Lunes.    03/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Juan Antonio Barragán, secretario general de Juventudes Socialistas:

"Suárez utilizó a Martín Villa para prohibir nuestro Congreso"

"EN EL HUBO DISCREPANCIAS, NO DIVISIONES"

MADRID. (HOJA DEL LUNES)- «Martín Villa, ha sido e1 instrumento que ha utilizado

el presidente

Suárez para prohibir nuestro Congreso», manifestó a HOJA DEL LUNES Juan Antonio

Barragán, nuevo

secretarlo general de las Juventudes Socialistas.

En principio— siguió dictando— ningún partido gobernante puede inmiscuirse en la

capacidad de

elaboración política de la oposición, como tampoco se puede meter con sus

símbolos o emblemas.

Creemos que esto es una operación en gran escala que no tiene como punto de

vista a Juventudes

Socialistas. El punto de vista es precisamente el PSOE."

—¿No cree usted que con la exhibición de la bandera republicana las Juventudes

Socialistas están

marcando una línea de actuación que precisamente el propio PSOE no la esta

marcando?

- Bueno..., creo que no. El PSOE, como las Juventudes Socialistas, tiene una

vocación republicana que

siempre la ha tenido.

—De acuerdo, pero en el PSOE últimamente esa vocación parece que la ha perdido.

— Sí, pero Felipe González ha venido diciendo que el dilema no es monarquía o

república, sino libertad o

autoritarismo. Lo que puedo decir es que si dentro de la libertad o

autoritarismo el partido se tiene que

pronunciar sobre una alternativa monarquía-república, por supuesto se va a

pronunciar por la república.

Juventudes Socialistas estará en la línea del pronunciamiento republicano.

RESPUESTA A LA UCD

—¿Cuáles han sido las consecuencias y la influencia que ha podido tener el

Congrego?

- Para nosotros el Congreso ha tenido una gran importancia, sobre todo en un

momento político en el que

el Gobierno de la UCD se muestra incapaz para elaborar una política global.

Nuestro Congreso ha

supuesto un esfuerzo en la elaboración de una política juvenil, tanto a corto,

como a medio, como a largo

plazo. A corto plazo supone acabar definitivamente con los vestigios

autoritarios del régimen anterior. A

medio plazo nuestro Congreso se definió por lo que hemos venido llamando el

"programa de la

juventud", es decir, no basta con conquistar la democracia, es necesario

profundizar esa democracia. A

largo plazo nuestro Congreso ha supuesto la ratificación de la estrategia

política hacia el socialismo que

nuestro partido viene definiendo desde su XXVII Congreso hasta ahora.

—La división entre "felipìstas" y "autonomistas", ¿cómo la explicaría?

—Ante esto yo quiero hacer una aclaración. En nuestro Congreso no ha habido la

división que

aparentemente se le ha querido dar por algunos sectores de los medios de

comunicación de masas. En

nuestro Congreso, como en todo congreso democrático, ha habido discrepancia de

opiniones; lo que

puedo decir es que hemos sido unánimes en los resultados políticos que de las

reuniones han dimanado.

Lo que ha habido ha sido una división en cuanto a un criterio simplemente

administrativo, pero en el

fondo todo el mundo coincidió en las posiciones políticas que salieron del

Congreso. En realidad la

política global de Juventudes ha de ser la política global del partido. La

política juvenil del partido ha de

ser la política definida por Juventudes Socialistas

DISCIPLINA DE PARTIDO

—Pero... ¿no se ha aplicado la disciplina de partido en las Juventudes?

—No. La disciplina de partido no se aplica a Juventudes Socialistas. Esta es una

organización

orgánicamente autónoma del partido y de ahí se explica que tengan sus propios

órganos de dirección y sus

propios congreso. La única disciplina de partido es que Juventudes no puede

contradecir la línea política

del partido.

—¿Las Juventudes Socialistas aseguran el futuro del PSOE?

—Nosotros vemos que la única alternativa para salvar a este país de la tremenda

crisis en que esta sumido

es el Partido Socialista Obrero Español. Nosotros creemos que el Partido puede y

debe gobernar si el país

así se lo pide, y es más, creemos que el Partido Socialista es hoy el único

partido de oposición que hay al

Gobierno actual.

GARCIA MATEACHE

 

< Volver