Autor: Colchero Sainz, José Virgilio. 
   El Kremlin recibe mejor a Felipe González que a Carrillo  :   
 La delegación del PSOE, una vez terminada su estancia en Moscú, asistirá en Tokio a la reunión de la Internacional Socialista. 
 Ya.    14/12/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

I4-XII-77

EXTRANJERO

EL KREMLIN RECIBE MEJOR A FELIPE GONZÁLEZ QUE A CARRILLO

“La delegación del PSOE, una vez terminada su estancia en Moscú, asistirá en

Tokio a la

reunión de la Internacional Socialista”

El "ideólogo" del Kremlin y "numero dos" de la URSS, Mijail Suslov, ha recibido

en Moscú al secretario

general del PSOE, Felipe González. El líder socialista español visita Rusia—por

primera vez— como

huésped del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

La estancia de Felipe en la Unión Soviética es, en realidad, una "parada y

fonda" política en su viaje hacia

Tokio, donde va a reunirse la Internacional Socialista. Otros líderes

socialistas, Incluido el propio

presidente de la Internacional, Willy Brandt, aprovechan también para hacer

"parada y fonda" en la

URSS, invitados por el PCUS.

A Felipe González le han recibido ahora en Moscú infinitamente mejor que el mes

pasado a Santiago

Carrillo, a quien ya antes de no permitirle hablar en el Kremlin sometieron a

"llama baja" en protocolo y

atenciones.. A Carrillo le atendió Persov, funcionario de muy última fila en la

jerarquía del Kremlin,

encargado dentro del partido de las relaciones con España y Portugal. A Felipe

González no sólo le ha

recibido Suslov, sino que su anfitrión oficial ha sido Ponomariov, jefe de las

relaciones exteriores del

PCUS (viene a ser en el partido lo que Andrei Gromyko es en el Gobierno).

Sin duda, desde que el PSOE mandó en 1920 a Fernando de los Ríos a la recién

nacida Unión Soviética

no había visitado Moscú ningún socialista español tan destacado como Felipe

González

(al que acompaña, entre otros, Alfonso Guerra). No existe la menor fraternidad

ideológica entre el PCUS

y el PSOE. La delimitación quedó bien clara hace cincuenta y siete años, cuando,

inquirido Fernando de

los Ríos sobre cómo iba a regular la joven revolución la libertad, Lenin le

respondió con la famosa frase:

"La libertad... ¿Para qué?" (¿La liberté.,. Pour quoi faire?, fue exactamente

lo que le dijo, pues

hablaban en francés.)

EL PSOE Y LA OTAN

No hay duda de que Felipe González ha acudido a la cita en el "espíritu"

socialista de Fernando de los

Ríos y Mijail Suslov en el "espíritu" de Lenin. Como dijo Felipe el domingo al

llegar a Moscú,

directamente desde Madrid, en el vuelo de Aeroflot, la Unión Soviética ve en el

PSOE a un partido al que

ha votado prácticamente el 30 por 100 del electorado español. Desde esa

perspectiva, el PSOE es para la

URSS una de las dos grandes potencias del mundo, un grupo político con al que

tiene singular interés en

mantener contactos. A ello responde la invitación del Kremlin a hacer "parada y

fonda" en Moscú—y a

visitar Leningrado—a la delegación española que va a Tokio a participar en la

Internacional Socialista.

Los rusos—maestros mundiales de ajedrez—están colocando peones cerca de los

partidos políticos

españoles. Sin duda, no tardarán mucho en invitar también a Moscú a una

delegación de UCD.

Entre Felipe González y Suslov ha tenido especial relieve el cambio de

impresiones sobre la posible

entrada de España en la OTAN. El tema lo ha sacado el anfitrión soviético.

Sabido es que la Unión

Soviética quiere impedir la integración de España en la Alianza Atlántica,

porque perjudica sus intereses

estratégicos. Felipe González ha dado a Suslov una respuesta muy clara sobre tan

delicado tema. Ha

dicho que el PSOE no es partidario de la entrada de España en la OTAN, pero que

la cuestión se debatirá

en su momento dentro de España y la decisión la tomarán las fuerzas políticas de

nuestro país, sin tolerar

injerencias extranjeras.

J. V. COLCHERO

 

< Volver