Reformará el Código y las normas procesales castrenses. 
 El Gobierno recurre la sentencia del Consejo Supremo de Justicia Militar     
 
 Diario 16.    05/06/1982.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NACIONAL

Reformará e! Código y las normas procesales castrenses

El Gobierno recurre la sentencia del Consejo Supremo de Justicia Militar

El Gobierno, por acuerdo unánime del Consejo de Ministros, acordó ayer recurrir

la sentencia del Consejo Supremo de Justicia Militar sobre el golpe de Estado

del 23-F por disentir con la calificación de la conducta de diversos procesados

y en disconformidad con las circunstancias eximentes y atenuantes apreciadas en

los mismos por el tribunal castrense. Además de fijar su postura, en un

comunicado leído públicamente a través de la radio y la televisión por el

presidente Calvo-Sotelo, el Gobierno remitirá a las Cortes un proyecto de ley de

reforma del Código de Justicia Militar

Madrid - El Gobierno, reunido ayer en Consejo de Ministros, acordó por

unanimidad ordenar a) ministerio fiscal la instrucción de un recurso de casación

contra la sentencia emitida por el Consejo Supremo de Justicia Militar por la

rebelión militar ocurrida el 23 de febrero de 1981

El motivo del disentimiento del Gobierno estriba fundamentalmente en la

calificación de los deíitos hecha por el tribunal militar Más en concreto, según

manifestó ayer el ministro de Defensa, Alberto Oliart, en los supuestos

considerados probados y tipificados por el Consejo Supremo de Justicia Militar,

auxilio a la rebelión y conspiración, así como en la apreciación de causas

eximentes o atenuantes, tales "corno la «obediencia debida»

No dimite

Oliart reconoció que, en un primer momento, apenas conocido el fallo del

tribunal, existieron discrepancias entre algunos miembros del Gobierno, pero

aseguró que, ayer, después de un estudio profundo por parte de los ministros de

Justicia y del propio titular de Defensa, ha existido unanimidad y solidaridad

entre todos los componentes del Gabinete

El ministro de Defensa eludió una pregunta formulada sobre su dimisión con otros

.interrogantes «¿Y, por qué´?Me lo¿Porque me lo pide algún amigo mío desde las

columnas de un periódico?» Y, luego, más en serio, argumentó «Yo no pedí ser

ministro de Defensa

El presidente me nombró y, mientras siga contando con su confianza, continuaré

al frente de este Ministerio »

Estabilidad

Oliart indicó en otro momento que la sentencia del tribunal militar no es un

factor de inestabilidad «Todo lo contrario», aseguró «El haber culminado este

proceso creo Que es nía ayuda importante para la consolidación del sistema

democrático y constitucional »

Por otra parte, el ministro de Defensa señaló que el estado de opinión en las

unidades militares hasta el momento es de «pleno acatamiento sereno, aunque

dolido, porque supone cerrar un episodio, el más dramático de la transición»

«No existen tensiones, entre el poder civil, c político corno debe llamarse más

acertadamente, y el estamento militar Los pronunciamientos son de serenidad para

quitar toda irritación o ira »

En este sentido. Oliart se mostró en desacuerdo con el- lider del primer partido

de la oposición, Felipe González, y negó la existencia de autonomía en las

Fuerzas Armadas respecto al poder político

El ministro negó también que el Gobierno hubiera sido marginado durante los

actos de celebración de! Día de las Fuerzas Armadas el pasado domingo en

Zaragoza y atribuyó la funcionalidad y precariedad de las instalaciones de la

tribuna ocupada por el Ejecutivo durante el desfile, a la inclemencia

meteorológica que provocó la improvisación de las tribunas

Alberto Oliart concretó que las instalaciones de la sala conde se ha celebrado

la vista en el Servicio Geográfico del Ejército ha supuesto un gasto de 35

millones de pesetas Y, en cuanto al coste político del proceso, el ministro

acentuó que el juicio había abierto un paréntesis de expectación que felizmente

ha sido cerrado ya, a pesar de reconocer que ei recurso interpuesto no cierra la

sentencia hasta que ésta sea firme por fallo de la Sais Segunda del Tribunal

Supremo

 

< Volver