Las enmiendas socialistas a la reforma fiscal. 
 El proyecto del Gobierno-dice el PSOE-mantiene algunos vicios legislativos anteriores     
 
 ABC.    03/02/1978.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

ABC. V I E R N E S, 3 DE FEBRERO DE 1978.

LAS ENMIENDAS SOCIALISTAS A LA REFORMA FISCAL

"EL PROYECTO DEL GOBIERNO DICE El P.S.0.E. MANTIENE ALGUNOS VICIOS

LEGISLATIVOS ANTERIORES"

Madrid. (De nuestra Redacción.) El grupo parlamentario socialista presentó ayer

mañana, a los medios de

información, sus enmiendas al proyecto del Gobierno sobre la reforma de la

imposición sobre las

personas físicas, que comprende tres impuestos: Renta, Patrimonio y Sucesiones.

El P. S. O. E. hace una valoración general positiva del proyecto del Gobierno,

pues plantea, entre otras

cosas, por primera vez, una lucha contra las sociedades interpuestas, pero

considera al mismo tiempo que

tiene algunos aspectos negativos, según su criterio, en lo referente a las

plusvalías y al mantener algunos

vicios de la legislación anterior, como las desgravaciones por donaciones a

fundaciones particulares, una

concepción familiar anacrónica, desgravaciones insuficientes para las rentas

bajas, no tributación de las

sociedades por el impuesto sobre el patrimonio y un exceso de delegaciones

legislativas que facultan al

Gobierno para hacer y deshacer, a su antojo, en algunos supuestos concretos.

El P. S. O. E. basa la presentación de sus enmiendas en los siguientes

principios: Hacer el sistema más

progresivo, profundizar en fuentes de riqueza insuficientemente tratados,

eliminar supuestos injustos y

guardar al máximo el principio de reserva de ley.

PROYECTO DE RENTA

A este proyecto de ley los socialistas han presentado 34 enmiendas,

correspondiendo nueve de ellas a los

Socialistas de Cataluña y 25 a los Socialistas del Congreso.

Son destacables: Ampliación del concepto de sociedad interpuesta para las que

tengan menos de

veinticinco socios (el Gobierno marca diez) y las que no repartan beneficios

durante tres años.

Eliminación de la tributación de las indemnizaciones laborales inferiores a un

millón de pesetas y rebaja

de la tributación de las pensiones al 80 por 100.

Se elimina una amnistía por las ganancias de capital hasta el 31 de diciembre de

1977 que no se hubiesen

puesto de manifiesto.

Integración del precio de venta de los cupones de la renta del año, en el que se

vendan los cupones y no

en el año en el que se vendan las acciones.

Aumento de las desgravaciones por familia y por trabajo de los dos cónyuges.

Se eliminan las desgravaciones por donativos a fundaciones particulares y se

impide cualquier supuesto

de aplicación de signos externos a las rentas inferiores a siete veces el

salario mínimo, es decir un millón

cuatrocientas mil pesetas.

Se establece el derecho de retracto en favor del Estado, autonomías o municipios

cuando el valor

declarado de un valor transmitido sea inferior en un 25 por 100 al estimado por

Hacienda.

Se eliminan las delegaciones legislativas en asuntos de trascendencia económica.

IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

Treinta y ocho enmiendas presentadas, 12 de los Socialistas de Cataluña y 26 de

los Socialistas del

Congreso.

Las enmiendas más importantes son: Gravar en un 5 por 100 los patrimonios en

manos muertas.

Establecimiento de subvenciones para la conservación del patrimonio histórico

artístico.

Mantenimiento del actual sistema de valoración de las fincas rústicas

Adecuación del sistema de filiación a las circunstancias sociales actuales.

IMPUESTO SOBRE SUCESIONES

A este proyecto los socialistas presentan 24 enmiendas, tres de los Socialistas

de Cataluña y 21 de los

Socialistas del Congreso.

Cabe subrayar: La supresión de la exención por las mandas religiosas y legados

para finalidades de culto

y religiosas y de los seguros sobre la vida cuando supongan una cobertura de una

operación mercantil.

Rebaja sobre la bonificación de los seguros de vida. Se modifica la escala,

bajando las herencias menores

e incrementando, la presión a partir de los noventa y seis millones de pesetas.

Se encomienda la gestión de este impuesto al Cuerpo de Inspectores Financieros y

Tributarios. Hasta

ahora esta gestión estaba encomendada a los abogados del Estado.

LA UNIDAD FAMILIAR

Uno de los aspectos que el P.S.0.E. considera más importante en cuanto al

impuesto sobre la renta es la

reconsideración de la unidad familiar que en el proyecto del Gobierno está

reducida a la definición

clásica, es decir, esposos e hijos.

Consideran que a efectos de desgravación debe considerarse como unidad familiar

a los padres, hijos y

nietos, es decir, a toda persona que viva a expensas del declarante, aunque no

sea en el mismo domicilio.

Por ejemplo, el trabajador soltero que vive en una capital y mantiene a sus

padres que viven en un pueblo.

Por otra parte, piden que se considere, a todos estos efectos a los hijos

ilegítimos. Otro aspecto familiar

importante es la desgravación por el trabajo de ambos cónyuges, ya que si la

esposa no esta en casa, se

ocasionan una serie de gastos extras que deben estar considerados a efectos

fiscales.

Actualmente los pisos desalquilados no cuentan a efectos de la declaración, con

lo que se permite una

especulación considerable. Para evitarlo, los socialistas piden que estos pisos

cuenten a efectos del

patrimonio, gravando sensiblemente la tributación para obligar a que estas

viviendas no permanezcan

cerradas.

En cuanto a las fundaciones particulares, los socialistas consideran que

realizan una función cultural v

científica estimable, pero que esto debe pasar a ser responsabilidad pública.

«No se puede permitir de

ninguna manera —dijeron—, que la investigación esté sostenida en nuestro país

por el fraude fiscal.»

Baldomero Lozano, miembro de la Comisión de Hacienda del grupo parlamentario

socialista, aseguró que

tanto con la reforma fiscal propuesta por el Gobierno como con las enmiendas que

ahora presentan ellos

no se está haciendo terrorismo fiscal, como se ha dicho, ya que los ricos con

dinero pagarán, pero esto no

afecta para nada al desarrollo industrial».

Asistieron también los señores Solana, presidente de la Comisión: Barón y

Granados.

 

< Volver