Felipe González, con los periodistas de APIE. 
 Los empresarios deben plantearse a dónde quieren ir y a dónde conduce su hostigamiento al Gobierno     
 
 Informaciones.    08/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FELIPE GONZÁLEZ, CON LOS PERIODISTAS DE A.P.I.E.

«Los empresarios deben plantearse a dónde quieren ir y a dónde conduce su

hostigamiento al Gobierno»

«EL P.S.O.E. ACEPTA LA ECONOMÍA DE MERCADO PORQUE NO HAY OTRA

ALTERNATIVA VALIDA»

MADRID, 8 (INFORMACIONES).-

Vivimos en una economía de mercado y aceptamos ese hecho plenamente, puesto que

no es posible

ofrecer ahora otro modelo económico, ya que el otro existente, el comunista con

economía estatalizada,

no es el nuestro», dijo ayer el líder socialista don Felipe González en un

almuerzo con la Agrupación de

Periodistas de Información Económica (A.P.I.E.).

Añadió, sin embargo, que los socialistas no estamos dispuestos a aceptar el rol

que nos exige la derecha

de este país de sacralizar el modelo vigente y aceptarlo en los términos que

ellos desean».

Felipe González resaltó el realismo de su partido: «El P.S.O.E., opera sabiendo

lo que hay, y que no tiene

alternativas válidas. Hay un marco de economía de mercado, una situación de

crisis y un intento de

superarla, y en este contexto se inscriben los acuerdos que hemos firmado en la

Moncloa.» Respecto al

último punto, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español dijo

que estaba dispuesto a

admitir que «un Gobierno U.C.D tenía lógicamente menos resistencias en el país

para aplicar las medidas

de saneamiento que se tratan de llevar a cabo, que las que tendría un Gobierno

del P.S.O.E.»

Felipe González resaltó el hecho de que los empresarios no tenían confianza en

el Gobierno de U.C.D.

Sin embargo, se mostró convencido de que esta falta de sintonía entre los

empresarios y el Gobierno se

arreglará de alguna forma. «Uno de los dramas del Gobierno de Suárez es que

habiendo logrado buenos

resultados electorales no recibe el apoyo del sector empresarial. Pero creo que

los empresarios deben

plantearse a donde conduce el hostigamiento a que someten al Gobierno. Una

regresión hacia posiciones

muy a la derecha no parece posible, ni la vuelta hacia un sistema autoritario.

Entonces ellos deben

saber, o pensar a donde van o quieren ir. Yo estoy convencido de que las

divergencias existentes las

arreglarán entre ellos por su propia conveniencia.»

EL PAPEL DE LA OPOSICIÓN

La oposición se va a dedicar a presionar para que los acuerdos de la Moncloa,

que todos hemos firmado,

se cumplan en su totalidad, señaló Felipe González ante la pregunta de uno de

los asistentes sobre su

papel en estos momentos.

Hay algunos aspectos —afirmó en que estos acuerdos no se han cumplido, como es

el caso del

presupuesto fijado para viviendas y urbanismos, menor de lo previsto; la

creación del Consejo rector de

Televisión, la presión fiscal no llega a lo que se previó; los impuestos se

decidió que fueran el 50 por 100

directo y el 50 por 100 indirecto y no se ha logrado, y otros aspectos.

Sobre la retroactividad del pacto en materia salarial, dijo que el tema tenía

muchas dificultades y que no

había sido bien aplicado por el Gobierno.

¿Que pasaría si el P.S.O.E. tuviese que asumir ya el poder? Felipe González dejó

claro que el P.S.O.E., no

desea asumir ya el Poder, y que si tuviera que hacerlo pagaría un precio de

imagen, popularidad, etc.

«Pero desde luego lo haríamos y no creo que los resultados fueran catastróficos

ni para el partido ni para

el país. Aunque deseamos que ese momento tarde en llegar.»

Un informador preguntó qué esperaban que harían los empresarios en ese caso. «El

P.S.O.E. no va pedir

permiso a los empresarios para gobernar, pero desde luego los va a tener en

cuenta y va a negociar con

ellos. Yo creo que el problema del empresario ahora es que se encuentra un poco

como en orfandad. Cree

que la U.C.D. no es su partido, que se ha equivocado, pero tampoco se sienten

representados en Alianza

Popular ni más a la derecha. Creo en definitiva que estos problemas se superarán

y que la derecha

arreglará sus problemas en si misma. La verdad es que los empresarios no hacen

nada por arreglar esa

situación. Se rasgan las vestiduras ante cada medida económica que se adopta,

pero no dan otra

alternativa económica. Una vuelta hacia la extrema derecha no la creo posible

porque lo que al

empresario le preocupa más es la crisis económica y a ver cómo la resolvería un

Gobierno autoritario.»

¿Respetaría el P.S.O.E. los pactos de la Moncloa, caso de llegar al Poder? «Por

supuesto —recalcó

Felipe—. Estos llegan hasta finalizar 1978 y nosotros los respetaremos, aunque

en algunos aspectos

daríamos interpretación distinta, a la que está dando el actual Gobierno, en

función de las presiones que

recibe.

En cuanto a los trabajadores, Felipe González expresó su confianza de que no van

a tener una actitud tan

agresiva como se teme. «Yo cuando se dice que hay que tranquilizar al empresario

digo que a quien hay

que tranquilizar es al trabajador, que lleva muchos más años intranquilo. Pero

de verdad creo que no hay

que tranquilizar ni a unos ni a otros. Riño a la sociedad en su conjunto.»

GIMÉNEZ-ARNAU: «EL PACTO DE LA MONCLOA HA OLVIDADO MEDIDAS

ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLES»

MADRID. 8 (INFORMACIONES). — "Con independencia de la confusión que en el texto

de los

acuerdos del pacto de la Moncloa se produce entre medidas coyunturales y medidas

estructurales, los

defectos más importantes de los acuerdos económicos son el olvido de las medidas

—absolutamente

imprescindibles— para el aumento de la productividad, la imprecisión sobre si se

quiere o no realmente

frenar el consumo y las medidas sobre el control de precios, que son

absolutamente utópicas y sin

concreción", ha afirmado Enrique Giménez-Arnau, miembro de la comisión gestora

del Partido

Conservador en la reunión organizada por el Club de Dirigentes de Marketing de

Madrid sobre el tema

"El pacto de la Moncloa visto por un grupo extraparlamentario".

Además del señor Giménez-Arnau, intervino en el coloquio el también miembro de

la comisión gestora

de dicho partido Enrique Villoria.

En su análisis del planteamiento y contenido concreto del acuerdo en el aspecto

económico, el señor

Giménez-Arnau insistió en la falta de representación de los empresarios y los

obreros no afiliados a

centrales marxistas en la discusión del acuerdo, pues ni unos ni otros se

sienten defendidos por el

Gobierno, por los partidos que firmaron el pacto ni por las citadas centrales.

Prueba de ello —dijo— y del espíritu que ha orientado los acuerdos económicos es

que la expresión

"dentro del marco de una economía de mercado" aparece una sola vez en el texto

de los acuerdos

económicos.

Al final de su exposición, el señor Giménez-Arnau indicó que pese al pobre

juicio que desde el punto de

vista práctico merecen todas estas medidas es necesario que cada uno, en la

medida de sus fuerzas,

colabore en que de alguna forma el pacto de la Moncloa produzca al menos algún

efecto beneficioso

sobre la economía española.

8 de diciembre de 1977

 

< Volver