Ayer le declaró la guerra en Vallecas. 
 El dragón Fraga quiere comerse a San Jorge Suárez     
 
 Diario 16.    05/05/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

2/INFORMACION GENERAL

Jueves 5-mayo 77/DIARIO 16

Ayer le declaró la guerra en Vallecas

El dragón Fraga quiere comerse a San Jorge Suárez

MADRID, 5 (D16).—Alianza Popular inició abiertamente su campaña electoral en la capital de España,

saliendo a la arena enfurecida tras el discurso del presidente del Gobierno, que le sentó como

auténticas banderillas de fuego. El mitin que ayer protagonizó en Vallecas fue el preludio de la

lucha a muerte que se avecina entre Manuel Fraga Iribarne y Adolfo Suárez por arrebatarlos, votos

del Centro.

Fraga instó a las seiscientas personas que asistieron al mitin a que el centro de Suárez no gane

las elecciones, argumentando que comprometería al futuro y a la Corona. Comparó a Alianza Popular

a un dragón frente al San Jorge en la figura del presidente del Gobierno.

El secretario general de la derechista AP se presentó ayer en el pueblo de Vallecas ante un ambiente

que bien pudiera calificarse de prefabricado. Gran parte de los seiscientos asistentes al mitin, por

invitación, se desplazaron desde Madrid. A pesar de que las señoras de Alianza no lucieron las galas

que llevan a las habituales tertulias de "los lunes" en los céntricos locales públicos, no pudieron

escamotear su condición. Los bien cortados trajes y bien puestas corbatas contrastaron con la

vestimenta obrera del barrio.

Elorriaga, fuerza de choque

El acto lo abrió Mari Carmen Martín Rubio, coordinadora de AP en el distrito de Vallecas, licenciada

en Filosofía y Letras y directora de un centro de estudio vallecano. Tras afirmar que Vallecas no es

un feudo del marxismo, se refirió a los bien pagados para que hagan mucho ruido.

En su primera confrontación de la propaganda electoral, Fraga se llevó como fuerza de choque a su fiel

Gabriel Elorriaga, quien estuvo más agresivo, incluso, que su "maestro".

Elorriaga dijo que Alianza no explica sus métodos en México, Washinton o a través de la televisión.

"Nuestro centro, que no es revolucionario ni inmovilismo, tampoco es oficialismo."

En clara alusión al Centro Democrático lo ca1ificó de "falso y artificial, organizado desde las

esferas oficiales y montado por los tránsfugas indefinidos y pacifistas. Es falso porque está

concebido para prolongar en sus cargos a los que llegaron al Poder con camisa azul y guerrera blanca

y ahora se presentan como candidatos independientes".

El PCE no ha cambiado, Suárez, sí

Afirmó que este centro no puede identificarse al que puedan formar socialdemócratas, democristianos

y liberales en otros países, porque son "compañeros de viaje del marxismo".

Hubo carcajadas en el salón cuando Elorriaga se refirió a las palabras del presidente del Gobierno

cuando el martes por la noche dijo a través de TV que el Partido Comunista había cambiado. "El que

ha cambiado no ha sido el Partido Comunista, digámoslo en honor del Partido Comunista; el que ha

cambiado ha sido el señor Suárez."

A renglón seguido habló de quienes traicionan a la Patria. Y seguidamente di-jo: "No queremos renegar de nuestro pasado, porque somos agradecidos. A ese pa-sado no se refirió para na-da el candidato Suárez, co-mo si no tuviera nada que agradecer."

La intervención de Elo-rriaga fue rubricada con una gran ovación por los incon-dicionales, algunos de los cuales hicieros el signo de la victoria con los dedos, mien-tras alguno hizo el saludo fascista, brazo en alto.

Amenaza a los socialistas

Fraga fue recibido con

grandes aplausos y un gri-to de "Fraga al Poder". Hi-zo un recorrido histórico de Vallecas a lo largo de los últimos siglos, para terminar con la España nueva de la época franquista (aunque en ningún momento nombró al anterior Jefe de Estado), que consiguió convertir un "país de malas fondas en la pri-mera potencia turística".

Hizo responsable al marxis-mo de atacar a las fuerzas nacionales, arropado por los compañeros de viaje. "A no-sotros nos atacan porque sa-ben que no nos desplazarán fácilmente, porque le hemos plantado cara. El que Carri-llo haya dicho que Suárez es aceptable y Fraga un de-mente significa que al señor Fraga hay que liquidarlo; del señor Suárez ya nos encar-garemos."

A los socialistas les dirigió una velada amenaza, dicien-do: "Os hemos abierto las puertas; los brazos, también; pero veréis qué hacéis con los puños, porque cuando lle-ga la hora de los puños ya sabemos quién tiene más."

Pistola por medio

Fraga estuvo hablando lar-go rato de su partido, nom-brándolo Alianza Nacional (nombre de la coalición que encabezan Blas Piñar, Fer-nández-Cuesta y Girón de Ve-lasco) hasta que el público le corrigió a voces. Al final del mitin dijo: "Juntos vamos a presentar un gran frente de seriedad nacional."

AI término del mitin, ya en la calle, un reducido grupo de jóvenes del barrio gritó al líder de AP: "Fraga, Fraga, Vallecas no te traga", y sal-tando: "Un bote, dos botes, fascista el que le vote." El líder derechista regresó a Ma-drid en un Dodge Dart, ma-trícula BU-9514. Iba segui-do de un Seat 1430, color na-ranja M.-6169-BG, con cua-tro ocupantes.

Nada más iniciarse la co-mitiva, la persona que iba junto al conductor sacó una pistola de la cartuchera es-condiéndola con las manos entre las piernas, según pudo observar personalmente y des-de cerca un redactor de D16. 

< Volver