El Rey recibió ayer al presidente del Gobierno y a los jefes de Estado Mayor del ejército y la Armada. 
 El Consejo Superior del Ejército, convocado para hoy, estudiará la situación creada por la intentona militar     
 
 El País.    05/10/1982.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, martes 5 de octubre de 1982

ESPAÑA

Repercusiones del intento de golpe de Estado del 27 de octubre

£1 Rey recibió ayer al presidente del Gobierno y a los jefes de Estado Mayor del

Ejército y la Armada

£1 Consejo Superior del Ejército, convocado para hoy, estudiará la situación

creada por la intentona militar

£1 Rey don Juan Carlos y las primeras autoridades civiles y militares

desplegaron ayer una gran actividad en torno al intento de golpe de Estado en

preparación descubierto por agentes del CESID, previsto para el 27 de octubre,

víspera de las elecciones. Los capitanes generales de las regiones militares han

sido llamados a Madrid para asisistir a una reunión del Consejo Superior del

Ejército, convocada para boy.

En los medios políticos se da gran importancia a esta reunión y a las

entrevistas que a lo largo del día de ayer mantuvo el rey don Juan Carlos con el

presidente del Gobierno y con los jefes de Estado Mayor del Ejército y de la

Armada. La actividad desplegada al mis alto nivel contrasta con el hermetismo

oficial que rodea a la investigación.

Inesperadamente, pues este organismo suele reunirse cada dos meses, ha sido

convocada para la tarde de hoy una reunión del Consejo Superior del Ejército que

irá precedida de un almuerzo de los generales asistentes con el ministro de

Defensa, Alberto Oliart, en el palacio de Buenavista. La anterior reunión del

Consejo tuvo lugar el pasado 9 de septiembre.

En la sesión de esta tarde se evaluará la información y los documentos de la

nueva trama golpista. Uno de los miembros del Consejo, el capitán general de

Cananas, Miguel Fontela, calificó el abortado intento de "una insensatez

tremenda y una cosa inconcebible".

Fuentes del Estado Mayor insisten en que el 2 de octubre a la altura del día D

menos 25, en la rampa final para lanzarse al golpe de Estado, el número de los

comprometidos no puede limitarse a los tres que se han dado como impulsores, a

menos que la nota oficial se haya hinchado para buscar así un efecto determinado

de cara a las elecciones.

La jornada de ayer registró una

fuerte actividad castrense del Rey. A mediodía presidió la clausura de curso en

la Escuela de Guerra Naval y por la tarde recibió en el palacio de la Zarzuela

al almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada, Saturnino Suares de la Hidalga

y al teniente general Jefe de Estado Mayor del Ejército, Ramón Ascanio Togores,

quien hasta el regreso de Washington, el próximo día 9, del general Lacalle

Leloup ha asumido la presidencia de la Junta de Jefes de Estado Mayor.

También se entrevistó con el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo.

Según Jas agencias, es previsible que el Rey haya abordado con los jefes de

Estado Mayor los últimos acontecimientos golpistas. Ahora se ha sabido también

que el pasado sábado, al regresar de Oviedo, donde había presidido la clausura

del XX Congreso de Periodistas Europeos y la entrega de los premios Príncipe de

Asturias, don Juan Carlos recibió sobre las 23.30 horas al ministro de Defensa,

Alberto Oliart y al teniente general Ascanio Togores.

Esa misma tarde el Consejo Supremo de Justicia

Militar celebró una sesión del Reunido convocado por el presidente en funciones,

teniente general Retuerto Martín, tal vez para autorizar el traslado de Milans

fuera de la I Región militar.

Componen el Reunido los consejeros y el secretario del Consejo, sin los

riscales. Fuentes jurídicas indicaron que el traslado del condenado Milans del

Bosch hubo de ser preceptivamente informado al citado Consejo.

Telegramas al Rey

Fuentes oficiosas aludidas por las agencias señalan que el Rey está recibiendo

numerosos telegramas de

apoyo a la legalidad vigente y de condena por la nueva intentona golpista. Los

telegramas proceden de distintos puntos de España y del exterior. Según Europa

Press muchos de ellos están firmados por estamentos y personas de las Fuerzas

Armadas.

Medios castrenses aseguran que la intentona ha sentado muy mal en las salas de

banderas porque vuelve a poner en candelero la cuestión militar.

Las fuentes consultadas por Efe afirman que se registró una triple sensación:

"Primero, de total repulsa contra cualquier intento de desestabilización;

segundo, satisfacción porque ha sido el propio Ejército, por medio de sus

servicios de información, el que ha puesto de manifiesto los intentos; y

tercero, malestar por el tratamiento que algunos medios, en editoriales y en

chistes, están dando al tema, generalizando".

Los tres jefes del ejercito que fueron detenidos el sábado han designado sus

defensores.

El coronel Luis Muñoz Gutiérrez tiene como letrado a José Zugasti mientras que

el coronel Jesús Crespo Cuspinera y su hermano el teniente coronel José Crespo

Cuspinera serán defendidos por Santiago Segura Peras.

El paradero de Milans

El paradero del teniente general Jaime Milans del Bosch, condenado a 30 años de

prisión por su participación en el golpe del 23 de febrero, es todavía un

misterio, tras el hermetismo mantenido ayer por la oficina de información de la

capitanía general de Sevilla. Según una información de Radio Algeciras,

difundida anoche, el militar estaría alojado en el término municipal de esta

localidad, en la finca La huerta del general, residencia veraniega de los

gobernadores militares de la zona.

Por su parte, Radiocadena Española informaba también anoche desde Sevilla que se

encuentra alojado en la segunda planta de la capitanía general, en las

habitaciones habitualmente reservadas a las altas autoridades de la nación.

La versión más extendida apuntaba sin embargo a que Milans había sido trasladado

ayer por la mañana a las dependencias militares de la Isla de las Palomas,

situadas en la costa de Tarifa, donde se encuentran la mayor parte de las

instalaciones del Regimiento de Infantería Álava número 22.

 

< Volver