Estuvieron detenidos por presunta conspiración. 
 Los militares Sicre Canut y Campos Pérez, cesados en sus destinos     
 
 ABC.    04/07/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

A B C/ 9

Estuvieron detenidos por presunta conspiración

Los militares Sicre Canul y Campos Pérez, cesados en sus destinos

MADRID,

El coronel de Ingenieros Antonio Sicre Canul y el comandante de Artillería Jesús

Campos Pérez, arrestados e) 23 y 24 de junio, respectivamente, y liberados unos

días más tarde, han sido cesados en sus respectivos destinos.

El «Diario Oficial del Ministerio del Ejército» ha publicado el cese de! Coronel

Sicre Canut en el destino que ocupaba en el Gobierno Militar de Madrid, por lo

que ha quedado en situación de disponible forzoso.

Asimismo, también se ha publicado el cese del comandante Campos Pérez en su

destino en la Academia Especial Militar de Villaverde.

Como se recordará, estos dos militares fueron acusados por las autoridades de!

Ministerio del Interior de presuntas actividades de conspiración, aunque todavía

no se sabe a ciencia cierta en qué han consistido estas actividades y qué fines

se pretendían.

Junto a Sicre Canut y Campos Pérez fueron también detenidos el coronel

Garchitorena y el comandante Sáenz de Ynestrillas; tos dos fueron puestos en

libertad por decisión de la autoridad judicial militar.-

Sin embargo, a! comandante Sáenz de Ynestrillas le fue aplicada la ley

Antiterrorista y el pasado jueves prestó declaración ante la Audiencia Nacional,

por decisión del Ministerio del Interior.

El comandante Sáenz de Ynestrillas, como hemos venido informando, continúa

detenido en el Parque de Automóviles de Villaverde.

23-F: «LA TRAMITACíON DE LA CAUSA NO PUEDE SER RÁPIDA»

Por su parte, e! coronel de Ingenieros Salvador Escandell Cortés, abogado

defensor del teniente general Miláns del Bosch y del coronel Ibáñez Inglés,

procesados por los sucesos del 23 de febrero, ha declarado en una entrevista que

publica el diario «Levante» que «quienes opinan que Ja causa va a tener una

tramitación rápida y que la vista —por los sucesos del 23-F— se va a fijar en

breve, desconocen el mundo del Derecho».

«Todo proceso —continúa el abogado de Miíáns cal Bosch— tiene el liempo de

duración que su propia vida exige, con el fin de Jtegar a! total esclarecimiento

de tos hechos o, lo qua es lo mismo, a la verdad de cuanto pudiera haber

acontecido, base fundamental -para que los Tribunales dicten una sentencia

justa.»

»Por otro lado —añade el señor Escandell—, al atribuir erróneamente a que el

Gobierno es et que tiene la facultad de fijar estos plazos es tanto como aceptar

la injerencia del poder ejecutivo sobré eí judicial, quebrantando los principios

básicos de un Estado de derecho.»

 

< Volver