Dias antes de su viaje a Estados Unidos. 
 Felipe González, informado por Suárez de las relaciones hispano-norteamericanas  :   
 Las municipales, no más allá de marzo del 78. 
 Informaciones.    10/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DÍAS ANTES DE SU VIAJE A ESTADOS UNIDOS

Felipe González, informado por Suárez de las relaciones hispano-norteamericanas

LAS MUNICIPALES, NO MAS ALLÁ DE MARZO DEL 78

MADRID, 10 (INFORMACIONES).

EL desarrollo de los acuerdos de la Moncloa, en lo que respecta a política

monetaria, las elecciones

sindicales y municipales y las relaciones entre España y los Estados Unidos

fueron el contenido de las

conversaciones que ayer noche sostuvieron en la Moncloa el presidente Suárez y

el secretario general del

P.S.O.E., don Felipe González. La entrevista tuvo una duración aproximada de dos

horas.

El señor González recordó al presidente del Gobierno -según declaró a la salida-

la cláusula de un 25 por

100 de media respecto del año anterior, para reajustar ciertos salarios que han

quedado desfasados este

año, y que tal vez podrían tener solución mediante el establecimiento de un plus

de carestía de la vida

para el año 1977.

«Yo tenia interés en saber también -añadió el señor González- el estado actual

de las relaciones entre el

Estado español y los Estados Unidos de Norteamérica, para tener algunas bases de

información a escala

estatal y poder operar así con algún criterio en mi próximo viaje a aquel país.»

Explicó más adelante que,

al margen de la postura que mantenga su partido respecto de las relaciones

hispano-norteamericanas,

tenía la obligación de conocer la situación actual de las relaciones entre ambos

países, no sólo en el

terreno político, sino en el económico, en el comercial e incluso los

contenciosos existentes en cuestiones

como inversiones, pesca o calzado.

En otro orden de cosas, cuando se le preguntó al señor González si había buscado

algún acuerdo al

margen de las conversaciones tripartitas Gobierno-centrales sindicales-

empresarios, el secretario general

del P.S.O.E. lo negó rotundamente. Sin embargo, admitió que, de pasada, le había

expuesto al señor

Suárez su criterio de que la regulación de la acción sindical en la empresa es

competencia de las Cortes, y

que en este sentido debería entrar ya en el estudio del tema.

En cuanto a las elecciones municipales, el señor González explicó que él había

mantenido la tesis de que

su celebración no debía retrasarse más allá del primer trimestre de 1978, para

lo cual —según dijo— no

parece existir ningún obstáculo gubernamental por el momento.

Respecto a los criterios que debían regir su regulación, el líder socialista

dijo que había señalado, en

nombre de su partido, la necesidad de un sistema electora1 proporcional y que

los alcaldes sean elegidos

por los concejales. Aunque estimó que existen diferencias entre los municipios

en razón del numero de

sus habitantes, en las grandes ciudades los concejales deberían elegir a los

alcaldes.

En este aspecto -según el señor González no hubo una manifestación presidencial;

el señor Suárez estima

que los criterios deben ser elaborados por su partido, la U. C. D. "Confío —dijo

el secretario del

P.S.O.E.— en que se podrá llegar a acuerdos en este sentido."

Don Felipe González rechazó, finalmente, cualquier control, por una comisión

interpartidos, del

cumplimiento de los «pactos de la Moncloa». Manifestó que debían ser las Cortes

quienes controlen al

Gobierno en la ejecución de los acuerdos, «pues otra cosa —dijo— seria crear un

precedente poco

aceptable en un sistema democrático».

El señor González declaró que no estaba previsto un nuevo encuentro con don

Adolfo Suárez.

 

< Volver