No hay resultados esclarecedores, según los encargados de la defensa. 
 Milans del Bosch llamó mentiroso repetidas veces a Armada en el transcurso del careo     
 
 El País.    12/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

No hay resultados esclarecedores, según los encargados de la defensa.

Milans del Bosch llamó mentiroso repetidas veces a Armada en el transcurso del

careo

A primera hora de la noche de ayer se firmó el acta del último de los careos

celebrados en la sede del Consejo Supremo de Justicia Militar, entre el teniente

coronel Tejero y el comandante José Luis Cortina, que se habían iniciado en la

mañana del mismo día con el habido entre el general Alfonso Armada y el teniente

coronel Pedro Mas Oliver, detenidos todos ellos por su presunta implicación en

los sucesos del 23 de febrero.

Como ya sucediera el pasado martes en el careo mantenido por el propio Armada

con el teniente general Milans del Bosch, según fuentes de los abogados

defensores, ninguno de los comparecientes se retractó de las declaraciones

efectuadas durante la instrucción del sumario. Los abogados defensores

declararon ayer, por otra parte, que Milans del Bosch llamó en varias ocasiones

«mentiroso» al general Armada, en el transcurso del careo del martes, quien en

todo momento, y según las mismas fuentes, adoptó una´actitud de cierto

distanciamiento, incluso en el momento de producirse un incidente con el

comandante Pardo Zancada, que los abogados se negaron a esclarecer.

Tras la celebración de los dos primeros careos entre el general Armada y el

teniente coronel Mas Oliver, y el teniente coronel Tejero con el general Armada,

se redactaron las actas de los mismos, en las que el juez instructor, general

consejero logado José de Diego, hizo constar su impresión de que las

declaraciones de los comparecientes se habían efectuado con la misma firmeza por

ambas partes.

A las diez de la mañana llegaron a la sede del Consejo Supremo de Justicia

Militar los coches del Ejército que transportaban a los comparecientes en tos

careos. Tanto el teniente coronel Pedro Mas Oliver, ayudante del teniente ge-

neraI,Milans del Bosch, como el general Alfonso Armada, el teniente coronel

Tejero y el comandante José Luis Cortina, del CESÍD (Centro Superior de

información de la Defensa), comparecieron vistiendo sus uniformes

reglamentarios, cosa que es preceptiva, acompañados por militares de su misma

graduación.

Tranquilidad de Tejero

Durante la mañana se produjeron los careos entre el general Alfonso Armada y el

teniente coronel Pedro Mas Oliver, que concluyeron hacia la una de la tarde, y

posteriormente, el previsto entre el mismo general Armada y el teniente coronel

Antonio Tejero, que, a pesar de las previsiones de los abogados, en el sentido

de que seriaelp/aío/iw/ede la jornada,se mantuvo, según manifestaron las mismas

fuentes, dentro de unos límites de gran tranquilidad. A las 14.20 horas concluyó

este segundo careo, posponiéndose el ya previsto entre el comandante Cortina y

el teniente coronel Tejero para la tarde del mismo día.

Sesión de tarde

La mayoría.de los abogados defensores almorzaron en la sede del Consejo Supremo

de Justicia Militar, para reanudar la sesión por la tarde. Los abogados Ramón

Hermosilla, Gerardo Quintana y Adolfo de Miguel, que abandonaron apresuradamente

la sede del Consejo a esa hora de la tarde, manifestaron a los periodistas

presentes que en los careos no se había esclarecido absolutamente nada en Jo

relativo a las contradicciones existentes entre los comparecientes, resaltando

la actitud de Armada de «negarlo absolutamente todo». Hacia las tres de la tarde

se produjeron algunos incidentes verbales entre miembros de la Policía Nacional

y los periodistas que montaban guardia frente al número 4 de la calle de

Fortuny.

La Policía Nacional dificultó considerablemente ayer la labor de la Prensa en

las inmediaciones del Consejo Supremo de Justicia Militar.

El careo entre el tenientecoronel Pedro Mas Oliver, ayudante de Milans del

Bosch, y el general Armada, primero de los celebrados ayer, tenía por objeto

superar la contradicción existente entre las declaraciones de ambos militares,

quien manifestó ante el juez instructor que el general Armada había mantenido

conversaciones telefónicas los días 21 y 22 de febrero con el capitán general de

la III Región Militar. En concreto, se menciona la existencia de dos

conversaciones telefónicas mantenidas el dia 21 y otras dos el 22. El general

Alfonso Armada, por su parte, admite que se produjeron las conversaciones del 21

de febrero, aunque puntualiza ´que en ellas sólo se trataron temas

intrascendentes, mientras niega rotundamente haber mantenido conversaciones

telefónicas con Milans del Bosch el día 22.

Las contradicciones fundamentales entre Jas declaraciones del teniente coronel

Tejero y el general Armada, que fueron objeto del careo de ayer, se refieren a

la existencia de una reunión entre ambos militares, declarada por Tejero, que

habría tenido porescenario un domicilio en la madrileña calle del Pintor Juan

Gris, eí 21 de febrero pasado. A dicha reunión habría acudido el teniente

coronel Tejero conducido por el comandante Cortina, quien, siempre según la

versión del primero, le acompañó a dicho domicilio desde el hotel Cuzco de

Madrid, donde ambos se citaron. El general Armada no admitió en sus

declaraciones primitivas la existencia de dicha reunión, y en esta postura se

reiteró durante el careo celebrado ayer.

Por su parte, el comandante Cortina negó firmemente que se hubieran producido

tanto el encuentro con Tejero en el hotel Cuzco como otra reunión en el

domicilio de sus padres, en el Parque de las Avenidas, de Madrid, con el citado

teniente coronel Tejero, Este último se reiteró, por el contrario, en la

realidad de dichos encuentros.

 

< Volver