Autor: Jiménez, Guillermo. 
 Fraga Iribarne en Málaga. 
 No tengo a Carrillo por un loco, sino por muy listo     
 
 Ya.    06/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

FRAGA IRIBARNE, EN MALAGA

"No tengo a Carrillo por un loco, sino por muy listo"

MALAGA. (De nuestro corresponsal, Guillermo Jiménez.)

Los líderes de Alianza Popular don Manuel Fraga Iribarne y don Federico Silva Muñoz presentaron hoy

su partido en un acto celebrado en el teatro de mayor aforo de la ciudad. Antes del acto, Fraga

recibió a los periodistas malagueños, respondiendo a cuanto se le preguntó.

La primera pregunta estuvo relacionada con el reto lanzado al presidente Suárez para un debate en

directo ante las pantallas de Televisión Española. Respondió que, por supuesto, mantenía el reto, y

que le parece lógico que todos los políticos dialoguen, como en los países que tienen más tradición

en este tipo de cosas, en un diálogo serio, y no en discursos leídos. Agregó que hasta ahora no había

habido ninguna reacción.

Cuando se sacaron a relucir los ataques que se producen mutuamente entre Carillo y él, el ex ministro

cortó: "Tengo que decir que yo no he hablado de Carrillo hasta que me han preguntado. Tampoco creo

que espere nadie que una campaña electoral se haga de rositas, porque se discuten cosas serias; no

son unos juegos florales para conseguir la flor natural. Se discute quién va a legislar y quién va a

tomar medidas en este. país. Y me parece, sinceramente, que el que las tomasen los comunistas, como

en Rusia, serían muy malas para mi país, y pienso luchar contra eso con todos mis medios. Lo que

nunca he hecho es dirigirle ataques personales porque no le tengo por un loco, sino por muy listo;

se lo puedo asegurar."

—¿Cómo enjuicia la labor realizada por el Gobierno actual?

—Yo creo que ha llevado una reforma política que sustancialmente todos hemos suscrito y apoyado

razonablemente bien. Yo creo que, en cambio, su gestión administrativa ha sido pésima. Las medidas

económicas no han sido buenas, ni siquiera se pensaron seriamente para aplicarlas. Creo que su

debilidad en una serie de puntos y de concesiones a determinadas fuerzas, como a fuerzas

separatistas, sea el tema de la amnistía, que ha llegado demasiado lejos; sea en algunos pactos con

fuerzas, como el Partido Comunista, ha ido demasiado lejos, repito. Pero en todo caso creo que será

ahora cuando se le va a juzgar. Si este Gobierno actúa correctamente en las elecciones, al final de

todo podría salvarse. Si intenta una gran maniobra para supervivir sin más, no tendrá perdón. 

< Volver