Incidentes en la glorieta de Embajadores. 
 Jóvenes de ultraizquierda se enfrentaron a las Fuerzas del Orden     
 
 ABC.    28/02/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Incidentes en la glorieta de Embajadores

Jóvenes de ultra izquierda se enfrentaron a las Fuerzas del Orden

MADRID. Diversos incidentes se registraron sobre las ocho y cuarto de la tarde

de ayer en la glorieta de Embajadores, cuando unos doscientos jóvenes de uno y

otro sexo, pertenecientes a partidos izquierdistas sin representación

parlamentaria —Movimiento Comunista, Liga Comunista Revolucionaria y el POSE

profirieron gritos y provocaron a las Fuerzas de la Policía

Nacional estacionadas en las inmediaciones, que tuvieron que realizar una carga.

Los incidentes comenzaron antes de las ocho de la noche, cuando un grupo de

manifestantes situados en el centro de la concentración convocada por partidos

políticos y centrales sindicales exhibieron una bandera republicana, al tiempo

que daban gritos de «¡España, mañana será republicana!». Sin embargo, la casi

totalidad de los participantes en la manifestación que se encontraban situados

en las inmediaciones de los abanderados le recriminaron su actitud y obligaron a

replegar esa bandera.

«HUELGA CONTRA EL GOLPE MILITAR»

Pequeños grupos del Movimiento Comunista y de los otros partidos de extrema

izquierda citados anteriormente, a las que luego se incorporaron grupos de

ácratas, portaban pancartas contra las instituciones.

Las Fuerzas del Orden —la XI compañía de la Policía Nacional, al mando de un

capitán— se vieron obligadas a intervenir ante la actitud belicosa de ¡os

revoltosos. Se efectuó una carga, empleando material antidisturbios. Según pudo

comprobar ABC, algunos de estos manifestantes portaban objetos contundentes,

como una barra metálica, forrada de goma, de medio metro de largo y unos cinco

centímetros de diámetro, que fue ocupada por la Policía.

Después de la carga fueron obligados a replegarse en una de las calles

laterales, en dirección contraria a la concentración autorizada. No obstante,

algunos de ellos atacaron violentamente al cordón de seguridad, integrado por

miembros de los partidos convocantes. La Policía, formó una línea de seguridad

para ayudar al servicio de orden.

Hacia las nueve de la noche se volvieron a registrar los incidentes. Esta vez

hubo violencia física entre el servicio del orden y los ultra izquierdistas, que

intentaban tomar la cola de la manifestación. La Policía no tuvo que intervenir.

 

< Volver