Felipe González: El PSOE prepara un balance de la aplicación del pacto     
 
 Ya.    22/12/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

22-XII-77 NACIONAL Pág. 11 - YA

FELIPE GONZÁLEZ: "El PSOE prepara un balance de la aplicación del pacto"

Podría conducir a su ruptura si considera que el Gobierno lo ha incumplido

"Los militares no deben

ocuparse de política en el país"

"Las municipales, cuanto antes"

El PSOE elaborará próximamente una "evaluación de los pactos de la Moncloa" como

balance de las

interpretaciones del Gobierno, que podría conducir—si considera que no se han

cumplido por el

Ejecutivo—a su denuncia y a la ruptura del pacto, afirmó ayer Felipe González en

una rueda de prensa

convocada tras su viaje a la URSS y Japón.

Entre los temas de la inmediata actualidad política, el secretario del PSOE

declaró que no observaba

cambios fundamentales en el país, y el incremento de la tensión "no se puede ver

con óptica catastrófica".

"Persiste la situación especial que nos ha llevado incluso a la negociación con

el Gobierno. Hay que ir

liquidando las instituciones del pasado; lo tratamos de hacer con cuidado, por

la situación del país. Y la

tensión puede estar motivada, a veces, porque UCD se siente frágil,

excesivamente nerviosa. Y su política

tal vez sea negar cualquier posibilidad de alternativa que no sea UCD."

La inmediata batalla entre las dos fuerzas mayoritarias del Parlamento

se producirá hoy, en el Pleno

del Congreso, en el debate que los socialistas forzarán sobre la política de

orden público. "Nosotros

estaremos en una posición cómoda. Ya hemos expuesto claramente nuestra actitud;

ahora tienen que

hacerlo los demás. Y no permitiremos que el debate se lleve a un enfrentamiento

entre los que

"defienden"—entre comillas—el orden público y los que lo atacan. Es otra cosa;

las fuerzas de orden

pública actúan en función de las instrucciones que reciben. ¿De quién es la

responsabilidad de sus actos?

Por encima de los números está el responsable de la política de orden público en

el Estado. Y como

mínimo tiene la responsabilidad de decirnos, en cada caso, quién es el

responsable de cada acción.

Planteamos un debate, en ese sentido, sobre la política de orden público, no

sobra las fuerzas encargadas

de protegerlo." Felipe González, posteriormente, afirmó que en su opinión el

Ministerio del Interior

debería estar regido, en este momento, por un civil.

Sobre las últimas declaraciones de algunos militares y la destitución del

general Prieto comentó que

desconocía los motivos concretos de la decisión gubernamental y sus razones,

pero reiteró que "es

importante esclarecer que la órbita de los militares se centra estrictamente en

el terreno militar. No deben

ocuparse de política en el país; ni en lo que se llama pequeña política ni en la

gran política".

Interpretación errónea del Gobierno sobre los pactos

La interpretación del Gobierno sobre el contenido de los pactos de la Moncloa

fue calificada por Felipe

González de "errónea". "Con los farmacéuticos negoció, con el personal de

aeropuertos se mostró

inflexible por los pactos. En ambos casos su interpretación fue errónea." El

secretario del PSOE afirmó

que, por el momento, su partido no iba a provocar la ruptura del pacto. "Hay que

ir diciendo al país qué es

lo que se cumple y lo que no se cumple", y anunció en ese sentido una próxima

evaluación de las medidas

de aplicación del acuerdo parlamentario. Acusó también a los partidos de la

derecha de no realizar

esfuerzo alguno para convencer a los sectores que representan de la necesidad

del pacto, y citó en

concreto la ausencia de contactos de sus parlamentarios ante las acciones

públicas de oposición de los

empresarios.

Las criticas al Gobierno- siempre en tono moderado- abarcaron también al control

ejercido en el Consejo

Rector de RTVE, calificado de "abuso contrario al espíritu de los acuerdos". A

una pregunta de los

informadores, matizó su impresión sobre la situación actual de UCD: "Tiene un

elemento de cohesión, el

reparto de parcelas del poder. Puede durar tal vez hasta su primera derrota en

unas elecciones generales.

Pero hay un espacio político que corresponde a su ideología: alguien lo tiene

que cubrir."

Reiteró también la posibilidad establecida con el PCE de establecer compromisos

electorales, en pueblos

concretos, cuyo objetivo sea combatir el caciquismo. Pero el PSOE piensa ir a

las elecciones con listas

propias. Y mantiene su "posición firme de celebrar cuanto antes las elecciones.

La convocatoria es de

extraordinaria urgencia, no admite demoras. La solución de las comisiones

gestoras tampoco es válida.

Hay que impedir con urgencia la paralización de la vida local y democratizar los

municipios".

A lo largo de la rueda de prensa, Felipe González ofreció un aspecto de completa

tranquilidad y confianza

en la situación política y la del partido. Y plena confianza—aunque rehusara a

declararla—en las

posibilidades cercanas del PSOE como alternativa de poder y partido en el poder.

 

< Volver