Tras siete empates con Ajuriaguerra. 
 Ramón Rubial, presidente del Consejo General Vasco     
 
 ABC.    18/02/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

A B C. SÁBADO, 18 DE FEBRERO DE 1978. PAG. 9

TRAS SIETE EMPATES CON AJURIAGUERRA

RAMÓN RUBIAL, PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL VASCO

El nuevo presidente destacó la necesidad de superar las ideologías concretas

y los partidismos

Vitoria, 17. (De nuestro corresponsal.) Ramón Rubial, un obrero metalúrgico

que ha pasado en la cárcel veinte de sus setenta años, ha sido elegido a última

hora de esta tarde presidente del Consejo General del País Vasco. Ha llegado la

«fumata blanca» nada menos que en la octava votación, y la designación de Rubial

ha ocurrido cuando el diputado de U.C.D. por Vizcaya Juan Echevarría

Gangoiti ha depositado en la urna una papeleta en blanco. Este voto de

Echevarría, hasta entonces destinado al candidato del Partido Nacionalista

Vasco, Juan Ajuriaguerra, ha sido absolutamente decisivo.

De los 15 consejeros elegidos (los señores Viana, Morales, Aguirlano, Benegas.

Echevarría, Rubial, Ajuriaguerra, Ollóra, López de Juan Abad, Monforte,

Santamaría, Maturana, Bendrés, Iglesias e Isasi) uno

de ellos, el independiente por Álava José Manuel López de Juan Abad carecía de

voto en este acto. Los dos candidatos - Rubial por el P. S. O. E. y

Ajurioaguerra por el P. N. V.— no han votado por delicadeza.

Y el empate a seis se ha producido cuatro veces por la mañana y otras cuatro por

la tarde.

CONSEJERO INDEPENDIENTE.— La sesión constitutiva: del Consejo General Vasco, con

la prevista elección de su presidente, se ha iniciado a las once de la mañana en

el Palacio dé la Diputación Foral de Álava. Primeramente ha ´sido designado

el consejero independiente por esta provincia, sorprendiéndole al propio

interesado el nombramiento.

Efectivamente, el señor López de Juan Abad, de treinta y cinco años y licenciado

en Ciencias Políticas, se encontraba trabajando esta mañana en su

despacho de director del Servicio de Planificación y Desarrollo Comarcal del

organismo foral alavés. Al serle notificada

su designación ha puesto una única condición: comunicárselo antes a su mujer.

Una vez que ha hablado con ella ha aceptado,

En la mesa presidencial han ocupado asiento los señores Aíuriaguerra y Maturana

(este último del P.S.O.E. de San Sebastián), por ser los de mayor y menor

edad de todos los consejeros. Se sabía que los dos representantes de U. C. D, de

Álava, los señores Viana y Morales, iban a votar por el candidato socialista

para la presidencia del Consejo. En cuanto al otro centrista, Echevarría

Gangoiti, se conocía su intención de votar por el candidato nacionalista señor

Ajuriaguerra. Y la cuarta tanda dé votaciones ha concluido a las tres

de la tarde, suspendiéndose la sesión hasta

las cinco y media y marchando los parlamentarios a almorzar sobre manteles

organizados por la Diputación Foral de Alava.

Al regreso se ha reanudado la sesión votándose otras tres veces y no variando

los resultados de los iniciales: empate a seis votos. Nuevamente suspendida la

sesión durante media hora el aplazamiento ha durado en realidad cién minutos,

interminable tiempo para los numerosísimos periodistas y para un público

interesado que había acudido desde toda la región á Vitoria.

ECHEVARRÍA DECIDIO.—Como indicábamos, antes, e1 voto en blanco del señor

Echevarría —no supuesto, sino bien conocido y declarado por el mismo consejero—

ha sido decisivo. Los aplausos han acogido la noticia de que el señor Rubial se

convertía, cuarenta años después, en presidente de un Consejo General Vasco.

Antes de que llegara incluso a la mesa presidencial, el corresponsal de ABC le

ha preguntado cuáles son las soluciones que él ve para el

País Vasco. Ha dicho Rubial: «El Consejo será el que dicte las soluciones, no el

presidente. Hemos todos de dejar los partidismos.» Materialmente empujado por

docenas de personas, Rubial ha emprendido el camino hacia la mesa presidencial,

abrazando a Ajuriaguerra, quien nos ha dicho: «No me considero, no, el gran

derrotado de esta sesión.»

A la pregunta dé cómo ve ahora la situación en las Vascongadas, ha respondido:

«No lo sé: de verdad que no. Ya veremos las consecuencias...»,

refiriéndose, sin duda, al resultado de las votaciones.

RESTAURACIÓN PORAL.—Tras ser interpretado el «Agur Jaunak», el nuevo presidente

del Consejo General Vasco ha gritado: «¡Gora Easkadi!» (viva el País Vas-

co), iniciando un breve discurso.

«Vivimos momentos trascendentales —ha dicho Rubial—. Yo debo primeramente

mostrar mi gratitud al territorio alavés que nos ha acogido. Y afirmar que

respetaremos todas las peculiaridades de Álava. Pensamos alcanzar también las

máximas cotas de restauración foral en Vizcaya y Guipúzcoa, así como en la

región hermana de Navarra.»

Se ha referido el presidente al hecho sorprendente de que hayan sido precisas

seis horas de reunión y siete empates para llegar a la elección: «Ahora ya no se

trata aquí de intereses de partidos, sino de un Consejo Foral en el que debemos

trabajar todos. Las ideologías concretas de cada

uno deben quedar a un lado.»

Y finalmente, el señor Rubial ha indicado que, para que no quedaran dudas sobre

su grito anterior, ahora quería decir: «¡Gora Euskadi Askatuta!» (Viva el País

Vasco Libre).

Finalmente, una vez concluido el acto de constitución del Consejo General Vasco,

ABC ha preguntado al señor Echevarría Gangoiti cuál era la razón por la cual

ha cambiado a última hora, después de tantas esperas, su voto. Y nos ha dicho:

«Esto ocurre en las democracias: estos retrasos y estos empates. Yo he sostenido

a Ajuriaguerra mientras me ha sido posible.» Como se había rumoreado que .el

presidente Suárez le había telefoneado a las dos de la tarde a la Diputación de

Álava, Echevarría nos lo ha desmentido así: «Me han llamado de Presidencia: pero

no de Presidencia del Gobierno, sino de la de la Diputación. Que quedé claro.»

Y, por último, nos ha declarado: «Ahora todos debemos apoyar a nuestro

presidente;».

El señor Viana, de U. C. D. de Álava, ha explicado para nuestro periódico,

asimismo, las razones que le han aconsejado votar a Rubial : «Los socialistas

han- prometido mantener las singularidades vascas, pero dentro de la unidad de

la Patria española. Por lo que se refiere al Partido Nacionalista Vasco, no ha

sido tan claro en esto. Y por eso hemos votado al candidato del P. S. O. E.» —

Alberto SUAREZ ALBA.

RUBIAL, POSIBLE DIMISION EN EL P.S.O.E

Madrid. (De nuestra Redacción.) El candidato del P. S. O. E. don Ramón Rubial ha

sido elegido presidente del Consejo General Vasco, tras siete votaciones y otros

tantos empates con el señor Ajuriaguerra del P. N. V.

El señor Rubial es también presidente el Partido Socialista Obrero Español, y

aunque estatutariamente no existe incompatibilidad alguna entre ambos cargos, no

se descarta la posibilidad de que presente su dimisión en el partido.

En cualquier caso, y dentro del orden de funcionamiento del P. S. O. E., los

cargos directivos han de ser elegidos siempre, y de forma directa, por los

Congresos. En consecuencia, la posible vacante de, la presidencia del partido no

alteraría en nada las conversaciones de unidad socialista entre el P. S. O. E. y

el P. S. P. Como se recordará, se ha especulado con la posibilidad de que el

profesor Tierno Galván, máxima personalidad del Partido Socialista

Popular, pasara a desempeñar la presidencia honoraria del primer partido socia-

lista. Esta presidencia honoraria se le ofrecería ante la imposibilidad de

proceder al nombramiento de un nuevo presidente efectivo antes de que se reúna

el Congreso. Y la situación, al parecer, se mantiene en los

mismos términos.

 

< Volver