El Juicio del 2-F. Paradójica argumentación del letrado López Montero. 
 Tejero evitó un acto inconstitucional y salvó la democracia     
 
 ABC.    06/05/1982.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

JUEVES 6-5-82

NACIONAL

El juicio del 23-F

Paradójica argumentación del letrado López Montero

«Tejero evitó un acto inconstitucional y salvó la democracia»

MADRID. El letrado López Montero, defensor del teniente coronel Tejero, terminó

en la primera parte de la sesión de ayer su informe ante la Sala que Juzga el

fallido golpe de Estado del 23-F pidiendo la libre absolución de su patrocinado.

El abogado solicitó que se aplicasen a su defendido las eximentes de obediencia

debida y estado de necesidad, ya que Tejero se limitó a obedecer a los generales

Armada y Milans del Bosch.

La sesión comenzó, como es habitual, a las diez de ¡a mañana con la afirmación

de López Montero de que «el teniente coronel Tejero fue sorprendido por el

apresuramiento con que se le encargó la acción de tornar el Congreso y le

extrañó que, cuando se dijera que no se podía parar a Tejero, lo hicieran un

feríente general y un general. Con decirle dichos superiores que la acción no se

llevaba a cabo, o inclusa con mandar una pareja de la Guardia Civil, el asunto

hubiera quedado zanjado.»

«Lo cierto es que Armada dijo a Tejera —añadió el defensor— que ocupara el

Congreso, y el teniente coronel ocupó el Congreso con una fuerza improvisada.

Los oficiales que ocuparon las Cortes con Tejero lo hicieron convencidos de que

actuaban cumpliendo un servicio tegftimo, constitucional, con el consentimiento

regio.»

«El teniente coronel Tejero no cometió delito de rebeldía, por lo que solicitó

su absolución con todos los pronunciamientos favorables», dijo López Montero,

Señalo el defensor más adelante que en la conducta de Tejero hay una ausencia de

doto (intención de delinquir).

"Tejero, con su actitud, evitó aquella noche un acto contra el ordenamiento

constitucíonal, salvando la democracia." (Se refería al rechazo de la propuesta

de Armada.)

El abogado leyó el comunicado elaborado por Pardo Zancada y Tejero la roche del

23-F en el Congreso, y dio que en él no se hostilizaba al Ejército, base del

delito de rebelión militar, ni el teniente coronel Tejero se levanté contra el

Rey, las instituciones o la Constitución.

«El teniente coronel Tejero estaba en un error insalvable —afirmó el letrado— y

la orden que recibió tenía subsumído el error.

No es que Tejero se formara un error tras el examen de unos datos, sino que la

orden en sí ya traía consigo el error.»

El defensor señaló que Tejero cumplió un servicio ordenado por el teniente

general Miláns del Bosch (eximente de obediencia debida), con el apoyo del Rey.

Los apoyos reales o putativos llegaron a Tejero por conductos fidedignos, y

Tejero sólo era un teniente coronel operativo, como él mismo díce.

La subordinación de Tejero al mando era absoluta y aceptó la salida del Congreso

cuando el teniente general Miláns del Bosch le dio la orden de salir.

«UN SACRIFICADO»

En opinión de López Montero, la imagen del vídeo tomando durante la tarde y

noche del 23-F no tiene valor probatorio alguno en la apreciación de los hechos

y no tiene valor jurídico.

Según López Montero, los medios de comunicación social han violado la

Constitución y los hombres de honor han sufrido ataques a su imagen.

En cuanto a la eximente de Estado de necesidad, el letrado citó datos

estadísticos de las Memorias anuales elevadas por el fiscal general del Estado

al Gobierno de Su Majestad y dijo que había que tener en cuenta la proporción

entre el bien que se salva y el bien que se sacrifica,

«Tejero lleva quince meses privado de libertad —prosiguió— y está aquí por su

propia voluntad, como todo los demás. Cuando diciéis sentencia, no olvidéis a

los asesinos.

Sólo pido justicia», dijo el defensor.

López Montero aseguró que Tejero asume la total responsabilidad de los guardias

civiles que fueron al Congreso.

En la segunda parte de la sesión de la mañana informó el codefensor del teniente

coronel Tejero, teniente general Juan José Orozco Masdeu.

El teniente general Orozco se refirió a la hoja de servicio del teniente coronel

Tejero, de quien ha dicho que goza de prestigio y carisma por su amor y entrega

a la Patria.

Más adelante alegó las eximentes de obediencia debida y estado de necesidad,

circunstancias sociales, etc, y terminó refiriéndose a la aceptación voluntaria

de responsabilidad por parte del teniente coronel Tejero.

 

< Volver