Ayer se reunió su Comité Federal. 
 El PSOE, contra una alternativa de poder precipitada  :   
 Felipe González: No pretendemos hostigar a UCD. Hay que respetar las elecciones. 
 Arriba.    29/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Ayer se reunió su Comité Federal

EL PSOE, CONTRA UNA ALTERNATIVA DE PODER PRECIPITADA

Felipe González: «No pretendemos hostigar a UCD. Hay que respetar las

elecciones»

MADRID. (Cifra.)—El Partido Socialista Obrero Español considera que no hay

necesidad de precipitar

una alternativa de poder en este momento y se muestra partidario de la puesta en

marcha inmediata de la

Constitución, una vez aprobada en referéndum, según se desprende de las

declaraciones hechas ayer tarde

por el secretario general del PSOE, Felipe González.

Felipe González, que ayer regresó de Estados Unidos, presidió ayer la reunión

del Comité Federal de su

partido, que estudió el borrador constitucional. Antes de que se diese por

terminada la reunión, Felipe

González, acompañado del segundo candidato de su partido por Madrid, Javier

Solana, mantuvo una

rueda de Prensa para explicar los tres grandes temas, que a su juicio, eran de

actualidad: su viaje a

Estados Unidos, la reunión del Comité Federal y las consecuencias del pacto de

la Moncloa.

El dirigente de la oposición dio un repaso de las entrevistas que en estos días

habían mantenido en USA

y, a preguntas de los periodistas, señaló que «los objetivos marcados en este

viaje eran bastantes limitados,

puesto que solamente pretendíamos dar a conocer nuestra opinión». Los

socialistas se mostraron

contrarios a la entrada de España en la OTAN, seguros de la consolidación de la

democracia y optimistas

en cuanto al regreso del «Guernica», de Pablo Picasso, a España.

Felipe González puntualizó que «el PSOE no pretende hostigar a la UCD. Creo —

dijo— que hay que

respetar las elecciones, que tienen que servir para que gobierne la UCD; otra

cosa es que pueda hacerlo.

El PSOE no hostiga, pero está dispuesto a estar ahí, cuando se produzca el caso

hipotético de un fracaso

de la UCD». En esa situación, reconoció Felipe González, el PSOE tendría que

buscar el apoyo de las

fuerzas progresistas de la Unión de Centro, y, entonces, «no sería un Gobierno

de centro-izquierda sino de

izquierda-centro», añadió en otro momento de la rueda de Prensa.

Pacto de la Moncloa

Sobre el tema del pacto de la Moncloa, reiteró una vez más su apoyo a los

acuerdos económicos y

subrayó que la retroactividad de estos pactos había que buscarla desde el

momento de la firma de los

Compromisos, pero para aquellos acuerdos económicos establecidos con

anterioridad al pacto y con

efectos posteriores, se impone —dijo— una renegociación del conjunto.

Negó Felipe González que se hubiera entrevistado con el Presidente Suárez a su

regreso de Estados

Unidos, si bien estaba dispuesto a acudir a la Moncloa si era convocado. En

relación con el documento de

los obispos sobre la Constitución, Felipe González manifestó que «el PSOE no

pretende participar en el

Sínodo de obispos; por tanto, no entiendo por qué ellos quieren entrar en

materias parlamentarias».

Añadió que el Partido Socialista iba a mantenerse ajeno a las «advertencias

extraparlamentarias».

Pasó, a continuación, a exponer muchos de los puntos que todavía debían

estudiarse en la Constitución

que, a su juicio, debe ser «un marco de juego amplio y nunca una Constitución

doctrinaria de partido».

Dijo que todavía no están decididos los votos particulares del PSOE, partido que

no renuncia —insistió

Felipe González— a su republicanismo y añadió que había un gran entendimiento

entre la ponencia

constitucional y el Comité Federal del PSOE, aunque «el texto constitucional se

reformará bastante, a

pesar de que se trata de un texto excesivamente elaborado». Aseguró Felipe

González que en el capítulo

de las autonomías el PSOE está dispuesto a «conceder el máximo».

Confirmó que el próximo día 27 saldrá en viaje a Moscú, donde permanecerá cuatro

días, invitado por el

Partido Comunista de la Unión Soviética. Allí —dijo Felipe— expondré lo que

pienso del

eurocomunismo, cuya única diferencia con el socialismo estriba en que no se

tiene el mismo concepto del

instrumento que se debe de utilizar para el logro de una sociedad socialista.

9 NOV. 1977

 

< Volver