Sentencia del juicio del 23-F. El Consejo pide al Gobierno que conmute la pena de éstos dos condenados a veinte años de reclusión. 
 Milans del Bosch y Tejero pierden su empleo en el Ejército     
 
 ABC.    04/06/1982.  Página: 25-26. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

NACIONAL

Sentencia de! juicio del 23-F

El Consejo pide al Gobierno que conmute

la pena de estos dos condenados a veinte años de reclusión

Miláns del Bosch y Tejero pierden su empleo en el Ejército

MADRID.

Unos minutos antes de las cinco de la tarde de ayer, el teniente corone José

Conde Monge, perteneciente al Centro de Relaciones Informativas y Sociales de I

Defensa, leía, en el Cuartel General del Ejército, y ante cerca de un centenar

de periodis tas, el fallo del Consejo Supremo de Justicia Militar en relación

con los hechos del 23 d> febrero de 1981.

Se cumplía así el requisito de dar publicidad a las condenas, cuy> contenido

podían conocer los españoles de manera Inmediata a través de las emisora: de

radio de ámbito nacional que transmitieron en directo la lectura del fallo.

Sólo un; media hora antes se había cumplido el precepto de comunicación a las

partes: fiscal procesados y defensores fueron informados por relatores y

ponentes en los ditintos lugares (prisión militar de Alcalá de Henares, Servicio

Geográfico del Ejército, Agrupado) de Infantería de Marina y Clínica Covesa),

donde están recluidos los encartados.

Sobre las dos de la tarde, el ministro de Defensa, Alberto Oliart, había

recibido al presidente accidental del Consejo, teniente general Gómez de

Salazar, quien le hizo entrega de uñí copia de la sentencia. Según las

previsiones, Alberto Oliart le comunicó oficialmente a presidente del Gobierno y

éste a el Rey.

También, durante la tarde, la cadena de mando militar transmitió por los canales

re glamentarios información a las unidades militares sobre el contenido de la

sentencia.

E! texto íntegro del fallo del Consejo Supremo de Justicia Militar es el

siguiente: «Fallamos: que debemos condenar y condenamos a ios siguientes

procesados, por los delitos que se citan a las penas que respectivamente se

señalan;

EI excelentísimo señor don Jaime Miláns del Bosch y Ussía, teniente general del

Ejército, como autor de un delito consumado de rebelión militar del párrafo

primero del artículo 287 def-Código de Justicia Militar, a la pena de treinta

años de reclusión.

AI teniente coronel de la Guardia Civil don Antonio Tejero Molina, como autor de

un delito consumado de rebelión militar, del párrafo segundo del artículo 287

del Código de Justicia Militar, en relación, como el anterior, con el artículo

286 del mismo Código, a la pena de treinta años de reclusión.

AI excelentísimo señor general de dividión del Ejército, don Alfonso Armada

Comyn, como autor de un delito consumado de conspiración para el de rebelión

militar del artículo 291, del Código de Justicia Militar, a la pena de seis años

de prisión.

AI excelentísimo señor general de división del Ejército don Luis Torres Rojas,

como autor de un delito consumado de conspiración para el de rebelión militar, a

la pena de seis años de prisión.

AI comandante de Infantería, diplomado de Estado Mayor, don Ricardo Pardo

Zancada, como autor de un delito consumado de rebelión militar, a tenor del

párrafo primero del artículo 288 del Código de Justicia Militar, a la pena de

seis años de prisión.

AI coronel de Ingenieros, diplomado de Estado Mayor, don Diego Ibáñez Inglés,

como autor de un delito consumado de rebelión militar, y a tenor del párrafo

primero del artículo 286 del Código de Justicia Militar, a la pena de cinco años

de prisión.

AI capitán de la Guardia Civil don Jesús Muñecas Aguilar, como autor de un

delito consumado de rebelión militar, a tenor del párrafo primero del artículo

288 del Código de Justicia Militar, a la pena de tres años y seis meses de

prisión.

AI coronel de Artillería, diplomado de Estado Mayor, don José Ignacio San Martín

López, como autor de un delito consumado de conspiración para el de rebelión mi

litar, a la pena de tres años y un día de prisión.

AI coronel de la Guardia Civil don Míguel Manchado García, como autor de un

delito consumado de auxilio a la rebelió militar, del artículo 289 del Código de

Justici Militar, a la pena de tres años y un día d prisión.

AI capitán de la Guardia Civil don Jos> Luis Abad Gutiérrez, como autor de u¡

delito consumado de rebelión militar, y ; tenor del párrafo primero del artículo

288 de Código de Justicia Militar, a la pena de tre; años y un ´día de prisión.

AI teniente coronel de Infantería dor Pedro Mas Oliver, como autor de ur delito

consumado de conspiración para el de rebelión militar del artículo 291 del

Código d€ Justicia Militar, a la pena de tres años de prisión.

AI capitán de la Guardia Civil don Vicente Gómez Iglesias, como autor de un

delito consumado de auxilio a la rebelión militar, del artículo 289 del Código

de Justicia Militar, a la pena de tres años de prisión.

A los capitanes de Infantería don Carlos Alvarez-Arenas Pardiña y don José

Pascual Gálvez, como autores de un delito consumado de rebelión militar y a

tenor del párrafo primero del artículo 288 del Código de Justicia Militar, a la

pena de tres años de prisión militar cada uno de ellos.

A los capitanes de Infantería don Francisco J. Dusmet García-Figueras, de

Intendencia, don José Cid Fortea, de la Guardia Civil don Francisco Acera

Martín, don Juan Pérez de la Lastra Tormo, don Carlos Lázaro Corthay y don

Enrique Bobis González, a la pena de dos años de prisión, cada uno de ellos,

como autores de un delito consumado de rebelión militar, a tenor del párrafo

primero del artículo 288 del Código de Justicia-Militar.

AI paisano don Juan García. Carres, como autor de un delito consumado de

conspiración para el de la rebelión militar de articuló 291 del Código de

Justicia Militar, £ la pena de dos años de prisión.

Y al capitán de navio de la Armada don Camilo Menéndez Vives, como autor de un

delito consumado de auxilio a I,

A B C

VIERNES 4-6-82

NACIONAL

Sentencia del juicio del 23-F

Veintidós procesados permanecerán en el Ejército

¡belión militar del artículo 289 del Código de jsticia Militar, a (a pena de un

año de prisión..

Y que debemos absolver y absolvemos li•emente y sin restricción alguna para toda

ase de efectos a los procesados cománante de Infantería diplomado de Estado ayor

don José Luis Cortina Prieto; capitán 5 Artillería, diplomado de Estado Mayor

don tan Batista González; capitán de la Guardia ¡vil don Francisco Ignacio

Román, y teniens de la Guardia Civil don Pedro Izquierdo sánchez, don Cesar

Alvarez Fernández, don Jose Núñez Ruano, don Vicente Ramos ueda, don Jesús

Alonso Hernaiz, don Manuel Boza Carranco, don Santiago Vecino núñez y don

Vicente Carricondo Sánchez, de >s delitos por los que venían acusados en sta

causa.

Las penas princiapales impuestas a " los pndenados en este fallo llevarán

consigo las ¡guíenles accesorias:

3 Las de reclusión, la de pérdida de empleo e inhabilitación por el tiempo da la

condena, con arreglo a los artículos 222 y 16 del Código de Justicia Militar,

sin perjuicio de los derechos pasivos que puedan coresponder a quienes las

sufran.

Las de prisión de tres años y un día en 2/ adelante, las de separación del

servicio y suspensión de todo cargo público, profesión, oficio y derecho de

sufragio durante el tiempo de la condena, a tenor dé los artículos 222 y 219 del

Código de Justicia Miar, sin perjuicio de los derechos pasivos que pudieran

corresponderles.

La de prisión hasta tres años impuesta a oficiales, las de suspensión de empleo

y de todo cargo público, profesión, oficio y derecho de sufragio durante el

tiempo de la condena, a tenor de los artículos 220 y 222 del Código de Justicia

Militar.

La de prisión impuesta al condenado paisano, la de suspensión de todo cargo

público, profesión, oficio y derecho de sufragio, durante el tiempo de la misma,

a tenor del artículo 222 del Código de Justicia Militar.

Para el cumplimiento de las condenas privativas de libertad será de abono a

todos los condenados la totalidad del tiempo de arresto, detención o prisión

preventiva sufrido a resulta de esta causa.

En concepto de responsabilidad civil abonará el condenado teniente coronel de

la Guardia Civil don Antonio Tejero Molina la cantidad de 1.076.450 pesetas, en

concepto" de resarcimiento de los daños causados por su acción delictiva.

Y declaramos el decomiso de los efectos del delito ocupados a los "procesados

que no sean propiedad del Estado, con arreglo al artículo 210 del Código de

Justicia Militar, aceptando ios mismos en primer lugar al pago de la

responsabilidad civil declarada y dando al resto, si lo hubiere, el destino

legal.

Por otra parte, en el primer otrosí de la sentencia se señala que «el artículo

183 del Código de Justicia Militar concede al Tribunal la facultad de que,

cuando estime que de la rigurosa aplicación de la Ley resultare notablemente

excesiva.la pena, atendidas la naturaleza del hecho y las circunstancias

personales del culpable, pueda proponer al Gobierno la pena que estime adecuada,

sin perjuicio de la ejecutoriedad de la sentencia.

En el caso presente concurren en los procesados excelentísimo señor don Jaime

Miláns del Bosch y Ussía, y don Antonio Tejero Molina, como cabeza de rebelión y

jefe de las fuerzas rebeldes, respectivamente, circunstancias personales, "así

como en la comisión de los hechos circunstancias objetivas que figuran recogidas

en los considerandos correspondientes al estudio de las atenuantes y del

arbitrio judicial otorgado por los artículos 192 y 294 del Código, pero que

precisamente no ha podido ser objeto de aplicación a estos dos condenados en el

fallo porque el propio artículo 294 excluye de sus beneficios a los responsables

calificados, conforme al artículo 287 y porque las causas de atenuación resultan

inoperantes al ser la pena fijada en este último artículo única e indivisible en

grados o extensión.

Debiendo subrayarse que existen precedentes de reducción o conmutación de la

máxima pena por la tje veinte años, pudiendo citarse la sentencia de este

Consejo reunido el 18 de diciembre de 1929 y las medidas de gracia otorgadas por

aplicación del real decreto-ley 19/1977 y real decreto 388/1977, ambos de 14 de

marzo.

Sin embargo, por estricta aplicación del texto legal, y pese a las

circunstancias dichas, el Tribunal no ha podido individualizar y proporcionar la

pena en estos casos y se ve precisado a invocar el artículo 183, para proponer

que sea •reducida su rigurosidad. Por tales fundamentos, el Consejo, reunido en

Sala de Justicia, tiene el honor de proponer al Gobierno de Su Majestad la

conmutación individual, en vía de -gracia, de las penas impuestas a estos dos

condenados por la de veinte años de reclusión, conmutación que no afectaría a

las penas accesorias.

PETICIONES DEL FISCAL Y SENTENCIAS

 

< Volver