Autor: Magaz Leboucher, Pablo. 
 Para la primavera del 79. 
 Felipe González profetiza un gobierno socialista     
 
 ABC.    19/01/1978.  Páginas: 2. Párrafos: 10. 

ABC JUEVES 19 DE ENERO DE 1978.

PARA LA PRIMAVERA DEL 79

FELIPE GONZÁLEZ PROFETIZA UN GOBIERNO SOCIALISTA

BONN, 18. (Crónica de nuestro corresponsal.) Felipe González ha traído consigo

el eco de las

vibraciones espirituales que conmueven a la Península. Primero la magia estaba

en la democracia. Ella

debía, por si sola, resolver los problemas de cada español. La democracia, en su

desarrollo, se ha

mostrado más como una promesa de justicia política y económica que como una

fuente de resultados

tangibles. Ahora la fascinación se sitúa en Europa. Ella puede mantener

calientes los corazones mientras

madura el nuevo régimen español. El coloquio entre unos sesenta periodistas y el

secretario general del P. S. O. E. se desarrolló, más o menos, de la manera

siguiente.

- ¿Cuales son las posibilidades políticas inmediatas del P. S. O. E.?

- Nuestra alternativa como partido de Gobierno puede resumirse

esquemáticamente así: el

P. S. O .E. obtuvo, en las elecciones de junio, el treinta por ciento de los

votos, equivalentes al treinta y

cuatro por ciento de los escaños del Congreso. Si se afianza nuestra posición

sindical —primer factor—, y

si en las inminentes elecciones municipales logramos convertirnos en la primera

fuerza política del país

—para lo que solo necesitaríamos aumentar los resultados anteriores en un dos o

un tres por ciento—, la

incidencia de tales resultados (hacia los que señalan los últimos sondeos de

opinión), haría que

pudiéramos presentarnos a las elecciones generales, que se convocarán

seguramente para la primavera de

setenta y nueve, con la perspectiva de obtener entre el treinta y siete y el

treinta y ocho por ciento de los

votos globales, lo que supondría, dentro de nuestro sistema electoral, alcanzar

la mayoría en el Congreso

y estar en condiciones de formar un Gobierno socialista.

—¿No se parece esta exposición al cuento de la lechera? Si el pronostico

fallara, por un margen escaso

¿habría frente popular?

—De momento no creemos que pueda pensarse en una coalición integrada solamente

por las izquierdas.

CENTRO DEMOCRÁTICO

—¿No desestima usted las posibilidades del Centro Democrático?

—Convertir el Centro Democrático en un verdadero partido es tarea muy difícil,

aunque no imposible. De

Gaulle lo consiguió. Hablo de De Gaulle como de un paralelismo histórico, no

comparando personajes,

habida cuenta de las diferencias que separan al ilustre general francés de

Adolfo Suárez. La U. C. D.

tiene, tal vez, demasiadas familias ideológicas dentro del mismo partido.

—¿La entrada de España en la Comunidad Europea no deteriorará la amistad del

Gobierno de Madrid

con el Magreb?

—Nuestro ingreso en Europa no afectará a nuestras relaciones con los países

árabes del Mediterráneo,

que no son, por otro lado, especialmente brillantes.

González había sido presentado, previamente, por Bruno Friedrich —vicepresidente

de la fracción

parlamentaria socialdemócrata— en términos tales, que algunos periodistas

germanos creyeron tener

delante al futuro Jefe del Gobierno español.

El dirigente del P. S. O E. después de resistir incólume una hora de preguntas,

saltó a toda prisa del

edificio del Parlamento para dirigirse, bajo la lluvia, a la Cancillería, donde

le esperaba Helmut

Schmidt.—Pablo MAGAZ.

 

< Volver