Autor: Aguilar, José. 
   El PSOE confía en presidir el ente preautonómico andaluz     
 
 El País.    28/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El PSOE confía en presidir el ente

preautonómico andaluz

JOSE AGUILAR, Sevilla

«Para nosotros está claro que el presidente de la Andalucía preautonómica será

un miembro del Partido

Socialista Obrero Español, aunque la verdad es que el partido no ha tomado

ninguna decisión sobre la

persona concreta», ha respondido el diputado Rafael Escuredo (PSOE) a una

pregunta formulada por EL

PAÍS en torno a la identidad del futuro presidente andaluz, cargo que en medios

políticos bien informados

se sigue asignando al propio Escuredo o a su compañero de partido Alfonso

Guerra.

En cualquier caso, y dentro de las limitaciones en que el poder preautonómico

andaluz va a desarrollar su

actividad, parece confirmarse que se ha querido evitar el más mínimo asomo de

presidencialismo. En

efecto, el órgano esencial de la autonomía provisional en esta región será la

Junta Andaluza, compuesta

por 32 parlamentarios y un representante por cada una de las ocho diputaciones.

Los criterios que se combinarán a la hora de formar esta Junta serán la

representatividad geográfica —

habrá un mínimo de tres parlamentarios por cada provincia y la proporcionalidad

con respecto al número

de diputados y senadores con que cuenta cada uno de los partidos representados

en la asamblea (PSOE,

UCD, PCE e independientes).

Este es el resumen del acuerdo a que han llegado los negociadores andaluces y el

ministro para las

Regiones y que mañana jueves o el viernes será sometido a la aprobación de la

comisión permanente de la

Asamblea de Parlamentarios. No se espera ninguna dificultad para conseguir la

luz verde de la

permanente ni tampoco del ministro, «aunque tal vez puedan producirse pequeñas

modificaciones de

matiz o de terminología», según ha señalado el señor Escuredo.

Una vez superados ambos requisitos, y tras el trámite de la ratificación del

acuerdo por el plenario de la

asamblea, el decreto de instauración de la preautonomía andaluza podría ver la

luz antes de finales de

enero, si bien lo más probable es que su definitiva aprobación se vea

condicionada por la marcha general

de los procesos negociadores a nivel del Estado y, en particular, por la

evolución del problema vasco.

 

< Volver