En el Palacio de la Zarzuela. 
 Audiencia del Rey a la ejecutiva del PSOE  :   
 La forma en que se ha redactado la Constitución - señaló Don Juan Carlos - debe inspirar nuestra vida política en el porvenir. 
 ABC.    13/12/1978.  Página: 5. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

Fuente: ABC MADRID Fecha: 13121978 Página 21

ABC. MIERC0LES, 13 DICIEMBRE DE 1978

EN EL PALACIO DE LA ZARZUELA

AUDIENCIA DEL REY A LA EJECUTIVA DEL P. S. O. E.

«La forma en que se ha redactado la Constitución —señaló Don Juan Carlos— debe

inspirar nuestra vida

política en el porvenir»

SU Majestad el Rey recibió en la tarde de ayer, en el Palacio de la Zarzuela, a

la Comisión ejecutiva del

P. S. O. E. La Comisión, al frente de la cual estaban el presidente, Ramón

Rubial; el presidente

honorario, Enrique Tierno, y el primer secretario, Felipe González, llegó a

Palacio poco antes de las siete

de la tarde e inmediatamente fueron recibidos por Su Majestad el Rey.

"Esta entrevista —ha declarado a Efe Felipe González la solicitamos al día

siguiente del referéndum

nacional. cuando ya se conocían los resultados. Le hemos querido decir al Rey

que nuestro partido acepta

sin reservas el texto constitucional; esto es lo que, sin mucho protocolo, sin

leerlo en un papel, le hemos

dicho."

Felipe González subrayó también a Efe que es la primera vez que la Ejecutiva

socialista, en cien años de

historia del partido, solicita audiencia al Rey y calificó este momento como de

«fecha histórica».

«Los socialistas agradecen al Rey la voluntad que ha puesto como Jefe del Estado

en el proceso de

democratización de transición de la dictadura a la democracia.»

Explicó después que el líder socialista que la audiencia con el Rey se había

producido en el momento

justo. «No podía haber sido antes — dijo por respeto a la historia de nuestro

partido, y después, porque

queríamos manifestar al Rey que respetamos una Constitución por la que hemos

luchado durante muchos

años, una lucha que ha dado buenos resultados».

INTERVENCIÓN DE FELIPE GONZALEZ

El primer secretario del P. S. O. E. dijo a Efe que en su intervención ante el

Rey le había expuesto la

preocupación del P.S.O.E. por el actual momento político, en concreto, la

situación del paro, exponente

de la crisis económica, que es un problema grave que se ha relegado a un segundo

término por el

terrorismo y los intentos desestabilizadores de la extrema derecha.

En otro momento de su Intervención, el primer secretario del P.S.O.E. se refirió

a la correspondencia

necesaria entre el Poder político y el pueblo. Habló del reto de las autonomías,

que, según sus palabras,

«tendrá que basarse en el respeto a los pueblos que forman España, y esta

autonomía está atravesada por

una línea de solidaridad entre todos los pueblos.»

El señor González dijo también al Rey que los socialistas quieren que España

ocupe el lunar que le

corresponde en el concierto de las naciones y que, especialmente, adapte una

actitud solidaria con los

países débiles. También señaló Felipe González ante el Rey que la consolidación

del proceso democrático

tiene que pasar por un calendario electoral que legitime a quienes detentan el

Poder.

Por último, Felipe González dijo que había manifestado al Rey que «nuestro deseo

es que esta

Constitución sea aceptada y refrendada por todas la instituciones del Estado».

PALABRAS DEL REY

Terminada, la alocución del líder socialista, el Rey le respondió con las

siguientes palabras:

«Agradezco mucho esta visita de la ejecutiva del P. S. O. E, y me es muy grato

aprovechar la,

oportunidad que se me presenta para felicitarles cordialmente,—lo mismo que a

las demás fuerzas

políticas del país— por haber elaborado la Constitución que ha de regular

nuestra convivencia democrática en el futuro.

La forma en que se ha redactado el texto constitucional, con la coordinación de

los distintos pareceres, renunciando cada uno a una parte de su propio criterio

para adoptar los criterios de los demás es un

símbolo que debe inspirar nuestra vida política en el porvenir.

Como estoy seguro del patriotismo que les anima, estoy también seguro de que,

alcanzado el objetivo de

disponer de una Constitución —que estaré muy honrado en sancionar con la

solemnidad que la ocasión

requiere, pondremos todo nuestro empeño en seguir trabajando en paz y armonía,

desterrados odios,

rencores y violencias, sin descansar nunca, puesto que cada logro conseguido

significa un paso

trascendente, pero no una meta definitiva.

Importante es la Ley, y tanto más una ley que constituye la norma básica de

nuestra comunidad nacional;

pero más importante aún es la buena voluntad de los hombres que han de

cumplirla. Esa buena voluntad

solicito de todos.

La Monarquía tiene que ser integradora y estar por encimo de divergencias,

procurando en todo momento

armonizarlas para extraer el principio común que debe impulsarnos: conseguir el

bien de España.

A la consecución de ese bien me consagro con todas mis fuerzas, con todo mi

entusiasmo y con los

mayores sacrificios.

Les repito mi enhorabuena sincera por lo hasta ahora conseguido, a la vez que

les expreso la ilusionada

esperanza en el porvenir de España.»

Tras las palabras de Su Majestad el Rey, el primer secretario del P. S. O. E.

presentó a Don Juan Carlos a,

los miembros de la ejecutiva de su partido, subrayando la labor que cada uno

desempeña en él. Después,

Su Majestad el Rey departió con los miembros de la Directiva socialista.

Al término de la audiencia, Felipe González manifestó a Efe que no sabía cuál

sería la forma en que el

próximo día 28 el Rey sancionaría la Constitución. «A los socialistas nos

gustaría, que jurase la

Constitución porque refuerza la imagen de la misma Constitución.

Por último, preguntado si había adelantado al Rey el calendario político de su

partido, respondió

afirmativamente, porque —dijo— «el Rey debe conocerlo, y conocerlo de primera

mano».

 

< Volver