Martínez Esteruelas en Almería. 
 No pactamos con los enemigos de España  :   
 La situación es gravísima y nadie desde fuera vendrá a salvarnos. 
 El Alcázar.    07/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Martínez Esteruelas, en Almería

"NO PACTAMOS CON LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA"

"La situación es gravísima y nadie desde fuera vendrá a salvarnos"

"Donde triunfa el socialismo padece la libertad"

Más de dos mil personas asistieron ayer en Almería a un mitin de Alianza Popular en el que intervino

Martínez Esteruelas. El presidente de UDPE comenzó diciendo:

"Creemos que el Gobierno ha faltado a su misión histórica de neutralidad; de una neutralidad clara y

diáfana. Esto es grave y complica las cosas".

Explico luego que en el paisaje electoral sólo se definen con nitidez unas pocas opciones ideológicas,

entre ellas la de Alianza Popular. Ratificó los perfiles de la ideología del humanismo social, de la

que nacen las ofertas políticas de Alianza Popular, y subrayó que, pese a lo que digan quienes tratan

de asustar con el fantasma del bipolarismo, la realidad política del mundo actual está definido por un

enfrentamiento neto entre libertad y socialismo marxista. Los hechos demuestran con trágica suficiencia

—dijo el orador— que donde triunfa el socialismo marxista, en cualquiera de sus apariencias formales,

padece la libertad.

Las actitudes esenciales del comunismo no varían —explicó Martínez Esteruelas—, sino que asistimos en

cada momento a una acomodación táctica de su imagen a las circunstancias políticas de cada Nación. La

falta de principios a los que subordinar el comportamiento, permite a los agentes del aparato subversivo

marxista una cínica capacidad de modificación demagógica de su actitud política. El fin justifica los

medios para el comunismo, y en la medida en que convenga la consecución de sus objetivos finales se

manifiesta monárquico o republicano, acepta cuales quiera banderas, y proclama renuncias a su propia

identidad que es invariable.

Nosotros profesamos un profundo sentido nacional, un concepto enterizo del Estado, un amor a la libertad

esencial del hombre y una exigente vocación social, que pueden hacer frente con garantías de éxito al

más feroz e implacable de los fascismos que jamás han existido: al imperialismo comunista soviético, del

que el eurocomunismo y el partido comunista español son meros instrumentos.

Nosotros —dijo también Martínez Esteruelas— no pactamos con los enemigos de España y del pueblo español.

Ni pactamos tampoco con quienes hacen de la política un peligrosísimo juego de oportunismo sin importarles

nada el destino de España, y el bienestar con tanto sacrificio y esfuerzo conquistado por los españoles.

Nosotros sabemos que quien suma el poder tras las elecciones habrá de disponer de un amor a España tan

profundo y de un espíritu de servicio al Estado y al pueblo tan extremados, que hagan posible eludir

cualesquiera tentaciones que no sean las de una enérgica política de paz y restauración, asumiendo sin

concesiones ni claudicaciones los problemas que una política seria provoca siempre.

A la hora de ir a las urnas, todos los españoles hemos de ser conscientes —dijo Martínez Esteruelas— de

la profunda y gravísima crisis económica, social, política y moral. Nadie debe dejarse prender en el

engaño de una propaganda deformadora de la realidad, conque se trata de anestesiar a los españoles. La

situación es gravísima y nadie desde fuera vendrá a salvarnos, aunque algunos traten de sugerir

inexistentes padrinazgos internacionales. 

< Volver