El juez instructor rechazó diversas pruebas solicitadas por los abogados. 
 Los defensores de los golpistas no consiguen que declare el Rey     
 
 Diario 16.    24/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El juez instructor rechazó diversas pruebas solicitadas por los abogados

Los defensores de los golpistas no consiguen que declare el Rey

El juez instructor de la causa que se sigue por el golpe de Estado del 23 de

febrero denegó la pretensión de algunos de los abogados de los golpistas de que

los Reyes de España prestaran declaración sobre los

hechos. Asimismo, desestimó la solicitud de reconstruir los hechos ocurridos, la

proyección del vídeo, y un informé sobre medios y organización del CESID. Sin

embargo, el juez ha acordado diversos careos.

Madrid —

El general consejero togado, José de Diego López, juez instructor de la causa

que se sigue por los sucesos del 23 de febrero, dictó un auto en el que entre

otras cosas deniega la pretensión de algunos defensores de que los Reyes

prestaran declaración sobre los hechos, en el plenarío o en la vista.

El juez instructor señala que las pruebas de declaración de los Reyes deben

desestimarse por no haber sido articuladas en forma, ya que se plantea una

declaración no testifical, y porque el Rey está exento de declarar como

establece el artículo 56 de la Constitución.

El instructor dice: «La singular capacidad jurídica y política del Rey

tiene armónico reflejo en el proceso penal, en cuanto titular de la Suprema

Magistratura del Estado, en cuyo nombre se administra la justicia, lo exceptúa

radicalmente de ser llamado al proceso como testigo, para evitar que al deponer

sobre los hechos de los que pudiera tener conocimiento en el ejercicio de su

alta función, quedara desvanecida la intangibilidad que el ordenamiento jurídico

le quiere procurar. Esta argumentación es extensible a la declaración de la

Reina.»

Por lo que respecta a la solicitud de los defensores de que se practique la

prueba de reconstrucción de los

hechos en el Congreso de los Diputados y en la División Acorazada Brúñete número

1, el instructor señala que han de rechazarse de plano, por no estar previstas

legalmente las pruebas de «reconstrucción de hechos», y porque tales pruebas no

va a contribuir notoriamente al esclarecimiento de los hechos, ocasionando por

el contrario dilación y retraso en el proceso.

Careos

El instructor, sin embargo, acordó que se realicen los siguientes careos

propuestos por los defensores:

El día 27, general Armada, separadamente con general Milans del Bosch, coman-

dante Pardo, coronel Ibáñez; el día 28, general Armada, separadamente con

coronel Mas y teniente coronel Tejero; teniente coronel Tejero, con comandante

Cortina; y el día 30, teniente coronel Tejero, con comandante Gómez Iglesias;

García Carres, separadamente con teniente coronel Tejero y coronel Mas.

Vídeo

El auto del instructor deniega también tanto en la fase de plenario como en la

vista la proyección de la película o vídeo en que se recogió el incidente

provocado en los primeros minutos de la ocupación del Congreso de los Diputados,

por no tener encaje claro en los medios de prueba.

Según el instructor, no parece que pueda contribuir al esclarecimiento de unos

hechos que, además de públicamente notorios, están suficientemente aclarados en

la causa.

Sobre la petición de los defensores de que el Centro Superior de Información de

la Defensa (CESID) informe sobre 23 cuestiones relativas a la organización,

medios, órganos y mandos, el instructor no lo considera necesario o

insustituible, y es rechazable porque afecta a un órgano del Estado cuyas

misiones y eficacia se desarrollan por naturaleza en el sigilo y reserva

máximas, por lo que desvelar

información confidencial de dicho servicio - público podría afectar

circunstancialmente a la defensa y seguridad nacional.

Testigos

Además de los careos antes mencionados, el juez instructor ha aceptado diversas

pruebas documentales así como la declaración durante el período de plenario o en

la celebración de la vista de 67 testigos entre los que se encuentran militares

de distinta graduación, desde generales hasta números de la Guardia Civil.

Se contará, asimismo, con los testimonios de los paisanos Juan Pla y Juan

Antonio Sara Ovejero.

 

< Volver