En la sesión de mañana aseguraron desconocer los planes de Tejero. 
 Los capitanes dicen que no sabían nada     
 
 Diario 16.    24/02/1982.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En la sesión de la mañana aseguraron desconocer los planes de Tejero los

capitanes dicen que no sabían nada.

Madrid - Una vez reanudada la vista, tras el retraso producido al solicitar los

abogados defensores la retirada de la credencial al director de DIARIO 16, el

fiscal pidió la lectura de los folios del sumario que contienen las

declaraciones de tres procesados, capitanes de la Guardia Civil.

Se trata de los capitanes José- Luis Abad Gutiérrez, Enrique Bobis González y

Juan Pérez de la Lastra, quienes manifiestan que se encontraban en un curso para

ascenso a jefe en la sede de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que

no conocían en qué consistía la operación y que únicamente les había dicho el

coronel Manchado que la situación estaba mal y que debían salvar al Rey y a la

democracia.

Dichos capitanes -según su declaración- subieron a los autobuses sin saber a

dónde se dirigían y sin tener mando de unidad alguna. Añaden que al llegar a la

plaza de Neptuno recibieron instrucciones de mantener el orden y evitar

cualquier incidente con paisanos.

El capitán Bobis González, en su declaración fechada en El Pardo el 27 de

febrero de 1981, dijo conretamente que no conocía la operación del teniente

coronel Tejero y que intentó hablar con el coronel del Parque, pero que no lo

consiguió, y subió al útlimo autobús que salió, sin saber qué pasaba.Cumplir

órdenes

Ya en el Congreso de los Diputados -añade- se dedicó a ayudar a una doctora en

Medicina que atendía a personas que necesitaban de auxilio sanitario y a

desalojar a aquellas otras que lo precisaban. En ningún momento —continúa- entró

en el hemiciclo; se limitó a cumplir órdenes y no utilizó ningún arma Ni

siquiera llegó a desenfundar la pistola. En la puerta del Congreso de los

Diputados habló con el entonces diputado de UCD : Antonio Jiménez Blanco, actual

presidente del Consejo de Estado, quien al conocer el asalto al Congreso se

presentó voluntariamente en el hemiciclo para correr la misma suerte que los

demás parlamentarios, cosa que también hizo el diputado socialista José Vida

Soria, ambos de Granada.

El capitán Juan Pérez de la Lastra, en su primera declaración, prestada en

Alcalá de Henares el 28 de febrero del 81, dice que, llegado a la plaza de

Neptuno hacia las 6,30 horas de la tarde, pidió a los guardias que evitasen

incidentes con paisanos y que se distribuyeran en grupos no menores de seis

hombres en los alrededores del CongresoDe paisano bn todo momento -añade- se

dedicó a evitar que ocurriera algo irreparable.

De madrugada se marchó a su casa, se vistió de paisano y volvió a los

alrededores del Congreso, de donde se marchó en un Seat 1500, con los también

capitanes de la Guardia Civil, Abad y Acera, a la Dirección General de la

Guardia Civil.

También dice que al ser preguntado por el teniente coronel Catalán, dijo que

estaban allí por orden de la superioridad, a lo que el comandante Ostos

contestó: «El Rey no está con vosotros.» El capitán Pérez de la Lastra agrega

que tampoco entró en el hemiciclo.

 

< Volver