Torrente de adjetivos críticos sobre las penas del 23-F. 
 Juristas, catedráticos y eclesiásticos coinciden: La sentencia es insostenible     
 
 Diario 16.    05/06/1982.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Diario 16/5-junio-82

Torrente de adjetivos críticos sobre las penas del 23-F

Juristas, catedráticos y eclesiásticos coinciden: «La sentencia es insostenible»

Una encuesta realizada en medios universitarios, jurídicos y eclesiásticos

arroja un denominador común inequívoco: Las penas impuestas a los golpistas del

23-F resultan desproporcionadas, inadecuadas, contradictorias,

discriminatorias... Son adjetivos que repiten docenas de veces todos los

encuestados.

Recogemos una selección significativa de las respuestas.

ÁNGEL BENITO

Decano de la Facultad de Ciencias de la Información. Catedrático de Teoría de la

Información

Me parece que se han concretado demasiado las responsabilidades en sólo dos de

los encausados.

Es inquietante para un demócrata el que parte de los golpistas permanezcan en el

Ejército, precisamente los que entraron con las armas en el Congreso Pero

espero que el Tribunal Supremo rectifique esta sentencia ante el recurso de

casación que piensa presentar el Gobierno

JOAQUÍN SATRUSTEGUI

Abogado. Observador jurídico en la vista oral

La sentencia es desconcertante y, por tanto, creo que está muy justificada la

orden del Gobierno al fiscal para que recurra Como observador jurídico en la

vista de la causa del 23-F, no se corresponde lo que yo he visto allí con

algunas penas, como la absolución a los tenientes y las reducidas penas a los

capitanes, sobre todo si se tiene en cuenta que se ha probado su participación

en un delito de rebelión militar consumado.

Es inconcebible que estos oficiales no queden fuera de los cuarteles

PEDROL RIUS

Decano del Colegio de Abogados. Observador jurídico en la vista oral

Como decano del Colegio de Abogados creo que mi obligación es mantenerme ´ en

una total y absoluta neutralidad. Por eso ni puedo ni puiedo opinar sobre las

sentencias

Sólo tengo que añadir un dato técnico, y es que ninguno de los implicados con

penas superiores a tres años y un día están fuera del

Ejército hasta que el Tribunal Supremo no se pronuncie y resuelva las sentencias

que hayan podido ser recurridas

MANUEL SECO

Catedrático de Lengua y Literatura. Miembro de la Real Academia de la Lengua

Mi opinión es la misma que ya han manifestado o están manifestando muchas

personas

Me parece que se ha dado un trato demasiado benévolo para los escalones

inferiores que tomaron parte en la operación

Creo que la responsabilidad de algunas personas hubiera justificado un trato más

severo

JOSÉ MARÍA MARTIN PATINO

Provicario de Madrid

Me preocupa muy seriamente, tras la publicación de esta sentencia, más que las

penas en sí, criticables en muchos aspectos, el agrandamiento de esas grietas

seculares presentes, desde hace siglos, en la vida española

Por un lado, ese militarismo de algunos, trasnochado, decimonónico, incapaz de

entender que en este país existe un poder civil al que tienen que subordinarse

Y, por otra parte, me preocupa, asimismo, la disgregación y la falta de energía,

la incapacidad del poder civil para someter esas conductas arcaicas

FRANCISCO BUSTELO

Rector de la Universidad Complutense de Madrid

La sentencia me parece en primer lugar, contradictoria Muy alta para dos

personas y mínima para los demás Esta contradicción es obvia y la puede

observar cualquiera Incluso para alguien que no es jurista parece difícil

entender una sentencia de estas características

ENRIQUE GIMBERNAT

Catedrático de Derecho Penal

Desde el punto de vista técnico, esta sentencia es insostenible En primer

lugar, porque se ha castigado por conspiración una figura delictiva que

solamente afecta a actos preparatorios, cuando, como se reconoce en la

sentencia, la rebelión no había quedado en actos preparatorios, sino que fue

consumada

En segundo lugar, porque se ha aplicado la excusa absolutoria del artículo 294,

a pesar de que no concurre ninguno de sus requisitos en cuanto que se había

hecho ya uso de las armas de fuego y no hubo sometimiento a la autoridad

legítima, sino que, por el contrario, fue la autoridad

legítima la que tuvo que someterse a los rebeldes

JOSÉ FEDERICO CARVAJAL

Abogado. Observador jurídico en la vista oral

La sentencia me ha producido una gran extrañeza y preocupación a causa de las

sentencias que se han impuesto a una sene de procesados y las absoluciones de

otros.

Si el tribunal considera que ha existido un delito de rebelión consumada y se

les aplica el artículo 288, párrafo primero, del Código de Justicia Militar, no

comprendo cómo se puede poner de dos a seis años.

Si se lee ese artículo se puede comprobar que las penas tienen que ser de dos

años a treinta para aquellos jefes militares con mando Por tanto, no comprendo

cómo existe esta notable

Diferencia entre lo que dice el precepto y lo que recoge el fallo

Por tarto, creo que es muy acertada la decisión del Gobierno de ordenar al

fiscal que recurra al Tribunal Supremo.

ANTONIO MARTIN PALLIN

Fiscal

A simple vista, con una lectura rápida, cualquiera puede observar una

desproporción o inadecuación entre los hechos por todos conocidos y las penas

impuestas Para hacer una valoración técnico-jurídica habría que estudiar con

mayor profundidad la sentencia Pero se me hace muy cuesta arriba pensar que la

técnica jurídica nos lleve a conclusiones alejadas de las de la razón y la

lógica, y éstas hablan de desproporción

 

< Volver