Los dos coroneles no estuvieron incomunicados     
 
 Diario 16.    29/06/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los dos coroneles no estuvieron incomunicados

Madrid —

Los militares detenidos preventivamente por su presunta participación en

actividades conspirativas no sufrieron incomunicación, según se desprende de las

declaraciones de los mismos al ser puestos en libertad.

También aseguran que les sorprendió mucho su puesta en libertad, que no

esperaban, y reafirmaron en todo momento su «irrenunciable españolidad»

IGarchitorena), y su deseo de «brindar por España»

(Sicre Canut).

El coronel de Ingenieros Antonio Sicre Canut se enteró, según sus declaraciones

al diario «El Alcázar»,

de que le ponían en libertad cuando la televisión lo anunció el sábado por la

noche.

«Sí, yo estaba viendo las noticias y me quedé sorprendido», asegura Sicre, quien

explica el buen trato de que fue objeto en todo momento. «A los pocos días me

quitaron la incomunicación.

El viernes me pusieron un teléfono con la condición de que dijera a quién

llamaba.»

Antonio Sicre manifestó sus deseos de ir a visitar a algunos de los detenidos

civiles —entre ellos su hermano Luis- y militares para darles un abrazo.

El coronel Ricarda Garchitorena, también puesto en libertad, dice desconocer los

hechos por los que fue detenido, en entrevista también publicada por «El

Alcázar». La noticia de su puesta en libertad le sorprendió «totalmente».

También se enteró por televisión. Explica los pormenores del arresto y cómo fue

a declarar a la Policía. Posteriormente recibió la comunicación del gobernador

militar de que pasaba arrestado e incomunicado hasta que le tomase declaración

el juez.

Garchitorena señaló que «sólo me permitieron recibir visitas de familiares de

primer grado».

 

< Volver