Crecen las tensiones en el seno del Consejo Supremo de Justicia Militar. 
 Dos consejeros de Justicia Militar arrestados por ofensas al presidente     
 
 Diario 16.    18/06/1982.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Diario 16/18-junio-82

Crecen las tensiones en el seno del Consejo Supremo de Justicia Militar

Dos consejeros de Justicia Militar arrestados por ofensas al presidente

Madrid — La división surgida a (a hora de dictar sentencia por el 23-F entre los

miembros del Consejo Supremo de Justicia Militar culminó ayer con la sanción de

los consejeros Justo Carrero Ramos y José Barcina Rodríguez a catorce y ocho

días de arresto domiciliario.

La decisión fue tomada ayer por el presidente del tribunal, teniente general

Federico Gómez de Salazar, después de que vertieran duras palabras contra él

durante la discusión de la prisión atenuada, solicitada por los condenados por

el 23-F, tema que reunió ayer al Consejo.

Gómez de Salazar consideró que las palabras vertidas por los dos consejeros

suponían una falta de respeto y los arrestó en virtud de sus atribuciones y a

tenor de lo dispuesto en el artículo 443 del Código Marcial.

La petición de prisión atenuada, por lo demás, fue rechazada. A ello contribuyó

el voto de calidad del presidente, Gómez de Salazar.

Al comenzar la sesión se presentó el teniente general Luis Alvarez Rodríguez,

presidente del tribunal hasta que una enfermedad, en la última parte del juicio,

le hizo abandonar fa sala de la vista y ser sustituido por el teniente general

Gómez de Salazar

Gran tensión

Alvarez Rodríguez pretendía ponerse al frente del tribunal y presidir la

reunión. El primer incidente surgió cuando el actual presidente, Federico Gómez

de Salazar, le solicitó que le presentara el alta médica.

La tensión subió de tono. El teniente general Alvarez Rodríguez no pudo

presentar el documento en cuestión y Gómez de Salazar presidió la sesión, que

respondería a las expectativas creadas en medios militares en cuanto a las

tensiones que se esperaban.

Otros dos consejeros también se vieron obligados a no asistir a la sesión. Se

trata de los consejeros Barrios Galán y González Fuste, quienes habían sido

cesados como tales por razones de edad, y cuyo cese fue publicado recientemente

en el «Boletín Oficial». José de Diego, que también cumplió la edad

reglamentaria, no fue cesado en su día.

Los enfrentamientos entre las dos facciones en que se encuentra dividido el

Consejo Supremo de Justicia Militar salieron a la luz a lo largo de las sesiones

de la vista oral y llegaron a su punto culminante precisamente en el momento de

dictar sentencia.

Siete consejeros, con el presidente del tribunal al frente, votaron en contra de

la sentencia por considerarla insuficiente, mientras nueve lo hacían a favor.

Entre éstos se encontraban los dos consejeros cesados a quienes Gómez de Salazar

impidió la entrada ayer en base al reglamento del alto tribunal.

Con los catorce consejeros reunidos, comenzó la sesión. En el momento en que se

debatía la concesión o no de la prisión atenuada para los condenados, surgió el

incidente. Se escucharon insultos —al menos así lo entendió el presidente del

tribunal— y malas maneras, lo que provocó el arresto de los consejeros almirante

Justo Carrero Ramos y José Barcina Rodríguez.

Federico Gómez de Salazar había inclinado, con el voto de calidad como

presidente, la balanza de la decisión.

No habría prisión atenuada. A la hora de votar, el resultado había sido el

empate a siete.

Se da la circunstancia de que los dos consejeros cesados y a los que Gómez de

Salazar, en aplicación del reglamento, había impedido asistir, pertenecían a la

facción que, previsiblemente, habría votado a favor de conceder la prisión

atenuada de la misma forma que se alinearon al debatir la sentencia con los que

la consideraron satisfactoria. Las «palomas» y los «halcones» del Consejo

Supremo de Justicia Militar habían llegado a un empate y la tensión creció.

La noticia sobre el arresto de dos consejeros corrió a últimas horas de la tarde

por las redacciones de algunos periódicos. Antena 3 fue el primer medio en

hacerlo público, interrumpiendo la transmisión de un partido de fútbol, y el

Centro de Relaciones Informativas y Sociales de la Defensa (CRISDE) no dio

abasto, desde entonces, para responder a las llamadas de los periodistas que

recababan información oficial.

La presión de los medios de comunicación provocó la nota oficial en la que se

confirmaba !a noticia escuetamente:

La nota

«Es respuesta a peticiones furmuladas por diversos medios de comunicación sobre

rumores de arrestos a oficiales general, el CRISDE informa:

Que en la sesión ordinaria que celebra los jueves el Consejo Supremo de Justicia

Militar le fue impuesto un correctivo de ocho días de arresto domiciliario al

consejero togado don José Barcina Rodríguez, por producirse en términos

irrespetuosos para con la presidencia, y al también consejero togado don Justo

Carrero Ramos le fue impuesto, asimismo, correctivo de catorce días de arresto

domiciliario por expresarse reiteradamente en forma irrespetuosa y términos

graves, faltando al respeto y subordinación debidos al presidente.

Ambos casos están comprendidos en el artículo 443 del Código de Justicia

Militar, que tipifica las faltas leves.» Según una versión no confirmada,

difundida por Europa Press, algunos de los asistentes profirieron frases como:

«asesinos de ETA andan sueltos, mientras que unas personas que han sido juzgadas

y que tienen derecho a la libertad siguen en prisión.»

Las tensiones surgidas ayer en el seno del Consejo Supremo de Justicia Militar

no quedaron zanjadas, según fuentes militares. Se da la circunstancia de que el

teniente general Luis Alvarez Rodríguez puede presentarse con el alta médica y

hacerse cargo del Consejo Supremo.

Tensiones

Pero las tensiones ayer en Madrid no se centraban tan sólo en el Consejo Supremo

de Justicia Militar.

Los rumores sobre el posible arresto de dos generales y un comandante del

Ejército corrieron insistentemente. Incluso se llegó a afirmar que habían sido

interrogados en relación con una investigación sobre actividades

involucionistas. Los nombres que circularon son los del general Bofill Gaset

y Serra Algarra, quienes desmintieron rotundamente el rumor. Un comandante, cuyo

nombre responde a las iniciales A.S.J. también podría estar arrestado.

Una reunión de civiles y militares, entre estos últimos algún general, fue

detectada por los servicios de información en un Club Privado de la calle Villa

Nueva de Madrid.

Errata

En nuestra edición anterior publicábamos en esta misma página una fotografía en

la que, por un error de identificación, se confundía a la esposa del general

Barcina con otra señora que acariciaba a Tejero. Lamentamos el error y pedimos

disculpas a nuestros lectores.

Así fue lo votación sobre lo sentencia

A favor

General de división Alberto Barrio Galán General de división Manuel

González Fuster. Tte. general José Hernández Ballesteros General de

división José Contreras Franco Gral. de división Fernando Morillo Flandes.

Vicealmirante Jacinto Ayuso Serrano. General José Barcina Rodríguez. Almirante

Justo Carrera Ramos. General Gabriel Martínez García. Total, nueve.

En contra (Por demasiado blanda.)

Tte general Federico Gómez de Salazar. Vicealmirante Jorge García Parreño

y Kaden. General de división Jaime Llosa Rodón. General José Luis Fernández de

Mesa. General Francisco Jiménez y Jiménez. General José Diego López. Teniente

general Juan Retuerto Martín. Total, siete.

Asi fue la votación sobre la «prisión atenuada»

A favor

Tte general José Hernández Ballesteros. Gral. de división José

Contreras Franco. Gral. de división Fernando Morillo Flandes Vicealmirante

Jacinto Ayuso Serrano General José Barcina Rodríguez Almirante Justo Carrero

Ramos. General Gabriel Martínez García. total, siete.

En contra

Tte general Federico Gómez de Salazar. Vicealmirante Jorge García Parreño

y Kaden. General de división Jaime Llosa Rodón. General José Luis Fernández de

Mesa. General Francisco Jiménez y Jiménez. General José Diego López. Teniente

general Juan Retuerto Martín. Total, siete.

 

< Volver