Autor: Prieto, Joaquín. 
 Los militares no deben intervenir en política. 
 Felipe González: No veo cambios fundamentales en la situación política     
 
 El País.    22/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS

22 DIC. 1977

Los militares no deben intervenir en política

Felipe González: «No veo cambios fundamentales en la situación política»

JOAQUÍN PRIETO

«Yo no veo cambios fundamentales en la situación política; sólo observo unas

mayores tensiones en la

cuestión del orden público, que ya estaban latentes», dijo ayer el secretario

general del PSOE, Felipe

González, durante una rueda de prensa celebrada con motivo de su regreso de la

Unión Soviética y el

Japón. Igualmente afirmó que los militares no deben intervenir en política, y

que su órbita de actuación

«es la estrictamente militar».

Un Felipe González extraordinariamente prudente y desdramatizador habló de que

los hechos ocurridos

durante los últimos días «no deben verse con óptica catastrofista«. Prefirió no

contestar a las preguntas

relacionadas con el problema de Navarra, argumentando que no había podido

estudiarlo suficientemente

tras su regreso. Por otra parte, admitió que la actitud de la UCD ha cambiado

últimamente: «este partido,

que tiene el poder democráticamente, desde el punto de vista de las elecciones

del 15 de junio, se siente

frágil por no disponer de la mayoría absoluta en el Parlamento, y eso le pone

excesivamente nervioso».

«De ahí continuó- que UCD niegue toda posibilidad de alternativa de poder que no

sea la suya, y por eso

crea conflictos y distancias artificiales con el PSOE; o a veces abusa de su

poder, como en el caso del

Consejo Rector de RTVE, en que el Gobierno tiene infinitamente más capacidad de

representación de la

que le corresponde en las Cortes. Lo que se dijo en las conversaciones de la

Moncloa es que el Gobierno

aportaría técnicos al Consejo, pero quedó claro que la soberanía en el mismo

estaba en la parte constituida

por la representación parlamentaria, que debía ser la encargada de redactar el

estatuto correspondiente.»

Estas consideraciones llevaron a Felipe González a indicar que podría producirse

una ruptura de los

acuerdos de la Moncloa por parte gubernamental; «por eso nuestra posición es

exigir el cumplimiento de

esos acuerdos, y tal vez tengamos que llegar a la conclusión de que la otra

parte los ha roto». Nuevas

preguntas sobre este tema, en el sentido de que concretara cuáles son los puntos

en que considera

vulnerado el pacto, fueron contestadas por el secretario general del PSOE. con

la afirmación de que

prefiere estudiarlo más despacio antes de responder. Únicamente hizo hincapié en

que el Partido

Socialista «y otras fuerzas de la izquierda» han hecho esfuerzos por lograr que

los sectores que

representan aceptan el pacto, mientras la derecha no ha hecho nada respecto a

los suyos.

A propósito del PCE, Felipe González precisó que en su última reunión con

Carrillo se propuso un

compromiso electoral en algunos pueblos, «como algo minoritario, a nivel de

experiencia», porque el

PSOE piensa ir con listas propias a las municipales, aunque en ellas admita la

presencia de

independientes. «Sólo después pensaríamos como habrían de formarse las mayorías

en los Gobiernos

municipales.»

El Pleno de hoy

Por otra parte. Felipe González confirmó que el PSOE pedirá la rectificación del

orden del día en el Pleno

del Congreso de hoy, a fin de que los sucesos de Málaga y Tenerife sean tratados

en el lugar que les

corresponde; sin embargo, cree que su partido no pedirá dimisiones. «Nosotros ya

tuvimos ocasión de

definir en el Congreso cuál es nuestra política de orden público. Las fuerzas de

orden público actúan

siempre en cumplimiento de las instrucciones recibidas, por lo cual no cabe

enfrentamiento entre los que

defienden a dichas fuerzas y los que están contra ellas. La responsabilidad está

siempre por encima de los

números que las forman; el responsable, al menos el responsable mediato, está en

la cumbre del

Gobierno, y si no es él el responsable inmediato, debe decirnos quien es.»

En relación con el mismo tema, Felipe González señaló que, a su juicio, el

Ministerio del Interior debe

estar ocupado por un civil.

Respecto al famoso tema de la alternativa de poder, indicó que es difícil que el

PSOE pueda

materializarla «hasta que la UCD pierda unas elecciones». Preguntado por las

posibilidades del señor

Areilza, se limitó a calificarle de «político inteligente», y comentó que, en

cualquier caso, la política

tiende a hacerse cada vez más desde las plataformas de los partidos. Negó que

hayan existido

conversaciones con él para apoyar su candidatura a alcalde de Madrid.

 

< Volver